Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘deseos’

Te sientas en un bar con grandes ventanales, y ves atento como pasa una y luego otra y otra patrulla o vehículo militar, escuchas los balazos, y sabes que no hay nada como esa realidad, donde puedes casi palpar la muerte y sentir en el ambiente el olor a carne quemada, mientras todo eso sucede te tomas unas cuantas cervezas, te levantas al cabo de un par de horas y te vas a tu casa, como si nada estuviera pasando, como si la vida fuera un guiño y un instante que no debes dejar pasar, como si lo tuyo en realidad era el convertirte en un corresponsal de guerra. ¿Y el miedo donde carajos quedo?

Anuncios

Read Full Post »

Abril se termina cuando menos lo esperas. Al cabo de un tiempo todo termina. La vida desde luego que sigue, todos los días  nos sorprende. Debo decir que para un enamorado el saber que las cosas se terminan, es el inicio de un caos, nada nos ofrece el placer que es único en el amor y solo nos queda celebrar el tiempo pasado y las cosas que nunca pudieron ser, después de todo siempre podemos beber cerveza y embarcarnos en viajes que año con año emprendemos con el único fin de rescatarnos, de convencernos que en realidad estamos viviendo.

Read Full Post »

No entiendo muy bien porque algunas mujeres atormentan a sus maridos con su belleza, quizá por eso alguien ha inventado el infierno y los castigos por las cosas más ridículas, ¿acaso castigar la infidelidad no es cosa de tontos?

Read Full Post »

Solo escribo más y más, sin destino alguno, quizá lo hago porque muchas veces es la única forma de escapar de la rutina. Me gusta cuando las mujeres cruzan las piernas, cuando eso sucede yo dejo de escribir y lo que es peor me olvido de que existo o existe algo más importante, tal vez es una debilidad, una muy pequeña y que no tiene sentido expresar o tal vez es un sueño, eso debe ser un sueño.  El infierno es una burla, nunca esta cuando lo necesitas, no puedes pactar con nadie y Dios es otro egocéntrico que tiene las puertas cerradas y un gran letrero que dice: No molestar, hombre trabajando. Un escritor es un tipo que desea morir porque nada es cómo piensa, sueña o imagina, un escritor se encarga de mostrarle a todos que el camino más triste de la vida y escribe uno o dos libros a lo  largo de su vida y con eso cree que ha contribuido para que la humanidad sea mejor y el resto del mundo le está diciendo no eres muy bueno. Yo pienso en sus ojos, en sus brazos, en el perfume barato que ahora usa o ese color chillante de pintalabios que la hace ver como una puta, yo pienso en sus piernas y en el infierno que se desata cada vez que con su mirada me aniquila. Yo solo escribo más y más todos los días, pero aún no logro decir nada.

Read Full Post »

Me daba miedo preguntar. Siempre fue así. Le había besado en los labios un par de veces, pero sin preguntar nada, lo había hecho y punto. Para mi sorpresa ella no dijo nada y eso me dejo aún más confundido.

Read Full Post »

Yo quería lamerle sus dientes blancos, tan blancos como la leche.

¿Cuántas veces he tenido que regresar a Udele?, no lo sé y la verdad es que tampoco importa. Recuerdo que en una clase en donde nos enseñaban a escribir o mejor dicho a leer para así intentar escribir, ella nos recomendaría leer a Günter Grass; cualquier estaría esperando que su recomendación fuera para: El tambor de hojalata, pero no fue así, ella nos recomendaría: Pelando la cebolla.

Yo quería olerle las axilas.

Creo que debí ser un hombre cruel con Udele, pero al mismo tiempo que nadie se merece la crueldad; debí dejar que se masturbara y que se fuera perdiendo en sus dolores, en sus fobias, en sus orgasmos en los que algunas veces me incluía, de haberlo hecho, pienso que ella estaría ahora conmigo, pero esa será una eterna duda.

Yo quería desbaratarle el rizado de su cabello.

Era bonita. Sigue siendo bonita, pero ahora vive en New York y puede que la comida de esa ciudad la haga gorda y no me la imagino gorda, supongo que si engorda seguirá siendo bonita e igual la querría amar, no tendría razón para no hacerlo. La vi masturbarse y olerse las axilas mientras lo hacía, luego sudaba y se pasaba la mano por las axilas y luego a la boca y su carne temblaba y ella se ponía roja y sus pecas se perdían entre sus ruidos, y entonces su mirada me incendiaba y ya no era yo y no era nadie y no deseaba vivir más porque estaba seguro que ese era el paraíso o el infierno y no deseaba estar en otro lugar, la vida era cruda, amarga, irreal, ella era otro imposible, uno que llegaría con el tiempo, pero en esos momentos yo no lo sabía.

Yo quería hacerle el amor todo el día y en la noche también.

Ya dije que era bonita, que tenía pecas, seguro que en New York esas pecas han desaparecido, ya dije que sus cabellos tirados en el piso de la casa, se enredaban y eran pequeñas pelotas que recorrían nuestra habitación o la habitación de ella que en ese tiempo también era la mía, ella no era una mujer común, ella era todo lo que deseaba ser y a veces rebasaba sus expectativas, pero hablar de Udele es como hablar de lo imposible, de sueños y de tu Dios.

Yo quería despertar una vez más en ella, con ella y no dejar de excitarme con el color de su piel y el veneno que sale de sus ojos, yo quería quedar fulminado por su mirada y no pensar más, nunca más.

Read Full Post »

Cada uno en su cuarto. No es que estuviera cansado de ella o ella de mí, como tampoco que a su ombligo ya no le guste dibujar corazones con el mío, creo que es una forma de alimentar esperanzas, de creer que aún es posible desearnos.

Read Full Post »

Older Posts »