Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 marzo 2016

Todo este tiempo

Un gato, viejo y un poco ciego, dormía sobre el cuerpo de ella, no pudimos pasar el tiempo juntos, no como queríamos, el era muy celoso y no salió de casa en toda la noche. Su esposo había salido a trabajar y sus suegros ya no vivían con ella. Llame a mi mujer y le dije que regresaría pronto a casa, que no había trabajado, le llame para evitar toparme con alguna sorpresa. 

Read Full Post »

Para todo existe la poesía

Hay días que todo parece ser mágico y uno no para de reír, cuando eso pasa uno se olvida de sus antecedentes y se cree en serio que es capaz de todo y casi seguro que es así, pero por alguna razón uno cae de nuevo a ese espacio donde los miedos son más poderosos y entonces uno desea olvidarse hasta de su nombre.

Read Full Post »

Asesino de sueños

Una mujer desconocida y un viaje en tren, ese era el sueño. Un viaje de tres o cuatro horas en coche y una mujer que es un personaje de Kafka es la expectativa, la realidad es: otro día más en estos castillos de concretos, donde el mejor amante es el ruido.

Read Full Post »

Arder en la hoguera de su cuerpo

Bajo el nuevo tinte de su cabello ella es fuego
es vida, ella es eterna entre el polvo y la ceniza
que abrigaran lo que hoy es cuerpo.

Arde mi piel al imaginar su sonrisa
y ella arde en su propia pasión
que se pierde en la intima noche
donde la mente del amado vaga
errante, pensando en otro sexo

De lo que hicimos con nosotros, nadie los deshace

Viajamos en direcciones contrarias
ella siempre cerca de la frontera
y yo alejándome lo más posible
de una California infernal con sus calores
y sus playas que atrapan miradas

Nos revolvemos en un caos que a veces
parece inexistente, nos inventamos historias
historias que nos sirven para justificarnos
que nos sirven para no destruir nuestros sueños
y que nuestros amores estén siempre a salvo

A veces cuando amanece, me pregunto
si todo esto no es un sueño
y mientras tanto no dejo de arder
en la hoguera de su cuerpo
un cuerpo prometido y jamás dado

Read Full Post »

Esto que llaman realidad

Hablar es un arte que va muriendo, quienes están mejor son los dedos que van ganando velocidad y saben todo tipo de estrategias para comunicarse.

Read Full Post »

Deseos y la gente que habla de lo mismo

Tenía ganas de besarte el pelo. Había leído tantas teorías acerca del amor que ya no sabía si era bueno confiar en ellas, en realidad a la gente no le interesaba el amor, la gente se pasaba la vida haciendo cuentas de lo que tenía que pagar y de lo que no, hablaban de casas o carros por comprar, pero nunca hablaban del amor y sus complicaciones y yo solo quería tener en mi cuerpo ajeno de ropas a tu pelo que recién estabas estrenando.

Read Full Post »

Todo ese dolor innecesario

Con mucha tristeza veo que he perdido el instinto vital que tienen los niños, al mismo tiempo me espanta su inocencia y lo indefensos que están ante las miradas y los deseos de unos cuantos que dicen ser adultos, es en ese preciso instante que quisiera eliminar del mundo a esos monstruos, pero tampoco tengo la fuerza para hacerlo.

Read Full Post »

Miedo a la oscuridad

Por las noches me despertaba por miedo a morirme y antes de abrir los ojos me inventaba un sueño imposible y me lo contaba tantas veces que estaba seguro de que todo eso había sucedido.

Read Full Post »

Al ritmo unísono del sexo

A ella le aterrorizaba la idea de ser seducida, de sentirse atrapada de nuevo en mis brazos, de tener que pasar una vez más ese instante preciso donde todo le tiembla y no saber si lo siguiente que perdería sería la cabeza o la ropa; tenerme adentro y gritar de júbilo y después dejarnos ir, era inevitable, luego venía la tristeza porque a cada uno de nosotros nos esperaban en casa. Entre sus piernas esa incansable palpitación la estaba volviendo loca, y le oía decir: “¡Por favor Dios mío, ayúdame!”

Read Full Post »

Días de contradicciones

En todos estos años, nunca pensé que viviría frente a un panteón, la antesala fue la visita a New York, por una semana vivimos frente a un panteón y ahora con la nueva mudanza, si me asomo a mi ventana puede ver esa larga hilera de tumbas blancas e inmóviles que me invitan a tener pesadillas, y luego pienso en el destino final y en que tanto llegare a conocer de mí mismo, lo cruel será sin duda llegar a ese destino como un perfecto desconocido y tal vez nunca logre saber en qué condiciones llegue a ese lugar, lugar que por cierto no espero sea mi último hogar.

Read Full Post »

Older Posts »