Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 julio 2013

He despertado de un sueño, que a su vez contenía otro sueño donde las cosas no estaban bien, en el primer sueño, en el que se supone que esta a nivel de piel, el que roza con la llamada realidad, soñaba que estaba soñando. Es algo simple y quizá no tenga explicación dicho sueño, pero yo estaba dormido y veía dentro de mi sueño el día de mi muerte o la muerte de alguien más es que en sueños todo es tan confuso. El caso es que sufrí una angustia indesctiptible. Por un lado esa situación de estar soñando y no saber como despertar y por otro saber que la idea de estar soñando es una cruel mentira para hacer la realidad más llevadera.
Debe ser que los sueños son una teleraña y a veces me enredo en ella de tal manera que no logro entender lo que me esta pasando, como tampoco si estoy en un mundo paralelo a esa supuesta realidad diaria. El mundo de lo onirico es extraordinario, pero ultimamente algo me perturba y no lo disfruto del todo. Las otras noches pensé que mis pesadillas tenían que ver con aquello de haber cenado mucho, anoche no lo hice y supongo que rl problema ahora tiene que ver con la indigestión, el caso ez que algo me ha escupido de la cama y ahora estoy en el baño tratando de escribir cosas sin sentido, dicen que esas suelen ser las mejores y yo me divierto con esta actitud clandestina. Lo más recurrente en mis sueños es la edad, no la que tiene que ver con los años sino esa edad en la que descubres que la muerte es algo inevitable y que comienza a rondar. No tengo miedo de morir, lo que me preocupa es no terminar todo lo que tengo en mente y es quizá por eso que todos las noches me atacan esos sueños donde voy muriendo de distintas formas y despierto sobre saltado, cansado y triste, es otra forma de ir viviendo, pero a veces esa forma me resulta cruel, agonica y tan triste que me dan ganas de llorar y veo al resto de la gente (no a toda), que son felices con sus dispositivos inteligentes y que llevan a la mano, siempre con ellos a sus amigos. Debe ser esa la modernidad, pero mi pregunta es que demonios sueñan porque no se les ve cansados, ni desvelados ni tristes.
Hoy me desperté en medio de sensaciones atroces y cuando me vi las manos corrí a lavarmelas pues las tenía llenas de sangre y no había nada a mi alrededor que pudiera explicarlo, es a eso quizá lo que se le llama un sueño real, aunque el mio era un sueño dentro de otro sueño y yo me encargaba de sibrevivir en ese mundo, yo no era un asesino, pero me había defendido hasta darle muerte a alguieb más. Que tristeza…

Anuncios

Read Full Post »

A veces no queda otra opción que imaginar. Imaginar como son las personas que nos leemos, como son las personas que nos gustan, es que a veces nos gustan las personas por sus apariencias, pero no sabemos nada de su comportamiento, en general nos gustan las personas por sus apariencias y poco sabemos de ellas. Así que imaginar es fácil y de cierto modo gratuito. En los últimos días no hago otra cosa que imaginar, por ejemplo imagino que si voy de vacaciones a tal o cual ciudad corro riesgo de caer en las manos de narcos, sobre todo si llevo mi vehículo y ellos descubren de donde vengo y digo que supongo aunque pueda tener cierto grado de veracidad digamos, parece que esto de las mafias es por región y si vives en una diferente al lugar donde te encuentres en determinado momento, te conviertes en un enemigo altamente peligroso, o eso es lo que suponen estos hampones. En fin que suponer es tarea gratuita, pero que trae consecuencias graves y hasta dolorosas.
Eso de suponer a mí se me da con cierta regularidad y casi siempre me equivoco. Hoy en la tarde me dio por suponer que podría contactar a un par de amigos blogueros, pues ando por sus rumbos, el que los pueda contactar no es priblema, el que yo crea que nos podemos encontrar eso si supobe cierto riesgo y digamos que ya supone entrar en terrenos más complicados, pero quien en esta vida no ha supuesto algo e incluso a soñado con cosas que de entrada parrn imposibles, supongo que todos.
Lo que en realidad supongo es que para el próximo mes voy a volver a contar la historia que se ha visto truncada en todos estos días, desde luego que hablo del collar del perro, espero que no quede en un suponer eterno y cansado.

Hoy conviví con un grupo de gente, recordé mis tiempos de vago y supuse que me habría enredado en las brazos de alguna chica linda si tuviera aquellos años y no por necesidad, sino por puro gusto, desde luego que decir esas cosas es fácil, el verdadero problema es intentarlo, ni que decir de hacerlo, o eso es lo que supongo.

Hablando un poco en serio si es que eso es posible en este mundo en el que nos desenvolvemos cada vez mejor y con una soltura que hasta espanta, supongo que todas estas ideas antes contadas no son otra cosa que el reflejo de los años que he ganado, el gusto, el deseo, las ganas, los sueños y las supuestas batallas que podría ganar con cierta facilidad son eso una eterna suposición aunque creo que han existido desde siempre, pero yo supongo que las cosas son así como las deseo, como las recuerdo y no como alguien más crea que fueron. Suponer que entrar a terrenos de otros grupos ya sea de narcos o de ciudadanos que cuidan su ciudad y creer que no va a suceder nada, sobre todo cuando se viene de una ciudad donde habitan sus eternos enemigos, es algo que no se debe hacer porque es casi seguro caer en un grave error y supongo que eso no es miedo sino precaución. Quien piense que estoy en un error, sus razones tendrá para suponer tal situación

Read Full Post »

Un hotel que no tiene planta de emergencia por si se queda sin energia electrica. Una tormenta electrica, lluvia fuerte, granizada. Hotel sin luz, sin agua y me piden que cuente un cuento de terror y no tengo ni puta idea de como contar un cuento de terror, recordaba algunos de mi infancia pero los recordaba digamos mal, una versión modificada, trunca, que no tenía el mayor chiste y contarla así era un error tremendo, el caso es que he perdido toda habilidad para contar historias desde que intente escribirlas y eso me hace pensar que algo anda mal, porque supongo que si alguien pretende escribir historias deberia ser capaz de poderlas contar a viva voz, aunque son dos cosas diferentes. Un hotel sin luz y sin agua, eso si que es para tener terror, supongo. Casi todos en mi familia son buenos para contar historias y me pregunto que diablos fue lo que paso anoche, supongo que lo he olvidado y eso es todo.

La historia de una mujer que muere en tus brazos cuando tú intentas hacerla tu amante, eso es una historia de terror?

Read Full Post »

El silencio se apodero de mi en los últimos días. Todo fue repentino, una tarde, una chica, una sonrisa, una herida y la explosión necesaria que surge con el recuerdo. La memoria cuando se incendia no hay nada humano que la controle, que la apague. La memoria es una maravilla, el silencio es en mí esa lenta agonía que me convierte en esclavo de absurdos deseos. Pues bien te decía de una chica y una herida, la cosa es simple conocí a una chica que tenía una herida que le dividia el rostro, le cruzaba los labios y rozaba la parte izquierda de su nariz, aunque rozar es decir poco. La conocí hace un tiempo y estaba olvidada en esta memoria quebradiza, pero hace unos días la volví a encontrar, no me fije en sus caderas, ni en sus senos, ella es la chica cuyos senos tienen ese sabor a hierbabuena, pero no me fije en las cosas que todo mundo suele observar cuando se encuentra con una chica, yo me fije en su cara, en esa cara dividida, y en esos ojos que durante mucho tiempo me mantuvieron perdido de este mundo. La chica me jura que nunca antes me ha visto y yo le describo el pequeño lunar que tiene por debajo del ombligo y también la hablo de otra cicatriz que tiene en la cadera y el tatuaje que se anida entre sus muslos, tatuaje que llego hasta ese lugar representando cada uno sentía por el otro, ella me dice que todo eso es cierto, pero que por desgracia no me conoce y eso me desconcierta y mi mundo se empieza a caer, supongo en ese instante que la he conocido en un sueño o dentro de un sueño, sueño que he soñado a una chica con todas las caracteristicas que he dicho antes. El caso es que me perdí y las largas ausencias me duelen mucho. En estos días no he hecho gran cosa, me mantuve atrapado entre el cansancio y el sueño, quizá por eso tanto silencio.

Read Full Post »

“Letras de Agua…”

Soy.LaParka

.

El mar…ese murmullo constante que me recuerda a ti,

entumece mis adentros naufragando en tu confín…

sentado en la orilla, siento como tu piel se humedece,

soy esa pasión desmedida que me traga,

que me enfurece, que me ciega, que me hace perder los sentidos,

sentado en la orilla, ese mar me baña con su espuma, me transforma, me domina

y me lleva a imaginar el sabor de tus labios en esta loca rutina.

El mar…ese murmullo constante que me recuerda a ti,

un vaivén que acuna el alma que calla…un silencio sin fin…

sal que entumece los labios que no beso,

abismo insondable que sin querer araña el embeleso,

entre orillas abiertas… la piel que siente estremecimiento,

las letras encadenadas de mil sentimientos

vocales  sin ortografía, sin un punto pequeño,

se quedan congeladas y entre tu pluma y la mía…

se van desvaneciendo…

.

Carlos Efron Mur

y

Ver la entrada original 14 palabras más

Read Full Post »

Qué demonios somos sino tenemos sueños. Cuanto nos cambia la vida por un simple acto, por algo que parece no tener sentido y cuanto de lo que dejamos atrás termina por llevarnos a una vida que no se parece en nada a lo que alguna vez soñamos. Despierto, pienso en las cosas que estoy haciendo, hace unos días me quejaba de la edad y no tengo nada en contra de ella, pero me quejaba porque a lo largo de todos estos años me fui llenando de pendientes y mi emociones me insisten una y otra vez en hacer cosas que tal vez no quiero, pero que están presentes una y otra vez, como si en ello solo existiera una razón de ser y estar y que son todo lo que he ido deseando a lo largo de lo que he vivido. Cuánto de las cosas que hacemos terminan por cambiarnos, el trabajo, los deseos, los viajes, los enamoramientos frustrados y los enamoramientos digamos más o menos realizados. Durante años pensé que no habría otro destino para mí, que el trabajar como velador de cualquier fabrica, que al trabajar así podría tener una ganancia doble, es decir un sueldo que me permitiera vivir sin lujo alguno y de paso ese trabajo me daría la oportunidad de leer y escribir, eso era quizá uno de mis sueños recurrentes, un sueño donde me pagarían por escribir, aunque el contratista no sabría nunca que me pagaba por hacer lo que a mi gusta. Después de muchos años, resulta que termine trabajando de noche como si fuera un velador, aunque este trabajo me da muchas flexibilidades, por ejemplo no tengo que andar recorriendo las instalaciones del lugar ni nada parecido, solo estoy a la espera que se me requiera y me ocupo unos cuantos minutos y a entonces puedo seguir esperando. Es un buen trabajo, no me quejo, al menos no con las quejas habituales de que podría ser mucho mejor. Aunque debo decir que solo es un trabajo, un tanto ideal y me acomoda a placer. Alguna vez escribí lo que yo considero mi primera novela, una historia en la que narro la muerte del abuelo del personaje de esta historia, ese personaje mientras escribía este relato trabajaba en una empresa de guardias privadas que trabajaban por las noches, no sé si era una buena historia pero me divertí mucho mientras lo hice. Ahora escribir me resulta mucho más fácil, creo que el término fácil no es correcto, he querido decir que me desenvuelvo con mucha mayor facilidad, aunque me es más complejo porque descubro un mundo de errores y carencias, pero todo esto no es otra cosa que hacer lo que uno desea. Pero regreso a la idea original, la vida sin sueños, la vida con deseos y esos mensajes que nos lanzan las personas que amamos y no nos damos cuenta de ello. Somos especialistas en truncar sueños, en destruir esperanzas, en romper con un supuesto destino y todo gracias a nuestros caprichos. Aunque solo estoy jugando con esa idea. Todo esto viene a cuento porque hace una rato me manda un mensaje una de mis sobrinas, tiene diez años y recuerdo muy bien su primer día en este mundo, Yuni, así la he llamado desde siempre, tengo con ella una relación extraña, esa relación de amor constante. En su mensaje me dice que quiere una casa de muñecas, lo cual me parece de lo más normal de este mundo y después de dos o tres mensajes más me pide que le llame, lo hago. Me desbarata oírla, ella vive en la ciudad de México como a unos mil kilómetros de donde ahora vivo. Me desbarata porque ella me dice que su madre ha decido que se van a mudar y que ella se ha tenido que despedir de los amigos, y que el viernes fue a sus últimas clases de danza y que se ha tenido que despedir de sus amigos y que uno de ellos salió corriendo, no quiso hablar con ella y se refugió en los brazos de su papa´, mientras ella estaba llorando y deseaba que su amigo la abrazara, no quería despedirse de él de esa forma, ella está muy triste y solo entiendo porque desea una casa de muñecas, solo entonces entiendo a que viene el deseo de ella para que yo le hablara y enmudezco porque el llanto se apodera de mí y ella me dice: no llores peloncito, no quiero que tú también estés triste. Me hace pedazos y no sé qué hacer, le digo no tengo muchas opciones, y que si su madre ha pensado que es lo mejor seguramente así debe ser, y ella me dice que se va a mudar que no puede hacer otra cosa pero que ella preferiría mil veces vivir conmigo y que cuando este más grande me va a buscar, y entonces no logro controlarme y tengo tristeza, rabia, desesperación y un mundo de sueños de los que me voy alejando constantemente. No importan todas las cosas que pueda o no hacer en esta vida, no importa que los deseos o los sueños una y otra vez cambien de dirección, como tampoco importa que a estas horas yo no sea capaz de entender los mensajes que me lanzan mis amigos y pienso que no todo es lo que nosotros queremos, que no todo es un mundo ideal donde el final un día nos va a sorprender sin dolor alguno, donde las cosas que no hemos hecho dejaran de importarnos de un día a otro. Qué demonios es una vida sin sueños, qué sentido tiene esta vida si nos preocupamos por cosas vacías que solo llenan un espacio y nos perdemos de las pasiones y las sensaciones humanas y con ello de la gente que nos rodea. Pienso, siento, me escondo tras esta mascara que parece insensible ante los ojos de los demás, pero esta noche estoy seguro que no de dormir, tratando de rescatar de esa caja de recuerdos los mil sin sentidos que le he dado a muchos actos de mi vida, esta noche pienso que el cielo se va a convertir en mi cómplice y dejara caer sobre toda la ciudad una lluvia torrencial para recordarme con la humedad de la tierra que la esencia de la vida no es otra cosa que el instante que vamos viviendo y que no es momento de perder el tiempo en cosas que no tienen sentido. Yo esta noche confieso que estoy vivo, que a veces me dejo atrapar por una serie de cosas que no tienen sonido ni esencia, confieso que esta noche mi pequeña me ha devuelto un poco de lo que siempre he sido, yo he llorado porque las mudanzas siempre nos llenan de llantos aunque con el paso del tiempo nos olvidamos de estos instantes. Qué sentido tiene esta vida si nos olvidamos de los seres que amamos y dejamos de soñar. Quizá ninguno.

Read Full Post »

Al paso que voy es más probable que gane 20 kilos a que logre los objetivos planteados para este mes, en honor a la verdad no he planeado nada pero me gusta hacerme a la idea de que es así. Me he mantenido ocupado pensando en las cosas que puedo hacer que me olvido de todo y termina el día sin que logre hacer gran cosa. Creo que no ganare los 20 kilos, pero con suerte me salga un poco de cabello, pero no me gustaría tener cabello de nuevo, creo que ser calvo es algo que me va bien, al menos eso supongo. Creo que no es necesario crear un conflicto donde no existe, no hace falta pensar en las posibles crisis que vienen con la edad. Todo mundo habla de dichas crisis, hace un rato escuche a un grupo de mujeres que hablaba acerca de los padecimientos de sus embarazos y de como la piel dejo de tener aquella elasticidad y belleza que poseía hasta antes de embarazarse, pienso que todos tenemos esos problemas que nos rondan conforme vamos cumpliendo años, no importa si eres hombre o mujer, para todos son iguales y están siempre presentes. Yo lo que hago es sonreírle un poco a esos problemitas de la vida y es que no s eme ocurre otra cosa.
Creo que mis estados de ánimo, se deben a que últimamente tengo mucho sueño y no logro dormir lo que yo deseo eso sin considerar que soy enemigo de dormir durante el día y aunque no envidio a los que se pueden acostar y tomar una siesta, existen días en los que yo quisiera hacerlo. Me sucede que en cuanto llega la noche todo ese sueño que he cargado durante el día se desaparece y supongo que eso no es nada normal, aunque me considero fuera de lo normal, pero eso no quiere decir que yo sea un ser voluble o con ciertas patologías que pongan en peligro a los que me rodean. Hay algo que me está fatigando mucho, pero no sé que es.
Durante el día se me han ocurrido algunas ideas que bien podría usar para el desarrollo de la historia que he intentado construir, ideas no del todo claras, pero que en ese momento me parecía que encajarían a la perfección, pero no tome notas de esas ideas y me puse hacer otras cosas, que al final del día no pude recordar de que trataban esas ideas y eso me ha frustrado un poco más. Una historia no tiene sentido si trato de hacerla encajar dentro de un patrón determinado quizá es por eso que prefiero dejarme llevar como si todas esas cosas estuvieran sucediendo en estos momentos. Algunas cosas de las que cuento en ese relato en realidad han sucedido, por ejemplo mataron a mi perro, quizá porque ladraba en cuanto alguien se acercaba a casa, a veces creo que mi perro presentía la muerte y por eso estaba alerta, pero si alguien intentaba entrar a casa corría grave peligro y por lo tanto mi perro era enemigo de ladrones y de los amantes de las noches que suelen entrar en las mediaciones de las casas para espiar a sus ocupantes, pero mi perro no solo ladraba en cuanto algo le parecía extraño, sino que si alguien intentaba cruzar los límites que él tenía marcado como su territorio, pues no le daba tregua y los mordía. El que mataran a mi perro fue una tristeza que me ha seguido desde que yo tenía 9 años y en verdad me duele sin importar todo el tiempo que ha pasado. Tocar el tema, escribir acerca de mi perro es algo intenso y creo que todo el tiempo le he estado dando vuelta al asunto porque no deseo revivir ciertos momentos de mi vida, pero la historia me lo recuerda a cada instante o línea escrita y pienso que al final voy a llorar porque creo que esta historia de ese se trata, de soltarme de mi perro, de dejarlo en mis recuerdos y dejarlo que descanse en paz si es que eso aplica también para los perros. Hay otras cosas dentro de ese relato que también son ciertas, uno o dos nombres corresponden a la vida diaria y una o dos descripciones en realidad han sucedido así, aunque todo buen escritor siempre debería negar esas cosas, decir que nada de lo que cuenta ha sucedido en realidad, pero bueno, todo mundo tiene claro que una cosa es la historia o el relato y la forma en la que se cuenta y otra es esa situación a la que nos da por llamar realidad o casos de la vida real.
Creo que si no me desespero como hasta ahora lo he hecho, al final de algunos meses o días más voy a obtener mi recompensa, y si algunas pasiones van a salir a flote y me pondrán en un estado emocional endeble, supongo que voy a salir ganando porque algunas cosas quedaran en donde deben estar. Lo que en realidad me desespera es ir ganando años, hace unos veinte deseaba tener cuarenta y desde luego eso tenía un sentido básicamente y no era otra cosa de ver todo lo que había hecho en esos largos veinte años, confieso que además de haber ganado unos cuantos kilos y de haber perdido la mayor parte de mi cabello y de que el que me queda se esté poniendo blanco, confieso que además de tener los problemas que todo mundo tiene a los cuarenta, muchas de las cosas que esperaba no han sucedido hasta hoy, pero todo eso se debe a que siempre voy dejando las cosas para el último, y debe decir que en este momento me gustaría tener por lo menos un par de historias terminadas, porque eso he querido desde siempre y no es otra cosa que convertirme en escritor, y que ese sea mi oficio. No puedo quejarme de la vida que llevo, pero quien esté satisfecho con la vida que tiene, sobre todo con la vida en donde se incluya todo lo que siempre soñó, por favor que se calle no quiero morirme de la envidia.

Read Full Post »

Older Posts »