Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 febrero 2013

 

 

Yo, calvo, aprendiz de escritor, lector nocturno, amante de las historias y los plagios, en ocasiones exhibicionista, no sé nada de armas ni de amantes pero deseo tener una (arma desde luego, en el tema de las amantes, pienso en tres), mexicano que vive en la frontera y que no desea vivir del otro lado; yo que odio el trabajo, sobre todo odio a los jefes del trabajo, que duermo mal o mejor dicho ni duermo, desde luego que lo intento, boca abajo, boca arriba, de lado, en posición fetal, con un cojín entre las rodillas o una puta almohada bien cara, lo intento con un cobertor o con sabanas de todos colores, desde luego que todos los días abandono la cama lamentando el no poder soñar, ni siquiera un poco y mi mujer me grita que ya está el desayuno. Yo, salgo a la calle y veo un grupo de chicas bien, chicas que me hacen un guiño, seguro les gusto o les gusta mi calva, pero soy un ser despreciable que vive en México y no les hago caso, me marcho a toda prisa. Siempre es lo mismo.

 

 

Read Full Post »

 

 

Los policías de seguridad del aeropuerto no confiaron en su palabra y le pidieron que hiciera el favor por favor de quitarse la ropa. Ellos pensaban que llevaba algún tipo de arma debajo de los pantalones y que el detector de metales estaba fallando. Su sorpresa fue mayúscula.

Read Full Post »

 

 

El cardiólogo no le advirtió acerca de los esfuerzos que con lleva hacer aquello. Su corazón falló mientras que su boca se aferraba a la teta de Fulanita; no se sabe bien si fue eso o que tenía el trasero ocupado con el asunto de su amigo Ramón.

 

 

Read Full Post »

 

 

Él se saco el asunto, mientras que ella seguía sentada; ella  abrió los ojos desmesuradamente.

—Qué demonios piensas hacer—le dijo ella, mientras seguía inmóvil.

Él la orino en su pierna izquierda.

 

 

Read Full Post »

 

Su compañero de cama llevaba ya dos años sin moverse. El excesivo gusto de ella hacia él o su miedo a la soledad, la llevaron a estar al lado de su amigo, al principio aquello era una pestilencia insoportable, y mientras él se iba transformando en polvo; comenzó a huir.

 

Read Full Post »

 

Esa noche ella le daría gusto. Su marido andaba con una o con otra y, eso a ella le había cansado ya. Cuando él llego a casa, ella le ofreció su vagina. Fue por gusto y por su boca como él hizo su entrada triunfal al mundo de las tinieblas.

Read Full Post »

Mi vida se ha puesto en peligro, gracias a un loco que desea que yo cuente su historia, me ha dicho que tengo que hacerlo, que no vamos a discutirlo, que si no…

Read Full Post »

Older Posts »