Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 mayo 2015

Había dejado de mirarle las tetas.

Yo no quería mirarle las tetas, pero era lo único que destacaba de ella. Me dijeron que el cabrón que se la estaba tirando tenía tuberculosis desde hace una semana, me dijeron que ella era aficionada a no bañarse y que últimamente se la chupaba a cualquiera, también me dijeron que estaba dispuesta a morir de amor. ¡No!, no era por mi abandono, sino porque una mañana descubrió que se le estaban secando las tetas y estas se estaban cayendo, ya no tenían ni la misma fuerza ni la misma voluntad. Su deseo por dejarse morir se acabo en cuanto se entero de que el cabrón que se la estaba tirando, tenía tuberculosis. Ella corrió como loca al servicio de Rx y solicitó un estudio de inmediato, yo no tenía ganas de discutir, ni de hacerla de segundón, le tome la radiografía y le dije que era evidente que estaba muy mal y que se la cargaría la chingada, fue entonces cuando ella me dijo: antes de morir quiero que lo hagamos una vez más, no importa si tengo que taparme la boca o me pongo de espaldas, es más no me importa nada si lo hacemos una vez más, desde luego le dije que no, yo estaba inmerso en un nuevo infierno y por ningún motivo deseaba contaminar mi relación. Desde luego que ella no estaba enferma. Le dije que lo único que podía hacer por ella, era invitarla a vernos, a mi nueva pareja y a mí mientras lo hacíamos, a lo que ella agrego; solo si me miras las tetas.

Read Full Post »

Sin ti me reconozco con facilidad

Ella tenía ganas de que la quisieran y yo tenía ganas de dejar de querer, siempre fuimos contrarios; tal vez sus sueños no me importaban en lo más mínimo, es decir, si su marido le hacía o no cosquillas con los besos era algo que me tenía sin cuidado, como tampoco me importaba lo que ella había llamado como mi día de la suerte o si lloraba o si reía, es más la idea de estar hechos el uno para el otro siempre me había parecido ridícula. No sé muy bien la forma de sus dedos, ni la de sus ojos que esconde debajo de unas gafas que dan tristeza, dan tristeza por feas y viejas; para mi ella era un lugar de descanso, al fin y al cabo siempre fuimos diferentes, uno contrario al otro. Quizá el único consuelo era que al final le decía que si me hubiera conocido veinte años atrás otra sería la historia entre los dos, a su favor debo decir: que sus pechos no me cabían en las manos, pero eso tampoco tiene importancia.

Read Full Post »

Faltaba un día para romper con ella y no pude más

Bien, cada vez soy menos tolerante, quizá la muerte aún está muy lejos, al menos si la veo como algo natural, como algo que llega con la edad, el trabajo en el hospital es un poco complicado, sobre todo los sábados. Decidí pelearme con Abril, no porque ya no tenga importancia, sino porque me he cansado de ella y de sus juegos que nunca terminan por concretarse y porque cada vez estoy más cerca de abrazarme con Udele y porque hay días en que todo me parece insoportable y ese día, cuando rompí con ella era un día insoportable y yo no tenía deseos de tolerar a nadie. Había perdido las ganas de ir al cine y muchas cosas me parecían estúpidas, así que estaba jodido, tal vez no habría tenido todos esos problemas si mi rutina fuera otra, pero eso es lo que se tiene y yo no podía seguir tolerando que Abril quisiera dominarme y decirme que hacer o no, eso sin contar que la que en realidad me gusta es Udele y su gato y esa sonrisa que abarrota su rostro y Central Park y la vida en otra parte.

Read Full Post »

Me da pereza pensar en la existencia de un Dios

Dios es el pretexto más grande. Un jarron roto que ha dejado de adornar una mesa, cualquier mesa. La vida tal vez sea una serie de posibilidades, pero pensar que un tal Dios eterno y todo poderoso nos pone a una persona enfrente para amarlo es algo que no tiene sentido. Imaginan un mundo donde todo lo que hacemos es capricho y deseo de un tal Dios. Yo por eso prefiero el infierno si es que existe, al menos nadie justifica sus acciones con el Demonio.

Read Full Post »

Ella dijo…

Al final nos tenemos que deshacer de nuestros cuerpos, poco antes de que el olor nauseabundo nos atrape del todo. Mientras llega ese final, ella cree que el amor verdadero no se abandona y yo me pregunto si cuando va al baño, antes de sentarse lo limpia, es casi seguro que no, pero eso ahora no importa. El amor querida no importa el nombre que le des termina por abandonarnos o nosotros lo abandonamos, incluso cuando uno cree que es eterno, lo que en realidad me da tristeza es que alguien más se tenga que deshacer de nuestros cuerpos, y eso es el matrimonio, testigo mudo de nuestro paso por la vida y proveedor de quien se deshaga de nuestros cuerpos cuando dejan de funcionar; ¿y qué demonios es la vida?

Read Full Post »

Perder la memoria

Nada te devuelve al pasado, algunas veces es la memoria la que te ubica una y otra vez en algo que te ha quedado grabado para siempre, ¿pero qué demonios pasa si la memoria se borra?, seguro que casi nadie quiere regresar al pasado, y con justa razón, pero es gran medida lo que somos y no podemos vivir sin los recuerdos. Hoy me entristece saber que puedo perder la memoria y entonces ya nada tendrá sentido.

Read Full Post »

Vida de hospital

En las noches es común el olor a sangre, sangre y orina, casi nunca el olor a sudor, es un olor que te deja cansado, mucho más cansado que cuando tienes sexo durante días  y después del olor viene la tristeza y las almas se ponen a viajar. A nadie más le importa, quizá porque no son su familia, no lo sé.

Read Full Post »

Older Posts »