Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 abril 2010

Regalos

Entonces por qué tanta crueldad, mira que regalarle un libro el día del niño.

*Para que tenga lo que yo nunca tuve de niño.

Anuncios

Read Full Post »

No me gusta esta ciudad. No tiene nada que ver que sea gris, o que este llena de sapos. Lo cierto es que me recuerda mi niñez, en todos los aspectos y no soy fan de la tristeza. Esta tarde caminaba rumbo a casa, no se bien si el trayecto era de norte a sur o viceversa o en cualquiera de las direcciones posibles, pues soy muy malo para las orientaciones. El caso es que iba con rumbo, y fue en ese andar, donde descubrí que la ciudad me recuerda a la ciudad en la que crecí y también me recuerda el patio de la casa de mi madre que daba más allá del fin de todo lo existente, recordé al enmascarado de plata es decir al Santo, al Blue Demon, al Mil Mascaras y a otros tantos, aquello para mí eran luchas, no las cosas que ahora vemos. Y sobre todo recordé la voz del abuelo.

Quizá no todos los niños son felices o quizá deba decir que no todos los seres felices son niños. La cosa en esos tiempos era compleja, claro que fuera de la casa no presenciabas balaceras como puede ocurrir con los niños en estos tiempos, pero eso nos cansamos de ver centroamericanos que buscaban un capítulo para ese gran sueño, el que llaman americano.

Recordar al abuelo no es malo, pero así empiezan los duelos, las historias sin sentido y en un rato puedo estar llorando y en otro jugando a la pelota con mis primos, ahora que lo recuerdo, nada fue fácil, ni siquiera el día de los niños y sin embargo todos los días despertaba y me decía hoy será diferente.

Read Full Post »

Sonó el teléfono, y la historia cambio de rumbo. Apenas en la mañana se habían entregado a los placeres más inquietos de todo el tiempo que llevaban juntos. Olvido sus papeles en casa y el color de su piel lo delató, la cacería había empezado, Arizona, no era tierra para la raza de bronce y no era tierra para los ilegales. Todo mundo los vio partir: por la tarde estaba tirado en una ciudad desierta, nadie dijo nada, ella angustiada esperaba su regreso. No pudieron ser tres, pero al tiempo, sin que nadie lo diga, ella no estará sola, serán dos de nuevo.

Read Full Post »

Qué hizo ella por mí

*Todo

Read Full Post »

 Qué hice yo por ella

*Nada

Read Full Post »

Nadie.

Todo mundo hacía una lista de lo que él tenía. Nadie nos dijo: que no tenía un perro, que no tenía sueños, que le hacían falta los otros colores en la ropa que no fueran blancos o negros, no tenía un jeans, no tenía un libro bajo la almohada, no tenía un par de gafas para leer, no tenía miedo a nada. Lo que si le sobraba y nadie nos dijo: eran los gatos. Nadie nos dijo que todas las mañanas perdía una historia porque no tenía ganas de contarla, nadie nos dijo que en sus sueños, siempre se le aparecía Hitler y nadie nos dijo que su color de piel era más oscuro que la noche, como quien dice, negro. Nadie nos dijo que era un alemán y que su abuelo era un cartero. Nadie nos dijo que él dio origen a la segunda guerra mundial y lo peor de todo, es que todo mundo nos decía que era el hombre más encantador, sin importar que su padre lo odiaba, nadie nos dijo que odiaba al mango por su color, después de todo el color lo es todo y nos aman o nos odian por ello.

Read Full Post »

Ni modos.

De todas maneras los lunes ni me gustan.

Read Full Post »

Older Posts »