Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 marzo 2010

Confesión.

Como separar la vida, las emociones, de todo aquello que se desea hacer. No creo que una persona se acueste siendo una y despierte siendo otra. Como sea, lo cierto es que debo dotar a este espacio de un corazón, pues de otra forma no es más que un sitio más, un sitio como otros tantos y la intención es que sea una extensión de lo que se piensa, se siente, que sea algo más de uno, de los sueños, de lo que se escribe, algo intenso y que tenga vida. Quizá lo mejor sea despertar mucas veces, hasta lograrlo.

Read Full Post »

Regresas a la realidad. La magia de todos estos días, se puede perder con mucha facilidad, sobre todo cuando te encuentras con las noticias que un grupo de jóvenes son arrastrados a un destino que no les correspondía, son llevados por otro grupo que gusta de la muerte de seres inocentes. Así es la ciudad, por un momento piensas que todas esas cosas que se dicen no son parte de la realidad colectiva, que fue un mal sueño, que la vida es otra cosa, toda bondad quizá, toda entrega, un mundo de amor, pero la verdad es que esta del carajo. Y pensamos en el ejercito, en la lucha contra las drogas, en la prostitución y en la excesiva pobreza, aunque eso de excesiva ya me parece ser un abuso. No existe un mejor lugar o un peor lugar, no existen territorios bajo el comando de la tranquilidad y la vida en total desasosiego, es decir la vida perfecta, todo tiene su contra, su porque no estar en esos lugares. Acá es así, sales a la calle y ruega por no encontrarte con un loco que te tire de balazos, no sea que este enojado porque alguien no le cumplió todos sus caprichos, pero en medio de la sierra (donde matan jóvenes) que esperas, quizá: que te dejen vivir en paz. Creo que todo esta venía pasando, pero antes no nos decían nada, quizá porque las noticias no viajaban con tanta facilidad.

Read Full Post »

Después del sexo.

Después del sexo, uno tiene que comer, fumar un cigarro, jalarse las orejas, tomar un poco de agua, aunque casi siempre lo mejor es: platicar de forma interminable, después del sexo, las parejas se  confiesan el amor que se tiene, los sueños y cuando pasa un rato, uno comienza a pensar de nuevo, en comer, fumar, jalarse las orejas, tomar un poco de agua y por qué no, en un buen café, aunque siempre lo mejor es platicar de forma interminable, después del sexo , las parejas  se confiesan el amor que se tienen. Y sobre todo volver a tener sexo.

Read Full Post »

Regresos.

Por alguna razón los días no son iguales, los del blog y los que vivo a diario, configuración de zona horaria o lo que sea. Parece que la diferencia es de una cuantas horas, el caso es que vivimos si se le puede llamar así, desfasado. En honor a la verdad estoy un poco cansado y voy dejando un tanto de leer y de escribir, pero se sigue trabajando, sales a la calle, miras a la gente hablar, escuchas de todo, como cantan, como enamoran a sus mujeres y medianamente como seducen a sus mujeres. Las voces siempre dicen algo, el problema es no confundirlas con el sonido del viento o de los lamentos. El regreso a casa, es casi inmediato, el regreso a la ciudad de México parece aún lejano, lleno de obstáculos, de pendientes y de sospechas, que si los malos esta vez no harán de las suyas y llenaran de miedo a todo los que viven en laciudad-casa-dormitorio, etc. Me gusta la vida en directa. seguiré un poco por la ciudad, averiguando a que sabe el liquido que corre por sus venas.

Read Full Post »

Amanecer.

Un amanecer hermoso. ayer alcanzamos aún una de las últimas travesías de las ballenas (quizá) en el mar de  Córtes. Por supuesto que lo inquietante de encontrarse con las ballenas no es su tamaño, sino la gracia con la que se mueven y luego cuando por un segundo te quedas viendo a sus ojos, la vida ya es otra, no sabes con claridad si tú fuiste a verlas a ella o ellas esperaban para verte y llevarse tu imagen a lo largo de su recorrido, pienso en su memoria, en su capacidad para no olvidar la ruta año con año y pienso en lo hermoso de esta experiencia, pienso porque es lo único que se hacer y cuando estoy pensando, me digo estar trabajando, pienso y sigo con el proceso de creativo y es una pena que en mi novela no pueda entrar la imagen de una ballena, ni siquiera de manera emergente, es como dejar la lealtad de lo que escribo y perderme en mares que no me regalan ningún acierto.

Mr. U debe andar en medio de la ciudad y lleno de ruidos, mi amigo Pablo seguro que no le da vuelta a su mundo, se supone que hoy le tocaba leer en clases, pero al desistir la maestra por alguna cuestión de salud y no dar clases, todo queda en un maro de espera, mi amigo, que además es mi profesor en otra clase de creación literaria, anda de vago por Europa y las amantes andan en sus placeres inquietos, tal cual musa en medio de las letras. En cuanto a la historia de Paul Auster, quien seguramente merece que sea leída de una sola sentada, pues me tiene atrapado, al mismo tiempo hago relecturas, escribo un poco, coqueteo con el amanecer y tomo fotos, muchas fotos, no tengo la memoria de los elefantes o las ballenas y quizá mi camino es aún más largo por recorrer. Me gusta esta vida, aunque duerma mu poco o incluso nada, me gusta en verdad. Algo debe cambiar en mi ortografía.

Read Full Post »

Sala de espera

He tenido unos sueños fantásticos. Lo primero es que estaba en Guadalajara, en la Feria Internacional del libro. Junto a Pablo, esperando para hacer nuestra primera lectura en público, según mi sueño, nos ganamos algún concurso literario, el caso es que yo no escribo para concursos literarios y voy lento con la construcción de la novela. Hablando de la novela, sigo leyendo a Paul Auster y habla en algunas paginas de lo importante que resulta robar, algunas estructuras y sobre todo algunos cuadros o arcos dramáticos de ciertos personajes, no es necesario ponerles el nombre que ya tienen en esa obra, pero si dejar claro que son ellos, lo cual ya no es una novedad, es algo que hemos discutido en las clases de Ruisánchez. Otra aventura en los sueños, viene de uno que tuve, la misma noche claro, fue con Mr. U, soñé que nos fuimos de vacaciones a una ciudad desconocida, seguro esto pasa por los eventos próximos, es decir en medio de un aeropuerto y al estar recordando este sueño carece de toda lógica y más bien parece algo inventado antes de tomar el vuelo. Lo cierto es que nos divertimos mucho, pero eso ocasionaba despertar a cada momento para verificar que estaba soñando, eso de la intensidad en  esas aventuras son desgastante. Entre sueños se me ocurrió escribir una historia, un cuento para ser más preciso, algo que n que ver con la magia de las ballenas y su entorno, por supuesto que eso no es más que una posibilidad, pero era un cuento donde participa un avestruz, un elefante y una ballena, sobre todo la mirada de la ballena y la desnudez que nos regala a todos los que soñamos con ciertas pasiones sin limites.

En fin que estoy a pocos segundos de abordar el avión y como tengo que apagar la computadora, dejo en la mente proclive al olvido otras tantas cosas que se me habían ocurrido para este día, mientras según yo estaba dormido, pero con esa sensación entre la duermevela y demás, la verdad es que nunca duermo, al menos no en algo llamado sueño profundo y a cada rato estoy despertando.

Read Full Post »

Dentro de un rato tomamos rumbo a Monterrey: con los últimos acontecimientos debería estar muerto de miedo, pero como vivo en una zona de miedo, es lo que menos siento. Pasaremos la noche en un hotel cercano al aeropuerto y el día de mañana volamos a los Cabos, ojalá y esto es cuestión de suerte nos encontremos con la mirada de una ballena y lo mejor de todo es pasar unos días intensos.

De la escritura: es algo que no se puede dejar al descuido. Ahora leo  a Paul Auster, Leviatán. Además confieso que cambie mi libro de viaje, antes me llevaba a todos lados una  novela de José Donoso, A donde van a morir los elefantes, ahora se convirtió en mi preferida la de José Ramón Ruisánchez, Nada cruel, aunque a veces pienso que debería cambiarla, por otra del mismo autor: Y por qué no tenemos otro perro, pero con ese titulo tan largo.

Read Full Post »

Novedades

Un día complejo, estomago que casi explota. Inyecciones, cambios de piel, y advierto no estoy deprimido. Lecturas lentas y pocas muy pocas letras, aunque después de todo siempre logro escribir al menos una frase, dos palabras y con un poco de suerte unas cuantas líneas. Al personaje de esta historia, se le olvido que es quien el que narra, se le olvido que no es una historia o novela más del narco, se le olvido que era un médico, se le olvido su mala suerte y sobre todo se le olvido que no puede oler.

Read Full Post »

Pensamiento

“El hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera”

Ernest Hemingway.

Read Full Post »

El oficio.

Existen días donde todo es más complejo. No logras escribir nada más que dos palabras para tu historia y luego esas dos palabras terminan por no convencer del todo, se imaginan si dos palabras no logran causar un efecto determinado, lo que debe ser escribir cien palabras o pasar de las cien y entonces escribir, tres o cuatro cuartillas y cuando llevas veinte cuartillas, entonces si la cosa es cruel y lo peor es si crees que terminas tu historia y la voz no es lo que esperas y narrar en primera persona es de forma simple inaceptable. Como saber en que tiempo, como narrar, es algo que se logra quizá con la experiencia y con todo eso, seguro que causa alguna duda incluso hasta al mejor, el mejor de lo que sea, aunque en este caso hablamos de los escritores.

Aunque hablo de los días complejos, cuando nada embona a la perfección que uno imagina, ya saben, estar en un lugar y sentirse inmerso en el, entonces tratas de encontrar algo que te devuelva esa particularidad con la que sueñas, sales a la calle y empiezas a recordar. Recuerdas que todo mundo se pregunta que es lo que haces para vivir y casi de inmediato viene la siguiente pregunta una vez que respondes y te dicen si lo que haces funciona, si te deja ganancias, y si es que te gusta, pero si los sorprendes, entonces los dejas con la boca abierta o si se trata de algo digamos más erio y oscuro entonces ya no preguntan más y uno sale al menos por un momento ganando en una discusión sin fin y sin sentido.

Recuerdo que un día me preguntaron que estaba haciendo para ganarme la vida. Claro que la respuesta que se me ocurrió no tenía sentido alguno, pero alguna respuesta tenía que dar. Al amigo que me pregunto, acerca de las cosas para ganarme la vida, le dije, soy escritor, y este hombre se puso a reír como loco, me dijo, no seas cabrón y ponte a trabajar, no quieras engrosar la fila de los guevones. Lo cual me hizo pegar tremendo coraje, y es que tal vez nadie viva de escribir, pero si se puede vivir diciendo que eres escritor. Otro día. Un soldado me pregunto en un puesto de revisión militar, a que me dedicaba: le dije soy escritor, entonces el tipo me pregunto si las historias las contaba a partir de mis experiencias con las chicas, lo cual es para reírse, ya saben, las chicas esperando por uno, para regalarnos sus historias, ni que el escritor fuera un Dios. Lo cierto es que le comente que escribir es parte de un gran trabajo, mucho más trabajo que la llamada inspiración o de las historias regaladas. Otro tipo el cual es mi amigo en este norte, siempre me pregunta de cómo va la historia que según yo, voy escribiendo y le digo que va lenta, sobre todo porque en casa es imposible escribir, es tanta la comodidad que lo menos que se pueda hacer es escribir. Lo mejor de todo, me ocurrió en el puente internacional, un día que pedí un permiso para ir más allá de la franja fronteriza. Me pregunto el agente migratorio, a que me dedicaba y le dije: soy escritor. Entonces el hombre me pidió la credencial correspondiente que verifique tal oficio y como le dije que aún no me la entregaban, entonces se puso a contarme una historia que según el me vendría muy bien si la escribo. Era algo simple: una mujer que se gano la lotería. Quizá un día le haga caso y la escriba, hoy lo dudo. Cuando dices que tu trabajo es algo en contra de las leyes, no te preguntan más, pero eso puede meterme en problemas, así que prefiero no decir mentiras.

Salí a caminar, a buscar esa comunicación con la historia que voy tratando de armar y nada, otra vez las mismas dos palabras logradas en las primeras horas y un mundo confuso. Mis personajes e niegan a reaccionar, como si algo les hiciera falta, quizá deba darles mayor respiración y no forzarlos a mis caprichos, pero como evitas que sus historias no logren ser otra cosa de lo que tú deseas.

Read Full Post »

Older Posts »