Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Charles Bukowski’

Me da tanta pena lo patético que algunos somos.  Tal vez si fuera un gato no tendría esos problemas, tal vez estaría interesado en la cama y en el cuerpo de una mujer o de todas las mujeres, un cuerpo que no sea del todo blanco, pero que tampoco sea rígido y que me responda cada que le dé una caricia. No me da pena si yo soy el patético o los compañeros de trabajo lo son, es decir los compañeros de trabajo son los que menos me importan, no entablo con ellos discusiones, pero sobre todo hago como si no existieran. Lo que me temo es que no pueda ser gato alguna mujer, y que termine como el perfecto inútil y sin embargo duerma todas las noches con ellas, con las mujeres que tanto he amado.

Read Full Post »

Solo escribo más y más, sin destino alguno, quizá lo hago porque muchas veces es la única forma de escapar de la rutina. Me gusta cuando las mujeres cruzan las piernas, cuando eso sucede yo dejo de escribir y lo que es peor me olvido de que existo o existe algo más importante, tal vez es una debilidad, una muy pequeña y que no tiene sentido expresar o tal vez es un sueño, eso debe ser un sueño.  El infierno es una burla, nunca esta cuando lo necesitas, no puedes pactar con nadie y Dios es otro egocéntrico que tiene las puertas cerradas y un gran letrero que dice: No molestar, hombre trabajando. Un escritor es un tipo que desea morir porque nada es cómo piensa, sueña o imagina, un escritor se encarga de mostrarle a todos que el camino más triste de la vida y escribe uno o dos libros a lo  largo de su vida y con eso cree que ha contribuido para que la humanidad sea mejor y el resto del mundo le está diciendo no eres muy bueno. Yo pienso en sus ojos, en sus brazos, en el perfume barato que ahora usa o ese color chillante de pintalabios que la hace ver como una puta, yo pienso en sus piernas y en el infierno que se desata cada vez que con su mirada me aniquila. Yo solo escribo más y más todos los días, pero aún no logro decir nada.

Read Full Post »

Nos abrazamos como dos enamorados. Abril estaba de nuevo, pero yo, no estaba enamorado más de ella, había llegado tarde, lo que aún sentía no era otra cosa que un capricho. Ahora la que me volvía loco con su mirada, con su cuerpo balanceándose de un lado a otro, era la flaca, mi flaca como había dicho en una ocasión Abril, pero en ese tiempo ni ella ni yo, sabíamos cuánta razón tenía.

Read Full Post »

La peor cosa es quedarse callado

Dios se quedo callado

y así nació la confusión

desde entonces hablamos solos

nos inventamos amantes,

amamos a las putas

somos seres odiosos;

yo soy odioso

terriblemente odioso

y mi agonía

es no tener

lo que deseo,

y tener lo que no deseo;

traición esa es la vida

y una vida sin amantes

y sin putas no es vida

y sí lo es, a mí no me gusta;

la peor cosa

es abrazarse del silencio

cumplir la voluntad de otros

para  vivir

en un encierro

que nos va tragando

y todo el entorno

es un  insoportable ruido

Read Full Post »

En estos momentos intentaba escribir una historia, algo que no fuera nada complicado, tal vez una historia con mucho sexo o mucha sangre o mejor aún con mucho sexo y abundante  sangre, tal vez se trate de una novela, una no muy larga con personajes comunes y el asesinato de una mujer y que la mujer muerta aparezca debajo de un puente y que sea novia de un escritor obsesionado con las historias oníricas, pero como dije antes, intentaba escribir esa historia, pero algo me ha sacado de mi ambiente ideal para escribir y ahora me dedico a imaginar cómo sería esta historia y me olvido de escribir; no más por esta noche.

Read Full Post »

Ella escarba muy dentro de mí, incluso antes de regalarme su desnudez. Observo sus manos y me pregunto si después del sexo existe algo que nos pueda interesar, busco en sus manos la posibilidad de echar raíces y la respuesta una y otra vez es la misma, no hay nada, no esperes nada y disfruta de tu vida, tu propia vida e intenta escribir. Me jode el vacio que ese genera, me jode no tener el control de ella y hacerla mía después del sexo y que el gusto sea más allá de dos piernas desnudas. Su cuerpo, duro, firme, alucinante. Ella es flaca. Dialogamos de su pasado y quiero que tenga ganas de escuchar poemas y de escribir poemas que sean para ella y que nos tiemble la vida. Su cuerpo también es frágil. Mi poesía es una casa vieja llena de libros también viejos y abandonados. Leo en su sexo que después de hacer el amor ya no tendremos nada y me asusta. Comprendo que ella quiera huir, que ella prefiera la historia de su infancia, esa infancia donde yo no la vi crecer y entonces omito tantas cosas, como decir su nombre o encontrarme con ella  a solas y desnudos, porque no quiero que esta historia termine después de tener sexo. Silencios. Ella es una mujer perdida entre las horas de trabajo y las noches que paso en vela y a veces creo que he olvidado su rostro, pero nunca olvido su cuerpo desnudo aunque siempre la he visto con su ropa. Me inquieta, me seduce y me desgarro entre sueños. Soledad es lo que tengo de ella y esa es una metáfora jodida.

Read Full Post »

Una noche más y ni siquiera tengo una ventana donde pueda comprar lo que está sucediendo afuera, a veces imagino lo que sucede con las ciudades desoladas, y lo que más me jode son las ciudades donde ya no hay perros. Los días ardientes están por llegar y con ella la ola de violencia crece y a veces ya no sé si estamos como al principio o la situación va empeorando. Conocí a una mujer que sin importar que ya traía a la muerte a su lado se conservaba hermosa, ella había abandonado la ciudad donde paso la mayor parte de su vida, no lo había hecho por miedo sino porque estaba cansada de la misma rutina, haberla conocido fue quizá el error más grande en mi vida.

Una noche más y en las calles aún se respira el aire frío y yo no dejo de hacer tonterías, y de enamorarme una y otra vez, a veces pienso que me voy a cansar, pero no tengo tiempo para hacerlo y me preocupan cosas que no parecen tener sentido y me siento ingenuo. La mujer a la que he conocido, viene todos los días al hospital, pero no he querido averiguar a quien visita, me conformo con hablar con ella, no me apresuro, se que la magia tiene efecto si soy capaz de esperar y lo hago.

Una noche más sin poderme quitarme la ropa, ni masturbarme, ni nada.

Read Full Post »

Sonó el teléfono a las tres de la mañana. Me dice el enfermero que tenemos un paciente y que si puedo ir  por él, argumenta que tiene muchos pacientes y que no se siente a gusto con su trabajo y que va a renunciar, lo escucho sin decir nada y antes de colgar, le digo que ya voy por el paciente. Yo soñaba con ser un escritor, no es que quisiera vivir de ello, pero deseaba poder escribir todo el tiempo, no hacer otra cosa y tenía que trabajar tres o más noches en la semana, tampoco era un trabajo desgastante, pero tenía que estar todo ese tiempo viendo como el tiempo se me iba de las manos.

Las cosas no eran sencillas, afuera, la gente se estaba matando, todo mundo te podía dar señas de lo que sucedía y te hacían unas descripciones terribles y proféticas e incluso delirantes. Ahora vivía en una ciudad sin tanta contaminación, pero no había vida literaria, incluso salir a un bar y tomarse unas copas era perder el tiempo, porque la gente no contaba otra cosa que no fuera algo relacionado con la violencia y cuando en las noticias nacionales nos dicen que han aprendido a tal o cual líder de alguna de las organizaciones criminales más importantes, nadie les cree, sobre todo porque el gobierno insiste en querernos mostrar a su equipo de inteligencia y nos restriega en la cara que la detención se ha hecho sin disparar ni una sola bala, como si los miles de cartuchos antes percutidos no tuvieran importancia y de paso minimiza a todos los muertos que no tienen que ver con el crimen organizado.

Volvió a sonar el teléfono poco antes del amanecer, yo no tenía ganas, así que espere el momento parta salir del trabajo y llegar a casa, desnudarme y meterme en la cama, no tenía ganas de pensar  en nada ni en nadie y era casi seguro que este sería otro día más en mis sueños por ser escritor.

Read Full Post »

He gastado el tiempo,  enloquecido. He sentido lo que es vivir asustado, lo que es vivir violentamente, es como una enfermedad a la que todos temen y todos tratan de ser los más salvajes, los más fuertes, los que controlan el destino.

Read Full Post »

Algunas noches creo que nada tiene sentido, que el tiempo que paso en el trabajo es tiempo perdido, porque yo no soy capaz de reptar para lograr asensos y me tengo que quedar allí donde estoy ahora, esperando, sin esperar nada, otras noches, como la de ahora pienso que soy un afortunado, pues puedo, leer, intentar escribir y acepto que en ocasiones me pierdo en un mundo onírico, distinto a la realidad inventada que parecen vivir unos cuantos. Veo películas que luego son criticadas por magnates, me recuesto en la silla y pienso que un día tendré que dejar el mundo y la mejor forma de hacerlo es masturbarse mientras trabajo y eso si que es apacible.

Read Full Post »

Older Posts »