Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 febrero 2012

¡¿Quién se anima a una sesión de fotos sobre desnudos?!

Anuncios

Read Full Post »

Despierto y me encuentro con tus ojos

abiertos, ajenos, vagos, distantes,

perdidos en ese oasis que rodea

el desierto de nuestros cuerpos.

Ojos de agua en días que no regalan pretextos para verlos.

La ciudad apenas respira, lo hace con fuerza,

nosotros no estábamos muertos,

acá nadie tenía miedo, nadie estaba furioso,

nosotros no fuimos muñeco o muñeca de nadie,

nadie tenía  ese derecho a jugar con nosotros

y ahora nos dicen, que somos adictos al miedo,

que estamos muertos, que la vida nocturna

no es nuestra, que nuestra muerte

fue confirmada por una bala. Nosotros.

Despierto y tus ojos perdidos en esta nada

tan desconocida me gritan, me acusan, me imploran

y el silencio que solo se rompe cuando la gata maúlla

es tu cómplice perfecto de esta vida,

tus ojos que son mi tormento,

tu vida que ya no es mi vida,

tu historia entre balas-muerte, entre muerte-violencia,

entre violencia-sin vida, tu vida sin vida no es mía y

tus ojos de agua me reclaman

en estas noches

donde dormir es un lejano recuerdo.

La ciudad ajena, los gritos de miedo, las historias

recién inventadas, las noticias de un secuestro,

de una muerte, de brechas insospechadas,

de mujeres que venden sus cuerpos por droga,

de drogas que visten de reinas a las mujeres

y de todas estas historias

que no se tejen en telarañas.

La ciudad es un reflejo de tus ojos de gata,

ojos bien abiertos, ajenos vagos, distantes

perdidos en el oasis que rodea

el desierto de nuestros cuerpos. Tus ojos de agua.

Read Full Post »

En una ciudad fronteriza, donde el  crimen organizado versus fuerzas armadas de país están en constante conflicto, uno esperaría que las noches fueran temibles, con ruidos estruendosos, como quien dice una verdadera batalla por apoderarse de las calles y de la seguridad de una ciudad. La cultura y la historia de cada uno da para eso, o en otras palabras la poca información que se tiene cuando se vive en una ciudad así, te sugiere todo tipo de enfrentamientos, con todo tipo de resultados impredecibles. Que sucede entre la una y tres de la mañana de cualquier día en las calles de esta ciudad. Los vendedores de tacos empiezan a retirarse o quizá empiezan a lavar sus trastes y hacen sus cuentas respectivas, para saber cómo fue su noche, en otro extrema, un taxi con su luz amarillenta compite contra la luz mortecina de un bar nocturno, donde seguramente bailan algunas chicas y uno que otro borracho compra sus favores, aunque llevo un buen rato preguntándome si aún existen borrachos que se atrevan a visitar ese tipo de lugares, seguramente sí, porque siempre hay uno o dos taxis a la puerta del lugar y unos cuantos vehículos más. A las tres de la mañana vez a un tipo de camisa naranja hablando desde un teléfono público, imagino que llama a esas líneas “calientes”, seguramente no ha podido dormir y en su cama su esposa hace tanto ruido y no quiere saber nada de él o es muy celosa como para soportar que en el recibo telefónico aparezcan detalles como: La línea más caliente del sexo. El camión de la basura está haciendo su rondín y un grupo de cuatro o cinco chicos platican alegremente, supongo que son los que no tienen casas, aunque es muy tarde para estar platicando y muy temprano para estar despierto, luego otro grupo de chicos que cabalgan en sus bicicletas, portan camisas numeradas, el número cinco se me acerca, me da una vuelta y sonríe, pienso que esos deben ser ladrones, que aprovechan lo sigiloso de sus vehículos para andar de calle en calle robando auto partes o quizá sirven de vigilantes de calles, cuidando que todo esté en orden al día siguiente. Una vieja de 60 años más o menos, me sonríe y se levanta su desteñida falda, supongo que desea enseñarme algo, pero su fuerza física y de voluntad no son tan impetuosas que se queda a mitad de camino, seguramente ella espera que le diga cuánto cobra por el “favor” y cuando se acerca un despistado, le caen sus cómplices y asaltan al desafortunado que deseaba pasar un buen rato. El resto de las calles luce vacía. Lo cierto es que cuando se te acerca un auto con las luces en alta, te pones nervioso, buscas a toda costa ser rebasado y empiezas a imaginar mil cosas para justificar tu presencia en las calles, pero nada, quizá el otro conductor va igual que uno, muerto de miedo, o de la ira porque calles atrás fue asaltado o contento porque en el bar cercano, le han dado el mayor placer de su vida o se paso la noche bailando hasta que se le acabaron los pesos, como sea no deja de ponerte alerta su presencia. Y yo, qué hago en las calles, quizá voy constatando que hace un buen tiempo perdí el miedo a este tipo de vida entre la lucha del crimen y salgo a corroborar que todos los actores nocturnos, estén haciendo su trabajo, después de todo la vida es un juego, donde uno pone la emoción que necesite a cada paso que da.

Read Full Post »

Una noche en vela, una historia que no se escribe, grillos en mis oídos, pasiones sordas, flujos incontenibles, ardores insoportables, ojos llorosos, abandonos repentinos, silencios inconcebibles y al final es como un usted disculpe el olvido y el descuido, pero cerramos por la presencia de un virus

Read Full Post »

22 DE FEBRERO DEL 2012

En ocasiones un pequeño descuido basta para tener un accidente que cambie el destino de tu vida o la ruta trazada o los sueños que se persiguen por todos los rincones de nuestras vidas. Fotografía de interiores, con tendencia a lo positivo, lo demás es historia barata.

Read Full Post »

20 DE FEBRERO DEL 2012

Llevar el ritmo es de lo más complicado, sin tiempos para leer o escribir, sin tiempos para nada absolutamente, al menos nada que no tenga que ver con la actividad de poder alimentarse. El trabajo. En realidad no corro riesgo alguno, es digamos muy cómodo, pues no demanda estar pensando todo el tiempo, aunque en realidad debería estar pensando y sobre todo estudiar mucho más, pues de no hacerlo corro el riesgo, como lo corre todo mundo, de ser uno más del montón, aunque en los trabajos, no estoy seguro si dicha frase aplica.

Me hago tantas preguntas, por ejemplo cual es el otro nombre de Eu, y hablando de nombres me pregunto acerca del nombre del Insomne, luego vienen todo tipo de preguntas, desde porque es necesario no tener una amante, hasta porque tenerla y quien puede ser una candidata ideal, desde luego que uno piensa en una artista, que de preferencia hable portugués y si sabe el papel de Anaïs Nin a la perfección pues mucho mejor y no es que esté pensando en María de Medeiros, o quizá si este pensando en ella, la verdad es que no lo sé, pero si me gustaría que cante, ¿para qué?, sigo sin saberlo. Después de todo, un trabajo alimenticio, una amante o una serie de sueños o las respuestas a ciertas preguntas, no es la solución de la vida, como tampoco lo es el trabajo alimenticio.

Read Full Post »

Algunos errores del pasado tienen la manía de no dejarme en paz, quizá sea porque me gusta vivir en los recuerdos.

 

En algún momento, me pregunto si era posible saltar a mi sombra, dejarla atrás cuando francamente esta por delante, uno puede imaginar mil formas de hacerlo pero por más que lo intentes no es posible lograrlo, al menos esa sensación tenía y mantuvo ocupado por mucho tiempo, experimentos y otras tantas cosas que me llevarían sin lugar a dudas a engañar a mi sombra. Dicen que si uno entra al valle de la muerte la sombra desaparece para siempre y entonces estos juegos que me invente son imposibles de realizar, el caso es que después de intentarlo en repetidas ocasiones, logre saltar a mi sombra, el ejercicio es algo simple_. Dejas que tu sombra se adelante lo suficiente, para eso necesitas de un buen ángulo del sol con tu cuerpo, de preferencia que no sea medio día, pues sino la cosa es más complicada, pues ya esta tienes una buena sombra, dejas que vaya delante de ti y de buenas a primeras pegas un salto, das media vuelta en el aire y sin que tu sombra se de cuenta, la habrás saltado, por un espacio de tiempo quedara detrás de ti, luego para recuperar su postura original, vuelves a pegar un salto y dejas que vaya delante de ti nuevamente, tomando el curso deseado de tus pasos y así llegar nuevamente al destino trazado.

 

Parece imposible que esas cosas del pasado tengan la manía de seguirme por todos lados, no importa la ciudad, la hora del día o las acciones que esté haciendo, una vez que aparecen no hay manera de esconderlos, de dejarlos en el lugar que les corresponde

21 DE FEBRERO DEL 2012

Read Full Post »

Older Posts »