Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 septiembre 2010

Sueños…

Supongo que un día de estos volveré a escribir.

Read Full Post »

Helicópteros dando vuelta en la ciudad, ulular de ambulancias y una sensación de estar presos en casa, dicen que ya lo tienen localizado, que es como un zopilote sobre la carroña, yo pregunto, sí en verdad saben lo que hacen, sí en verdad a ese que tienen sitiado es en verdad el que creen o se trata de otro “sin” importancia, ya ven que es fácil entrar al palacio legislativo y bañarse en la fuente del poder y llamarse desde ese momento, embestido por el fuero constitucional.

 Me preocupa no poder ir al cine más tarde o quedarme dormido en mi terraza, no sea que me vaya a caer una bala…

Posdata: cualquier parecido con la ficción es coincidencia, esto no es otra cosa que la realidad

Read Full Post »

Una vida sin sueños, es una vida vacía. Me tope con un cazador de sueños, que juraba poder venderme un pedazo de sueño futuro, el que tendré dentro de  seis años, le pregunté si ese sueño, me permitiría visualizar una porción del futuro (como viajar en el tiempo) y, él me dijo, que para eso necesito de habilidades que no poseo, sin embargo, si le compraba esa porción del sueño del futuro, me permitiría recordarlo, la oferta, consistía en 21 segundos, no puedo imaginar siquiera lo que sucede en todo ese tiempo, pues en el mundo de los sueños, debe ser equivalente a un siglo, más o menos.

Read Full Post »

Otra vez

Me sorprendió septiembre, entre lluvias, viajes, y pasiones

Read Full Post »

Estoy espiando a mis personajes. Cuando empieza a sonar la música, ellos abren los brazos, se ríen, se esconden, se rehúsan a jugar el papel que les he asignado. Uno de mis personajes, hace como que no se entera, mientras que yo, me quedo parado, parado sin hacer nada, sin buscar las teclas o tomar la pluma y empezar a darles movimiento. Una vez cuando entre al escenario, la encontré haciendo un slip ridículo, que seguramente ella escogió. Tenía ganas de abrazarla, de entregarme en sus brazos y verla en su traje de baño rojo o nadar hasta desfallecer en su pequeña alberquita, pero ella estaba tan entretenida en su mundo, que me dio mucha tristeza sacarla de las cosas que le gustan. Otro día la encontré en la cocina entre olores de azafrán y curry, seguro ella cree que no me doy cuenta de sus rebeliones y sus ganas por hacer otras cosas, pero en mi historia, los personajes deben ajustarse a lo que yo diga.

Cuando estoy en el escenario, ella empieza a estirar los brazos, me llama y quiere que yo le cumpla todos sus caprichos, esa manera de respirar, esa forma de jadear mientras contonea su cuerpo, seguro es un mentira, y no me atrevo a respirar, me quedo parado observando como ella, entre todos sus deseos intenta hacerme perder la razón y atraparme en mis historias, lo que quizá aún no entiende es que todos somos personajes del mismo cuento, pero que a mi, me corresponde mover la pluma y darle sentido a sus movimientos.

Read Full Post »

Cuando alguien me pregunta dónde vivo, respondo sin vacilar e inmediatamente vienen los comentarios, acerca de lo peligroso que puede resultar vivir en un lugar así. Hace unas horas baje del avión, procedente de lo que hace unos años, fue la ciudad más peligrosa del país o por lo menos eso era lo que se creía, para muchos la ciudad de México, era sinónimo de peligro, sin embargo, esta mañana al llegar a casa, lo primero que escuche era la alerta, acerca de que una balacera estaba en curso, frente a una escuela. Cierto o no, la ciudad de México, dejo de ser una ciudad de tanto peligro. Lo malo de esto, es que todo mundo busca a que ciudad ponerle el título de la “más” peligrosa; uno puede dejarse llevar por el imaginario colectivo y enseguida descubre que todos tienen en la cabeza un lugar, un sitio donde la violencia predomina. Si bien es cierto, que toda esa problemática tiene mayor resonancia desde que el actual gobierno decidió que el mejor rumbo para el país, era la lucha armada contra el crimen organizado, también es cierto que el índice de desempleo creció y no es posible establecer una batalla para exterminar con los diferentes grupos delictivos, sino se tiene la infraestructura que nos permita crear fuentes de empleo, como quien dice, la lucha armada contra el crimen organizado esta perdida, sino creamos fuentes de empleos dignas, para el caso es lo más urgente. Quizá las únicas opciones hoy en día, son: convertirte en militar o convertirte en delincuente, en mi caso, ninguna de las dos me gusta, pero también existe una tercera opción que me permite hacer otras cosas, pero no todos tenemos esa suerte o capacidad.

 Lo de las balaceras por acá ya no son noticias.

 En el avión viajaba una familia que venía a mi ciudad, con la intención de acudir a la boda, supongo que de algún familiar, un chico que viajaba desde la ciudad de Monterrey, que dicho sea de paso queda más cerca y más económico hacer el viaje en auto, decidió que lo mejor para su viaje era ir a la ciudad de México y desde ahí venirse a la boda, de quien supongo es su familiar. La verdad es que muchas veces he pensado que la mejor forma de viajar, cuando se tiene la opción, al menos en esta franja fronteriza, es cruzar el puente e ir “bordeando” la frontera, al menos se supone que del “otro lado” no pasan esas cosas, pero cuando tu intención es ir hacia el centro del país, la cosa ya cambia y entonces no te queda de otra que “volar”, en este año he volado más que nunca en toda mi vida y eso que soy adicto a los viajes.

 Que alguien alce la voz y reclame por lo que esta pasando, supongo que tampoco es una opción.

 Acá se vive con el “Jesús bendito” en la boca, al menos eso es lo que parece, en general, la gente ya no sale de sus casas, compra lo que le haga falta para tener reuniones obligadas en un patio estrecho, una reunión con sus amigos o con quien más le inspire confianza y mientras tanto, nos dicen que el gobierno va ganando la guerra. Otros más osados o “suertudos”, se van al otro lado y se olvidan del terror en el que viven sus familiares. Seguro es que este cuento es de nunca acabar.

Read Full Post »

Cuestión de tiempos

Es un poco complicado cuando las cosas que haces se salen de las que te gusta hacer, sobre todo, porque no sabes si es el camino correcto, si la pasión puesta o el tiempo invertido en realidad van a redituar lo que deseas, cómo diferenciar la obsesión por algo, del gusto  que se tiene por ciertas cosas. Lo cierto es que me da por subirme a un barco y no es que pueda o no con la responsabilidad, sino que me preocupa alejarme de lo que más amo y es que si dejo de escribir me siento perdido y no es que sea un gran escritor, pero hacerlo es la única brújula que poseo como para darme el lujo de quedarme sin ella. Pasión, sueños, un mundo sin igual, es lo que me regala la literatura ¿Valdrá la pena, hacer otras cosas?

Read Full Post »

El pasado fin de semana fuimos, a un partido de softball, la verdad es que soy amante de lo rápido, de la bola que te roza la camisa y sientes que te quema, no de lo lento, ni de la lentitud de ese movimiento, que sientes que puedes destrozar la pelota y tu gran golpe se queda enfrente de tu cuerpo, donde una gran bola burlona, no se cansa de dar vueltas y uno hace nada más que el ridículo. La última vez que jugué al béisbol, un pelotazo me dio en la cabeza y me dejo con mis funciones motrices un tanto complicadas, durante muchos días la sensación de ir sobre una nube (aunque nunca he caminado sobre una nube, pero todo mundo entiende lo que es caminar sobre las nubes), era muy notable, desde entonces decidí no jugar nunca más, pero el vicio o el extrañar las cosas que uno antes hacia es más fuerte que nada y siento esa pasión-emoción por volver a  jugar. Mis amigos dicen que uno va al softball a tirar la polilla, que es juego para viejitos y que uno lo puede hacer sin la mayor preocupación, e incluso hasta dos veces por semana. Quizá es hora de tirar la “polilla”, de recordar que hace unos años corría tan rápido que era casi imposible que alguien en igualdad de condiciones pudiera alcanzarme, quizá ahora si es que vuelvo a jugar, descubra que soy muy lenta, tan lento como la misma edad lo permita.

Read Full Post »

Tanto día raro me tienen distraído, alejado de las cosas que más me gustan, quizá deba regresar a lo que más amo. Lo cierto es que voy  a la ciudad de México esta semana, quizá pueda encontrarme con algunos amigos, sino pues ya sera en otra ocasión.

Read Full Post »

Entre las obligaciones recién inventadas, las pocas horas de sueño y las ganas de estar en otro lugar los lunes, he ido dejando un poco al descuido mi espacio. La otra es que quizá no tengo mucho que contar o lo que cuento hasta cierto punto es rutinario, la historia o la novela cada vez es más lenta y en ocasiones me parece que mi historia la he leído en otras partes, como si fuera eso que la gente que critica o comenta llama lugar común, supongo que un lugar común es un mercado o hoy en día un súper mercado o plaza comercial equis, por supuesto que si mi historia tuviera algún parecido con Rayuela de Cortázar, que demonios me importaría que me dijeran que es un lugar común, quizá decir rayuela ya es pretencioso, pero eso es porque se trata de uno de mis favoritos, podría ser Pavic o quizá Kafka, Borges, bueno lo de ser un lugar común con ellos, ya es todo un sueño, posible solo que se trate de plagio, tal vez si quisiera ser… mejor lo dejo con ellos, los mencionados, los ya muertos, porque me temo que voy decir una gran tontería y lo peor es que podría referirme a mis Héroes escritores que aún están vivos y se merecen mi reconocimiento, pero en este instante no los menciono porque si tomo “prestado” algo de ellos, voy a estar en eterna deuda y creo que en los tiempos que nos toca vivir, es decir en constante déficit, lo menos que deseo, es estar en deuda con nadie. Se imaginan ser el lugar común de una historia sin sentido.

 Lo que sino quiero ser es un lugar común de los festejos o supuestos festejos a lo largo del continente, ya se descubren atrocidades a diarios, pero no por parte de nuestros Héroes o mártires para “regalarnos” lo que hoy en día tenemos. Pero no es complejo notar que nuestro país arde como hace cien años, aunque ahora en manos de ideales inexistentes y sin embargo algunos dicen que vamos a festejar y seguiremos con ello gastando miles de millones de pesos a favor de una ideología, en donde lo importante es que viva la oportunidad para beber más.

 En estos días, he “trabajado” en un proyecto, algo simple y se trata de contar algo que a los ojos de los demás debe ser incontable, debo reconocer que la idea no es mía y que después de muchos días de darle vuelta y llenar los espacios en blanco, pienso que todo lo que he descrito no es otra cosa que una gran mentira, sin embargo es algo para olvidar en la caja de lo ya pasado.

 Regresando a la realidad, espero poder contar con el tiempo necesario para  seguir con mi proyecto de historia increíble y llena seguramente de lugares comunes, supongo que mi historia que habla de cosas simples, de cómo vemos el México de hoy, los habitantes de una frontera, ese país tan golpeado por los saqueadores que a lo largo de su historia se niegan a perecer y, esta frontera tan llena de peligros, donde uno no sabe si el vecino es de los malos o si los malos ya sedujeron a todos los buenos, pues si la historia es un poco más de lo mismo, una historia de amor y de maldad, una maldad desatada y los bajos instintos de sus personajes en todo su esplendor, una historia ligada por un evento en particular y, desde el cual la vida de cada uno cambia, una historia donde uno de los personajes es capaz de desollar vivo a quien sea, pero también puede convertirse en antropófago y todo para calmar sus miedos. La muerte, el amor, la traición y la violencia, es el tema recurrente y todo sobre el mismo eje, la maldad.

 Es hora de irme a escribir. Quizá la próxima vez les cuente un poco de el fotógrafo que interviene en estos hechos, por lo pronto les adelanto el nombre, Sevasto Ni Kon.

Read Full Post »

Older Posts »