Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘poemas’ Category

Ella piensa que cuando le digo que me gusta es por como se ve, por como se viste y por eso se niega a quitarse esas ridículas gafas que la hacen ver menos sensual; cree que todo está en mi cabeza y que mi deseo es puramente sexual.

Anuncios

Read Full Post »

Los dedos deformados de tanto escribir en su smartphone, yo le pediría que insista, que no se dé por vencida, pero ella lo único que quiere es mantenerse firme con su capricho, y dice que eso es el amor.

Read Full Post »

El silencio huele a abandono inminente. Nadie hace ruido, incluso los perros han dejado de ladrar. ¿Qué ocurre cuando el amor acaba?, no la quiero retener, la vida es tan corta como para estar pensando en eso.

Read Full Post »

Abril me miró a los ojos y me dijo estás loco. Para algunas ya estaba viejo y ahora que me he dejado crecer la barba me lo recalcan a cada rato, otras más me han dicho que me la corte ya y lo único que puedo responder es que lo voy hacer cuando ellas se desnuden para mí. Yo había soñado que mi futuro estaba en la literatura, me había inventado una deuda imposible de pagar, había salido huyendo del país y desde luego a la primera oportunidad me regrese, también se me había ocurrido estar una temporada en la cárcel para tener alguna desgracia por contar, pero eso de la cárcel me dije: que no era confiable, así que desistí de mi idea. No había dos Abril en mis historias, aunque no me desagradaba la idea. Lo de cortarme la barba nada más porque me lo piden es imposible, no estoy cansado como para no aferrarme a lo que quiero.

Antes las noches de trabajo eran divertidas, pero desde hace un tiempo, las cosas parecen tediosas. Me aferro a darle a las historias, supongo que es lo mejor, pero no tengo ni idea de lo que estoy haciendo, he perdido un poco la esperanza de que mi vida está en la literatura, eso no quiere decir que dejare de intentar de hacer esto que me gusta, pero trabajare como todo mundo y en mis ratos libres intentaré escribir.

Una mujer se toma una foto recién empieza la noche y la publica en su muro, parece que el Facebook lo es todo hoy en día, en el fondo es un mensaje, uno que no se cansa de viajar, pero ella en realidad quiere hablar del amor y de la dicha que la envuelve entre esa tristeza que tarda en irse. Las noches, todas las noches en las que él no está y no hay silencio que logre callar su ausencia.

Madrid, cuerpos desnudos, hacer el amor sin sexo, erecciones del alma, beber las lagrimas del otro, desgarrarse y beber la sangre la de uno y la del otro. Despertar y saber que te encontraste con tu alma gemela,  la que siempre buscaste, después la realidad, las cosas de siempre y tener que seguir en la vida, estudios, imposiciones, estatus, sociedad, reclamos, muerte, etc.

Abril me miró a los ojos y antes de reír, me dijo: no tengo dudas, estas loco.

Read Full Post »

Si admites que lo que escribes es algo personal, se da por sentado que mientes; sin embargo cuando aseguras que casi todo de lo que hablas es ficción, te dicen que gran parte de lo que dices va disfrazado y que en realidad ese eres tú.

Read Full Post »

Salí. Como casi siempre que lo hago, no tengo idea de a dónde voy a ir a parar. Mi amante tenía la fea costumbre de quedarse siempre dormida, incluso cuando hacía un viaje, no le interesaba ni el paisaje, ni la compañía, no estoy seguro si alguna vez se quedo dormida mientras teníamos sexo, eso me habría entristecido y le habría sugerido jugar a la ruleta rusa. El caso es que salimos y se la paso durante todo el trayecto dormida, incluso cuando llegamos al destino que nos habíamos inventado, ella seguía dormida y me dijo que se sentía mal y que solo deseaba dormir, yo lo que deseaba era meterle mano, pero mientras ella estuviera así, no podía hacerlo, porque no me sabía a nada. Me habría gustado que mi amante me pidiera dinero y no porque la quiera hacer mi puta, a veces pienso que tener una puta es más rentable para el sexo, que una amante, la amante demanda atención, la puta demanda tu dinero  (desde luego que las amantes también demandan tu dinero), pero ya sabes que con la puta puedes hacer todo lo que se te ocurra y no existe un límite determinado y nunca están indispuestas y sobre todo no les importa en lo absoluto si estas gordo o viejo, ni siquiera les importa que carro tienes o que haces para ganarte el dinero y nunca te andan cuestionando acerca de lo que hace tu mujer; estaba en esa disertación sin sentido cuando vi a la mujer que me interesaba, así que baje del auto y deje a mi amante dormida en el, pensé que no notaria mi ausencia y así fue. La chica caminaba de un lugar a otro y cuando me acerque me dijo que había dos formas de hacerlo, la económica incluía irse a una calle desierta y la otra la que tenía más costo, incluía el pago de una habitación de hotel y algunos pequeños favores extras. Me decidí por lo de la calle desierta.

Las luces de la calle estaban apagadas y seguro que por ese lugar no había pasado un alma en mucho tiempo. Le di a la mujer un duro golpe, tan duro como para partirla, ella cayó de rodillas y después se fue de bruces y con las piernas abiertas, era algo perfecto, termine el trabajo, a ella ya nadie más le metería mano. Cuando regrese al auto, mi amante seguía dormida, le levante la falda y le dije que ya era hora de hacerlo, ella me dijo que no tenía muchas ganas, pero que si yo quería, que me sirviera mientras ella seguía dormida, que no le molestaba en lo más mínimo. Arranque el auto y regrese a casa, durante todo el trayecto, me preguntaba en que le diría a mi mujer y sentí un fuerte dolor de cabeza, pensé que ya estaba acabado y que era tiempo de ir dejando a un lado todas mis malas costumbres.

Read Full Post »

Me da tanta pena lo patético que algunos somos.  Tal vez si fuera un gato no tendría esos problemas, tal vez estaría interesado en la cama y en el cuerpo de una mujer o de todas las mujeres, un cuerpo que no sea del todo blanco, pero que tampoco sea rígido y que me responda cada que le dé una caricia. No me da pena si yo soy el patético o los compañeros de trabajo lo son, es decir los compañeros de trabajo son los que menos me importan, no entablo con ellos discusiones, pero sobre todo hago como si no existieran. Lo que me temo es que no pueda ser gato alguna mujer, y que termine como el perfecto inútil y sin embargo duerma todas las noches con ellas, con las mujeres que tanto he amado.

Read Full Post »

Older Posts »