Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 julio 2012

no seré poeta, no llorare  todas las muertes,

pero me muero por una cita con tu boca

 

lastima de esta guerra , que no te deja soñar

 

contemplo esta absurda realidad

no quiero huir, no quiero buscar islas inexistentes

ni amores que no me pertenecen;

luego cuando te encuentras con una mujer

hermosa, sueñas de lo lindo y prefieres

no dormir todas las noches

que estés con ella, dale que dale

a esa cosa que hemos llamado amor

 

no sé cuantos amores ya son historia en mi vida. No importa

 

luego me pregunto, si en realidad ¿existe el amor?,

no recuerdo cuando fue que perdí a mi amigo

ni a donde fue mi último viaje,

no recuerdo que fue lo que paso

en el ayer de esta vida

solo recuerdo victimas

recuerdo enojos y enojados,

recuerdo noches en vela,

recuerdo que nunca he tenido un perro

 

lastima de esta guerra que deja una cicatriz

que nunca cierra,

cicatriz que todo el tiempo sangra,

lástima que algunos tengan que llorar

y yo pretenda ser poeta

cuando ni siquiera puedo mear

sin la ayuda de alguien más,

lástima que así sea la cruel realidad

la vida presente

la voz perdida

 

no quiero decir nada, porque ella no está conmigo

 

me muero por una cita con tu boca

sin embargo ¿existe esa posibilidad?,

vamos, no lo hagas difícil

 

a estas alturas la juventud es algo lejano

el tiempo no tiene sorpresas

solo avanza y nos hace creer que todo

esta ya perdido,

el primer intento ya paso,

nos hemos apartado mucho

las muertes nocturnas

nos han alejado de las calles

y yo no quiero huir

a lugares

donde tú no te encuentres

 

algunas veces quiero soñar,

soñar con tu boca

que me sigue negando

una cita

Read Full Post »

Me dijeron que tendría que huir.

Me sentí, amenazado, no pensé en el amor, ni en los entornos, ni en toda la soledad que  me acompañaba, me dijeron que tenía que huir y no lo pensé dos veces, tome mis pocas cosas y me embarque en el más lento de todos los viajes.

Mis mascaras fueron cambiando, me fui deshaciendo de mi nombre, deje de ser Carlos, me convertí en lo que no era, en algo que no deseaba y por más distancia que recorrí, nunca más fui el mismo,  y no era tan único como suponía. Nunca más.

El amor con su supuesta magia, con todas esas cosas inútiles, no me servían de nada.

Y entonces Dios se quebró todos los días, Dios es un jarrón, un vidrio, un espejismo, un laberinto, un lugar sin retorno.

Estar con ella o fuera de ella era lo mismo, estar en una ciudad donde podría jurar que todo lo existente me gustaba, era quizá la más grande de las mentiras, lo mío: era miedo, terror, era encontrar un lugar donde pudiera parar de huir, pero esa sensación me ha seguido en todo este tiempo, me fui  atrapando, me fui convirtiendo en esclavo de mis miedos.

Es la vida, ya lo sé, y en la vida se encuentra el amor, la soledad, la ansiedad de convertirme en parte de tu memoria y en ese suspiro que nunca se termina por completar y me pierdo en un territorio que no comprendo, con un idioma que me resulta ajeno.

Al final una mujer me delata, hace que me duela el cuerpo, hace que tenga que dejar de huir y me detenga a mirar por la ventana y no logre encontrar nada. Nada que no sea ella. Ella, la mujer.

 

No quería que me trataran como un delincuente, no quería pisar la soledad del encierro. Quería andar, sentirme libre, comprar sexo en cada esquina, beber hasta ahogarme, no dejar de viajar, perderme en la ignorancia de otra vida, esa vida que es la mía sin este intento de huída y sin embargo, mis pasos me llevaban siempre al mismo lugar, a la misma esquina que no me atrevía a cruzar, con todas esas emboscadas inútiles, donde lo irreal es algo que nunca podrá ser vista.

 

Ella me dijo tienes que huir, sino quieres ser el padre de mi hija, tu hija, tienes que huir, porque tu destino es estar solo y en ese momento me sentí amenazado y ningún ejército podría detenerme.

Read Full Post »

La historia de este sexenio nos ha llenado de sombras y de recuerdos de algunos amigos que ya nunca más volveremos a escuchar, hoy cuando me dicen que hubo un par de granadazos, lo siento más cerca, incluso siento a los que nunca he conocido, sentí que los extrañaba. Después de estos tiempos tan violentos no volveré a ser el mismo, quizá nadie vuelva a ser el mismo y creo que muchas veces hemos llorado, pero la mayor parte del tiempo estamos temblando de miedo y eso nadie nos lo va a quitar…(que nos perdonen si salimos a la calle a exigir que nos regresen nuestra dignidad)

Read Full Post »

 

 

entramos juntos

y, yo le dije:

¿y si nos besamos como amigos?,

era lunes

sus ojos brillaban

como en un film

con muchos efectos especiales;

camine hacia la puerta

y la cerré lentamente

 

lejos de los brazos del amor

y en los brazos de otra

la vida parecía tener sentido

 

me salvaron de morir en el olvido

en los olores de la marihuana

y sus efectos,

me llevaron

lejos de convertirme

en lo que me habían heredado

y comencé a escribir cuentos

que no eran nada buenos

y novelas interminables;

ellas, siempre amables,

ellas que lo comprendían todo

y su sexo que era y es tan bueno

incluso mucho mejor

que la otra, las otras,

la otra,

con la que nada perdura

y no eran ellas

 

escuchando la traqueteo y el ruido de la metralla

 

en un cuarto sin número:

tal vez el 24 o el 42, después de todo

eso no importa

porque ella no cumplió

con todo el amor

que había prometido

me regalo su sexo

su olor

su sabor

su boca

 

escuchando el trayecto de las balas…

 

he muerto tantas veces

que lo he olvidado

he muerto creyendo

que espero

y esperando a dar el siguiente paso

la siguiente línea

el siguiente verso

la siguiente farsa

esperando una llamada

un e-mail, un sonido

un golpe de suerte

una historia

he muerto en las otras muertes

en las más de sesenta mil

si es que intento ser justo…

 

afuera del cuarto de hotel

un golpe de calor

y, yo aún más extraño

salvaje

amante de los clubes nocturnos

donde ella y todas

las que son otras

todas la noches

bailan con extraños

 

escuchando el ruido de las granadas…

 

fuera de los brazos de mi mujer

en los brazos de otra

pienso en lo placentero de morir

mientras susurro cosas

que nadie entiende

mientras el olor

y ese sabor

de la marihuana

me pierde

descubro que me habían

salvado de mi bestialidad

aunque esas cosas

nunca perduran

 

escuchando el alarido de la oscuridad…

Read Full Post »

ella me dijo que existía una posibilidad

de escribir poemas juntos,

me lo dijo en silencio,

escribiendo  versos,

me lo dijo desde su pequeño cuarto,

donde ella se pasaba las tardes

escribiendo mensajes

que cualquiera habría descifrado

 

dijo que no le importaba mi pasado,

como tampoco, si era cierto

que yo no sabía bailar,

me dijo que ella no dormía

muy bien por las noches, y

que antes de las tres de la mañana

abría los ojos y no los volvía a cerrar,

luego intentaba oír música,

se relajaba fumando hierba,

masturbándose lentamente

sin dañar el manicure

 

ella no tenía un libro favorito,

es más rara vez leía y si lo hacía

inmediatamente se aburría

 

no supe decirle que yo odio la compañía

cuando intento escribir poemas,

pero me atreví a decirle

que lo que yo deseaba era tatuarle

en la piel unos versos,

versos que harían a cualquiera envidiar su suerte,

le dije que tener una amante ya no es moda,

que ahora se estila desvelarse

mientras se platica

a través de modernas computadoras

con conexiones bestiales e indomables

 

ella me pidió no creer en nada de lo que me decía,

pero yo puse su foto de fondo de pantalla,

podría no ser ella, nadie confirma su existencia

pero eso no me importa

pues para mi ella es algo vivo

y con eso me fui conformando

 

después de sentarme durante horas

y observar atentamente su rostro

resolví que ya era tiempo

de ir a la cama

5 o 6

de la mañana, aún no lo sé

me despedí,

le dije que tenía mucho que leer

que ya era hora

me levante sin hacer

ruido

cerré los ojos

y la imagine

mi cama me odiaba

Read Full Post »

¿sigues ahí?, sentada afuera de mi ventana

desnudándote como las viejas que regresan del mercado;

aprendiendo , observando, sudando nerviosamente, y tú

atrapada en esas líneas blancas que alimentan tus sueños,

y los ladridos de los perros durante el día, que no me dejan soñar

y los gatos que no dejan de hacer sus ruidos

por las noches,  y no nos dejan dormir;

¿sigues ahí?

sentada inesperadamente afuera de mi ventana,

vestida de mí, prohibiendo sin dejar elegir

 

y no encuentro la manera

de terminar este intento

 

este poema me ha dejado callado

Read Full Post »

REALIDAD

 

aquí hemos asesinado a miles,

también asesinamos a un candidato

y solo así nos dimos cuenta

que no podemos creer en la política

 

la traición es la orden del día

dios no tiene tiempo para nuestros juegos

 

todo nos puede matar:

un candidato que no entiende de derrotas,

una derrota que no entiende de candidatos,

comprar votos

vender la dignidad;

aquí la realidad se pinta roja

 

aquí  hay ilusiones

hay soledad  compartida

hay amantes en las aceras

y no solo hay putas

también hay muertas

que caen al rugir de una bala,

no solo hay : el gusano

de la manzana, o

los suicidios,

no solo existe la traición, y

el dolor, no solo existen

los bares de la dos de la mañana, o

las cárceles llenas

de esos pestilentes olores;

aquí hay

todo eso que encuentras

mientras agonizas

mientras crees estar vivo

mientras

te deslizas

hacia la muerte

 

con  los amantes

hay planes, y

todo es un suicidio

 

la paz es un esperanza sin sentido

es vender votos

es dejar que el miedo nos consuma

es creer que existen candidatos

honestos, pero ellos

no sienten amor

solo les importa

el dinero

la traición

el control y las putas

 

la confusión es la locura de todos

la paz acaba con la vida

porque mientras es buscada

miles mueren

y esa agonía

nos va a matar

para después darnos vida

para después ser contada

de forma torcida

pareciendo ser

lo que nunca fue

 

acá parece que no hay nada

 

hay amantes

pero no hay política

hay planes

hay traición

hay ambición por el poder y

todo es producto de estas mentes torcidas

no esperes más:

 

deslízate

 

mantente alejado de los políticos

permanece sin ver la televisión;

agota todos los recursos

no vendas tus votos

no dejas que esas mentes retorcidas

te den más metralla

por pan

más fuego por sueños

y tomen el control

de tus esperanzas

Read Full Post »

 

aquí hemos asesinado a miles,

también asesinamos a un candidato

y solo así nos dimos cuenta

que no podemos creer en la política

 

la traición es la orden del día

dios no tiene tiempo para nuestros juegos

 

todo nos puede matar:

un candidato que no entiende de derrotas,

una derrota que no entiende de candidatos,

comprar votos

vender la dignidad;

aquí la realidad se pinta roja

 

no hay ilusiones

no hay soledad que sea compartida

no hay amantes en las aceras

solo son putas

solo son muertas

que caen al rugir de una bala,

solo son el gusano

de la manzana

los suicidios

la traición

el dolor,

los bares de la dos de la mañana

las cárceles llenas

de esos pestilentes olores

eso es lo que encuentras

mientras agonizas

mientras crees estar vivo

mientras

te deslizas

hacia la muerte

 

con  los amantes

no hay planes

todo es un suicidio

 

la paz es un esperanza sin sentido

es vender votos

es dejar que el miedo nos consuma

es creer que existen candidatos

honestos, pero ellos

no sienten amor

solo les importa

el dinero

la traición

el control y las putas

 

la confusión es la locura de todos

la paz acaba con la vida

porque mientras es buscada

miles mueren

y esa agonía

nos va a matar

para después darnos vida

para después ser contada

de forma torcida

pareciendo ser

lo que nunca fue

 

no hay nada

no hay amantes

no hay política

no hay planes

no hay traición

no hay ambición por el poder

todo es producto de estas mentes torcidas

no esperes más:

deslízate

Read Full Post »

Balacera en Matamoros o la historia de amor confundida con la de una bala

Algunos pensaban que después de las elecciones el país estaría a salvo. Él no se esperó a que el dinosaurio regresará al poder, para morir.

Antes de cualquier historia, los muertos, los únicos muertos posibles no tenían que ver con las balaceras, ahora, la muerte fue desplazada de su trabajo y todos mueren a causa de una bala aunque en la realidad no sea así. Desde luego que hablar de realidad o ficción, hoy en  día es como andar en un campo minado.

Al despertar el día de hoy, él, el otro, el que aunque aún quedaba vivo después de las elecciones, es decir, el que ahora soy yo, pensaba en escribir una historia de amor o incluso una historia de prostitutas que le viene dando vuelta en su cabeza o mejor dicho en mi cabeza. Y lo primero que sucede es que me entero que de nuevo las Balas, están haciendo de nuevo de las suyas, ustedes saben bien que las balas tienen autonomía y deciden cuando y como lanzaran su estallido y desde luego quiénes serán sus víctimas. Me extraño que yo quisiera escribir una historia de amor, la verdad es que prefiero la historia de balas, la historia de ese México del siglo pasado, el que según yo se nos perdió en la memoria, el que no tiene nada que ver con este país que ha logrado una evolución sorprendente. El caso es que escribir una historia de amor y no de balas, me ponía de malas. Desperté a las cuatro de la mañana, imaginando qué demonios estaría haciendo Juan Rulfo de estar vivo.

En cuanto me enteré que algunas balas no respetaban la voluntad de esta sociedad que decidió votar para no tener más violencia en las calles, todo mi mundo se vino abajo. Podría pasar los siguientes días de mi vida sin comer, acostado, en medio de la oscuridad más atroz, o simplemente volar por los aires, libre y nunca más me preocuparía por si alguna bala cortaba mis sueños y desde luego mis no muy buenas intenciones de escribir una historia de amor. Vi con tristeza que el miedo o el terror que según yo, había dejado de existir, regresaba con prontitud. Los especialistas dijeron que no se podía hacer nada, que la voluntad de una bala no estaba en discusión, que lo único posible era tener una tregua ocasional, un respiro de vez en cuando, quizá el tiempo necesario para tomar agua.

Me pase toda la mañana en cama, oyendo lo que parecía la agonía de algunos vecinos, vecinos que quizá son desconocidos, pero que sin embargo sufren el mismo dolor y el mismo miedo que yo y que unos cuantos más, cada vez que escuchamos el tronido de una bala, me pase la mañana acariciando mi cuerpo, sintiendo esa profunda tristeza que embargaba mi piel. Si. Desperté en la realidad de siempre, no es que yo no quisiera darme cuenta en los días anteriores de esta realidad, no es que hubiera dejado de importarme, y así de la noche a la mañana regresaron los temblores, los ruidos, la presencia de una muerte ingrata que dejo todas sus funciones al capricho de una bala o una familia de balas que cuando empiezan hacer ruidos nos da por llamarlas: balaceras.

Read Full Post »

Si bien la literatura es un acto en soledad, no puedo ocultar mis deseos de compartir contigo mis letras, mi cama, mis sueños y mis ideales…

Read Full Post »

Older Posts »