Feeds:
Entradas
Comentarios

En ocasiones me preocupa perder la memoria y no recordar nunca más, nada de esto que ahora nos va pasando, en realidad me aterra, porque si hago cuentas son más las cosas buenas que las malas, además no quiero olvidarme de nada.

Le pregunte que había de nuevo, después de tanto tiempo sin vernos, fue lo primero que se me ocurrió. Él solo pensaba en beber cerveza, le encantaba la cerveza y ahora que tenía dos hijos bebía mucho más, no pensaba en hacerlo con su mujer y disfrutaba de ese entorno tan aburrido en el que a diario alegaba que su vida tenía sentido. Yo habría sacado mi dinero para pagarle un par de tragos, pero dentro de todas las cosas que me había prohibido estaba la de no pagarle los tragos a nadie. Lo había buscado porque  necesitaba un trabajo, no me importaba el sueldo, solo necesitaba trabajar, trabajar no era mejor que hacer el amor, pero es mejor que estar todo el día en casa. Me dijo que estaba bastante borracho, pero que era seguro, que ya tenía un trabajo, que él nunca se olvidaba de los viejos amigos y yo tampoco había olvidado lo duro que era trabajar para él, me le quede mirando y le dije, si serás hijo de puta y me fui  a casa, había olvidado hacer de comer.

Hay noches en las que las mentiras me caen tan mal que pienso que algunas personas no merecen vivir, otras veces tolero cualquier cosa porque me molesta aún más una noche en blanco.

Sonó el teléfono, no quería contestar, hacerlo era reconocer que soy un hijo de puta. No importa lo que diga o haga, al final todos terminamos muertos y la clave es saber esperar. Me paso horas espiando por la ventana, me quito la camisa, los pantalones y voy de un lugar a otro en calcetines, mi ambición era más grande que mi talento o mis oportunidades, por eso en cuanto algo se presento, yo no dude ni por un segundo en hacerlo. Contestar el teléfono no tiene sentido, cuando lo hago no puedo dormir, aunque nunca puedo dormir, pero si contesto la cosa se pone peor. No salgo a la calle porque la cosa esta peor y si lo hago luego no puedo escribir.

Secretos

No hay manera de evitar el lio en el que estoy metido, existen días en que lo olvido todo, pero luego cuando voy al baño es inevitable recordar, así que si estoy estreñido, experimento una felicidad única, ustedes me han de entender

El gran idiota

Imagina Donald T en el viejo oeste, matando  inmigrantes, mexicanos desde luego, tal vez ninguna mujer se acostaría con él; no se bañaría, pero lo que en realidad me preocupa es dejarme de masturbar mientras él nos hace victimas de su juego

No hay tal camino

Por qué vulgarizar el amor diciendo una y otra vez te amo, donde todo mundo lo pueda ver, es acaso un intento por reconocer que todo lo que está sucediendo en verdad tiene alguna importancia, yo no lo sé, quizá porque no tengo necesidad de eso. La verdad que esto del amor en los tiempos del Facebook me tiene confundido y no solo el amor, también el trabajo, los perros que cuestan más de 1200 dólares, el no hacer nada y caer rendido todos los días y no tener tiempo ni para sentarse y esperar a que la muerte nos gane terreno. Todos los demás deben ser las únicas personas que no se preocupan por nada y todo se les hace de lo más normal, supongo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.997 seguidores