Feeds:
Entradas
Comentarios

No tardes más

No nos dejemos arrastrar por los deseos de tu marido, mucho menos por sus caprichos, dile que no te ruegue más, que tú y yo vamos a empezar desde cero y que es mejor que se haga a un lado, dile que trate de impedir eso y tú deja de tener miedo que no hay nada peor que una vida llena de incertidumbres.

Tuya es la culpa de todos estos sin sentido, de que el sueño sea corto y la pasión algo prohibido, pues mientras yo deliberaba una infructuosa batalla por despertar en tus brazos, tú con el cuerpo encendido dabas rienda suelta a ese infierno prometido.

Usted que haría

A veces pedimos que nos regalen todo, imagino por ejemplo que te regalan unas vacaciones todo pagado al lugar que más te gusta del mundo y una vez que llegas te la pasas acostado. He tenido la suerte de viajar con casi todo pagado, pero no fui capaz de acostarme o sentarme, recuerdo que la vez que me senté lo hice en una bicicleta y corrí por todas partes; para mí la noche es eso, como unas vacaciones con todo pagado y casi siempre me niego a quedarme acostado, el dormir ya es como un lujo agregado.

Dolor por ella

Las primeras veces ella estaba entusiasmada, como si todo esto fuera en parte su salvación, el ahora ingeniero se había cansado de ella y ella se había cansado de sus rutinas, estaba dispuesta a todo y eso incluía; abandonar la ciudad. Cuando se dio cuenta que estaba por amanecer tomo sus cosas y se vistió rápidamente,  sino se daba prisa él llegaría primero a casa y en verdad estaba muy cansada para explicar tantas cosas, además de que no tenía ganas de hacerlo una vez más. Lo beso ligeramente antes de irse y le puso su ropa interior entre su cara y la almohada y le dijo: para que nunca olvides mi olor. Esa fue la última vez que se vieron, ella decidió que nada valía la pena, que todos los hombres son iguales y él, el que recordaba todos los días su olor, no tenía tiempo ni fuerzas para seguirla por todas sus incertidumbres. Ella se marcho.

Lo más molesto de cuando ya llevas muchas noches sin dormir son las marcas que va dejando en la cara, lo más raro del caso es que no me gusta dormir y entonces no entiendo el por qué me quejo o quizá no es queja si no una especie de traición de mi cerebro que siente que no descansa y entonces me pregunto: si digo una serie de incongruencias, mi cerebro se volverá mi aliado.

Mi perro tenía la maña de olerme el ombligo,ahora esta muerto y lo extraño, lo raro es que extraño cosas que no tienen sentido: un balón autografiado, una posible novia ahora muerta, los temblores en la Ciudad de México, los partidos de béisbol en el Politécnico, un libro que nunca tuve, los paseos por las Islas en CU, las quesadillas con queso y sin queso y esa larga calle de mi micro ciudad y por supuesto que extraño los viajes apretados en el metro.

Contradicciones

Lo primero que me dijo es que las clases para aprender o convertirse en escritor, no sirven de nada y ahora que se empeña en que deberíamos estudiar para aprender a escribir; me confunde, tal vez lo único que desea es tener un negocio rentable, pero no lo sé.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.100 seguidores