Feeds:
Entradas
Comentarios

Salgo a las calles

yo se que esto no es poetico

pero la realidad nunca lo es,

el caso es que salgo cagado de miedo

luego llego a un barrio

de ricos o más ricos que pobres

y la policía cuida sus calles

sus puestos de tacos

y que nadie diga nada 

a las señoritas que salen en 

minifaldas y autos lujosos

es entonces que me pregunto

en donde esta la diferencia;

acaso en el color de nuestra piel

acaso en los pesos que unos u otros 

ganan con el sudor de lo que sea

aunque supongo que no todos son 

ambiciosos, en el barrio que habito, 

todos estamos tan jodidos

que preferimos no regresarmos

salgo a la calle y me encuentro con 

lugares imposibles y me adentro a 

lugares insospechados

y entonces mi realidad me entorpece 

los sentimientos

porque tengo claro que afuera de 

toda esta realidad, hay muchas 

personas que respetan sus sueños.

Hoy dormí un poco más, el niño desperto dos o tres veces, yo tenía un libro al lado por si no lograba dormir, hace mucho que no leo, al menos no como antes y confieso que cuando voy a una librería me siento un bicho raro, desconozco casi todos los títulos y busco lo mismo de siempre.

Por la noche le dije no te olvides de bañar al niño y también dale de comer algo y yo me fui a la calle. Supuse que el trabajo en la calle el dinero se ganaría más fácil o no tenia otra opción, eso sin hablar de todos los problemas que se nos venian encima y entonces la calle era un refugio.Me sentí el peor de lmde todos, pero necesitaba huir, huir de mí y de todos esos ruidos que no dejan de atormentarme.

Tantas voces contenidas de aquellos que fueron nuestros maestros, al que más recuerdo, es también mi amigo y es un excelente contador de historias, frases, sueños y versos.

Deseos

Alguien me pregunta que de poder pedir tres deseos, cuales serian. Contesto que no deseo ni uno y mucho menos tres deseos, pero que de tener la posibilidad, solo pediría dormir por 12 horas seguidas. Entonces me dice que si con solo eso me conformo y digo que he sido un egoísta, que 6 horas estan muy bien y que es suficiente tesoro, despues de decirlo cierro los ojos y mi mente no se cansa de repetir: a quien estas engañando, a quien estas engañando, a quien estas engañando, así durante todo ese tiempo que dura ese infinito llamado noche.

A mí niño no le interesan los problemas, de ningún tipo. Esta mañana su mamá le pregunto sí le gustaban los números y él dijo: no, a mí me gustan las letras.La culpa dice la ciencia; que es de su mamá.

Vivo en una especie de bosque donde los ruidos no tratan de cazar conejos, acá los ruidos se encargan perturbar el aire y de calentarlo todo. 

Desmemoriado

Comencé a escribir porque  sentí miedo de olvidarme de un pasado que a veces se me antoja inexistente, y desde que escribo estos retazos de historia, vivo en mundo confuso de lo que pudo haber sucedido o no. No he dejado de escribir, cada vez lo hago peor, supongo que es porque voy perdiendo la capacidad de recordar.