Feeds:
Entradas
Comentarios

Sueño

Después de que todos se van a la cama, supongo porque no lo sé, que la vida adquiere dimensiones insospechadas, que es la verdadera vida y no ese espacio aburrido en el que trabajamos solo para podernos alimentar.

Anuncios

Mi peor error en todo este tiempo: el silencio. Vivo rodeado de las pequeñas cosas, las más simples, cosas que a primera vista parecen no ser nada. Otro error fue no disfrutar del pánico. Ahora no estoy seguro de tener miedo, me alegra tener dudas, porque sin duda es un excelente sintoma de que sigo vivo. Hacer poesía es la tarea más ardua e imposible, al menos para mí, lo que si puedo decir es que no estoy dispuesto a dejar pasar un solo día sin haberlo vivido. La felicidad es una puta que se ve con cualquiera, no es ella quien me interesa.

Le cuento a unos pocos de mi

insomnio

trato de no gritar para no

espantar el sueño,

la gente suele oír lo que parece

no tener importancia

Apago las luces porque no me

gusta la traición de la luz

cuando todo ya esta a oscuras

le lanzo advertenvias a mi

vecina que le gusta la música a

todo volumen hasta pasada la

media noche le digo:

puedo ser muy cruel a las tres

de la madrugada, pero a ella no

le importa.

Mi distracción es un viejo libro

a mi mujer le dan miedo mis

libros y mi necedad por no

dormir

a mi lo que me invade es el

silencio, ese silencio de las

tres de la mañana cuando a las

manecillas del reloj les da por

atormentarme y una gota de agua

parece destruirme todo

No tengo pelo y si algo queda

esta cano que se confunde

con lo que ya no esta;

pienso en lo que tú no usarías

de mi, pienso en lo que no tiene

ella y sustituye con un cinturon

que se le ve horrible

Sin dirección

La vida puede ser divertida o convertirse un infierno. La mayor parte del tiempo, telefono en mano, todo pasa y los hijos crecen, nos inventamos cosas como: el estres o episodios de supuesta tristeza que solo sirven para chantajear o abusar del que parece ser más debil, nada de esto constituye enseñanza o consejo alguno.

El sexo es vida y es divertido hasta que algo lo jode.

Todo en esta vida es sexo.

En todo el día no suelto el télefono, mi vida esta en función de tenerlo en la mano, el trabajo, la música, la diversión, a veces lo parece todo y si no lo tengo algo anda mal, leo, tengo sexo, me engaño y engaño, hago las compras de la semana, planeo viajes e incluso voy al baño con el, entonces pienso; telefono luego existo. Lo triste es que me pierdo las cosas más importantes, entre eso dejar de convivir con mi niño, me jode pensar que lo puedo convertir en fiel seguidor de mis adicciones.

Me he pasado un par de años sin escribir y eso duele, no he perdido la capacidad de asombro como tampoco existe algo traumático es esas historias que deje de escribir; la que me tenía atrapado era una vieja novela que nunca logro ver la otra orilla, la que corresponde al punto final, una novela que tenía que ver con una gordita agradable y que dentro de ella gestaba la perversión más cruel, ahora nada de eso importa y supongo que en estos dos años me quede sin nada por escribir, aunque si lo pienso puedo escribir una historia corta de cuando tenía 7 u 8 años y mi prima me violo y después de ella le siguieron sus amigas, pero aún no lo sé.

Va de nuevo

Esta debe ser una historia corta, no más de cien palabras y debe contar el porque durante todos estos días no he podido romper con la inercia del no escribir, sobre todo cuando escribir es algo de lo que más amo, por supuesto que no es algo fácil y llevo no se cuantas horas o días o meses dando vueltas en mi cabeza para arrancar de nuevo y no logro nada, así que sin pensarlo más, supongo que va de nuevo, porque estar en silencio no es lo mío y porque supongo que si no me pongo a escribir estoy muerto.

Ella, al principio nos fuimos lejos o eso fue lo que deseamos creer, yo en ese tiempo estaba solo, estaba cansado, perpetuamente cansado, pero tenía algunos sueños, ella me dijo ven conmigo y nos fuimos en algo casi perpetuo.

Yo, que demonios era yo, un ser lleno de deudas, de miedos, de robos insospechados y tardes desoladas, ella es casi ese instante que te hace olvidar todas esas cosas, al menos eso era antes de venirse conmigo, mucho antes que los sueños tuvieran ese sabor a realidad, donde todo amarga

Le gusta que llegue la noche
dice que podemos salir
no me cuenta nada de los ruidos
como tampoco si siente miedo
me recuerda a mí
sobre todo cuando llora
me veo de esa edad
huyendo en busca de la oscuridad
porque nadie me podía ver
dentro de ella
porque es más fresca que el día
porque parte del silencio
me ayudaba a imaginar
en ese tiempo yo no sabía de poesía
sigo sin saber gran cosa.
Bajo sus pies todo tipo de ruidos
el que más le gusta es el crujir
de las hojas secas
somos cómplices de tantas cosas
y todo el tiempo nos decimos
que amamos a la misma mujer.
Vivimos historias de un país
Que se cae a pedazos día con día
pero a él nada le asombra
es tal vez su inocencia
a veces pienso
que soy un hombre cruel
porque deseo regalarle
eso que llamamos realidad
me da vergüenza
saber que un día vamos a perder
mucho de esta inocencia compartida
¿llorar?, eso no resuelve nada