Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘sexo y sangre’

4 de septiembre

Cuando le pregunte a ella, a la que ahora seduzco, si no tenía un novio narco, ella me dijo que no. También me dijo: que lo mejor era alejarme de ella, pues siempre le traía mala suerte al que estuviera a su lado. Lo que nació entre los dos no se puede decir que fuera cuestión de suerte y tampoco que la suerte de ella hubiera cambiado. Pero de pronto a ella le empezó a ir muy bien, yo desde luego seguía igual de jodido (cada vez más pobre) y ella, ya tenía un carro de modelo reciente y la casita con la que siempre había soñado, me dijo: que un viejo novio le había comprado todo y que al parecer ahora era narco y que si queriamos seguir con lo nuestro tendríamos que cuidarmos mucho, porque él era un celoso potenciado y que ella no quería probar mi sangre si es que algún día el se llegaba a enterar y después de acabar con mi vida, le pedía hacer el amor. Le dije que antes de que eso pudiera pasar, yo le cortaría los huevos al muy cabrón, desde luego que no me creyo. Pero en esos momentos yo era capaz de todo.

Me concentré en escribir el siguiente capítulo de mi novela, pero la verdad es ue estaba muy preocupado por lo que ella me había dicho y si el muy cabrón se enteraba y decidía buscarme, que demonios iba hacer. Pensé que lo mejor era olvidarla a a ella, pero tenía una facilidad para volverme loco con su sexo, que lo pensé mil veces y decidí correr elriesgo, después de todo no sería la mía, la primer historia tragica dentro de la literatura.

Un día paso, y tuve la necesidad de caparlo. Así es: lo cape.

Llegue a la casita de ella, bañado en sangre y le dije que deseaba hacer el amor en ese momento. Ella primero se sonrió, luego empezó a enfurecerse; él, al menos ayudaba con sus gastos y la había sacado de trabajar, ahora que demonios iba hacer, si ya estaba acostumbrada a lo fácil, me dijo: en verdad eres un pendejo o que te pasa. No discutí con ella y la sometí, así como andaba en ese momento, en lo que menos pensé, fue en la caballerosidad o el respeto, lo ùnico que deseaba era poseera y que ella me limpiara con su lengua, toda la sangre que ese cabrón me había dejado encima después de caparlo.

Del trabajo o quiero hablar, me he pasado tantos años buscando algo que me agrade, pero hasta ahora no he encontrado nada que me haga sentir feliz. Así que cuando alguien me pregunta en que trabajo, contesto, que no hago nada. Después de pasar el trao amargo, ella y yo, seguimos haciendo el amor, aunque no se le pueda llamar amor del todo, más bien nos hemos convertido en un par de salvajes y de vez en cuando nos untamos un poco de sangre, porque ese sabor mientras nos acercamos al orgasmo, nos vuelve locos.

El trabajo que hago, me da lo justo para comer. El tiempo que me queda libre, lo uso para seguir escribiendo mi historia, pero a veces pienso que no voy a ningún lado con ella. Hace unos días, me tope con una mujer, seguramente le doblo la edad, el caso es que intercambiamos unas cuantas palabras y ella me dijo: mira no te quiero espantar, me caes muy bien y quisiera verte de nuevo, pero mi novio es narco y temo por tu vida. Mi novio siempre me esta cuidando y hoy, por alguna razón se descuido. Nos despedimos, ella me acerco los labios y mientras me daba un beso, me dió una tarjetita con su nombre, y me dijo con una voz que se rompía alsalir de sus labios: llamame mañana por la noche.

Read Full Post »