Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘postaday’

Hoy estoy cansado de las historias de los malos, los malos que secuestran, los malos que asesinan, los malos que la venden, la compran o la queman, hoy estoy cansado de escuchar que son lo peor, que tienes que andar con cuidado, que no vale la pena una ciudad o un gobierno que tolera que se maten entre hermanos, hoy me dan ganas de salir de casa, pasearme por un bar o un antro, o una disco si es que aún existen, me dan ganas de olvidarme de situaciones sin sentido y de ver que la gente este feliz. También estoy cansado de las novias, de las esposas y de las hijas de los malos, es más estoy cansado de contar tantas cosas que supongo que debería dedicarme a construir un mundo sin malos y con buenos hábitos.

Hoy, es quizá un día común, con mucho calor a la intemperie, la sensación térmica es de locos y la intensidad del sol, no tiene nombre y después de recordar eso me pregunto, que diablos me estoy haciendo para no morir en manos de un agente del mal, la palabra que más me place me la guardo para otra ocasión.

 

Read Full Post »

En cuanto tenía a una mujer enfrente, bajaba la cabeza, se ponía rojo y buscaba donde esconder la mirada. No es que les tuviera miedo, sino que con solo verlas se excitaba; él no hablaba mucho, pero cuando lo hacía de su boca salían expulsadas todas las alimañas de este mundo. Siempre se estaba mirando los pies. Cuando estaba con “aquellos”, era diferente, era capaz de levantar la voz, pero sobre todo de dar órdenes. Eso de lanzar las órdenes era lo que más le gustaba. Un día Luisita, lo vio venir, iba derechito a la puerta de su casa y antes de que llegara, le dijo a su mamá, que  Samuel, querría hablar con ella. —no viene a casa—dijo la madre; luego pensó que si alguien pudiera ver a Samuel, ellos estarían en graves problemas.

Un día Samuel, salió de casa, tomo una camioneta “prestada”, pero como no tenía combustible y sacarla del pueblo era poco más que imposible, decidió quemarla, con todas las pertenencias que en ella iban. Deshacerse de un vehículo es más complejo que hacerse de uno. Bastaba con tomar un arma y amenazar a los dueños de autos, que al ver o sentir un arma en la sien, salían corriendo del lugar y con ganas de no volver nunca más. La última vez que se subió a una de esas camionetas “prestadas”, se quedo allí, con el arma en las manos, no tuvo siquiera un segundo para cambiar de posición, no tuvo ganas de morir en manos de otros a los que ya les debía respeto. Se quedo sentadito, mientras sus amigos fueron consumidos por el silencio.

Para Samuel  no existía nada mejor, por lo menos, al estar encerrado ya no va a intentar, ver a los demás como seres inferiores. Samuel ya no sufría como antes, su trabajo ahora es importante, aunque pocas veces lo que le pagaban, le alcanza para cualquier lujo. Él abrazo las balas, lo hizo con mucho cariño y nunca las dejo ir de de él, y de lo que siempre había soñado. Antes de morir dejo caer el cigarro pero a nadie le importo.

Yo creo que a Samuel, nunca se dio cuenta de que todo en su entorno estaba jugando en contra de él, que la suerte ya estaba echada y solo podría existir un ganador, pero no era él. Sebastián murió a los 16 años, sabía el manejo de cualquier tipo con licencia, puedo sacar a al jovencito de inmediato si me lo pide y lo mejor es Samuel nunca más no va a dar molestias. Notaras que tu seguridad dentro de casa es aún mayor.

Read Full Post »