Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘poesia donde no existe’

 

yo se que aún nos falta tiempo,

que lo nuestro solo puede retardarse aún más,

que la muerte seguirá rondando estas calles,

que el cambio de poder nos traerá esperanzas,

desgracias muertes, y también

sueños imposibles,

ayunos,

usura, con tasas de interés impagables,

sudor,

dolor,

desgracias;

 

el adulterio es tardado

 

tus pies desnudos

jamás llegan

a nuestro espacio reservado,

entonces me entra el rencor, y

te digo al oído

que feos pies tienes,

lo hago,

lentamente,

y te produzco

un extraño dolor,

pero te desquitas y

me dices:

que el remedio

esta entre tu sexo

a la una de la mañana

cuando el gallo aún no se despierta

y el elefante

sufre una demanda de su esfínter,

me jodes

siempre lo haces

 

sé que faltan muchos días

que la ceguera no se cura

con un candidato

ni con demandas de justicia

que no basta con disparar un arma

o legalizar el consumo de la droga

y desesperamos o mejor aún

desespero

y me arranco el silencio

y te digo al oído,

que hermosa piernas tienes

mientras que el candidato cuida

su horrendo peinado

y otro más nos regala

su amor hasta el hastío

 

quizá un día, cansado de esta espera

me mude a tu seno

para dejar de ser hombre

y convertirme en silencio,

convertirme en tu sudor, en tu pezón

en tu piel irritada, en una carga

en hormiga que migre

de un lugar a otro

de esa geografía,

en una hormiga

capaz de cargar con todas

tus penas;

 

 

tengo que impedir que nos maten;

votar, ¿desde cuándo es la solución?,

ese día aún no llega;

tengo que impedir que nos maten,

asegurarnos, porque la vida

es cruel, y nos arranca

y nos despedaza;

los sueños contra el sistema y

contra todo lo que nos haga

rebeldes, nos cansa

y nos espanta

pero no queremos

estar bajo tierra;

 

entonces,

llega ese día

te quitas la ropa

abrimos los brazos

y la pasión suele correr,

nos guardamos en el silencio

en las noches en vela,

en el milagro de las calles,

nos guardamos de la muerte

ambulante

del sexo con pago

del sexo obligado

de la asfixia de no tenernos

de esta espera interminable

de las palabras simples

de tu voz que nos dice y me dice:

aún no, no es el tiempo esperado;

 

la usura

el poder

tu sexo

y mi boca

que repite tu nombre

una vez y otra: Esperanza;

 

esperanza, llego la hora

Read Full Post »