Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘NABOKOV’

En mis sueños todo ocurre en blanco y negro y eso muchas veces termina por enojarme. Por la tarde le dije que la quería ver mañana, que tantos días sin verla me agobian; ella estaba sentada a un costado de su marido y evitaba reírse para que él no le pidiera explicaciones. De alguna forma ella pasa desapercibida mientras sosteníamos nuestras largas pláticas mediante el mensajero de una red social que durante mucho tiempo yo me había negado a instalar. No sé muy bien porque me sucedían todas esas cosas a mí, pero estaban pasando y a veces me dejaba seducir por el asombro. Que no la pudiera ver al día siguiente, ni al siguiente del siguiente me tenía de muy mal humor, desde luego que mi mal humor no solo era por no verla, sino que no podría tenerla entre mis brazos.

Presentía que ella terminaría por poseerme, como poseen las ninfas a sus amantes.
En mis sueños, casi siempre existe un escenario que se repite una y otra vez, no busco encontrar una explicación a esa situación, explicación que se convertiría en interpretación e interpretar es tan subjetivo y sin sentido. Supongo que estamos hechos de sueños. Al final sin importar el color de las cosas que ocurren en mi sueño, me tendré que conformar en ver pasar los días, así en un espacio de soledad jadeante, con ese ruido tan molesto en mis oídos y voy a pensar que si no la veo mañana es porque ella, experimenta un cambio de piel.
Nabokov fue hechizado por una ninfa, es evidente.

Read Full Post »

Dependiendo las actividades que desempeñes, es el nivel de estrés con el que se vive en esta ciudad, y dependiendo de tus miedos son de las cosas que puedes hablar o no. Está prohibido hablar de la violencia, de los enfrentamientos, está prohibido tomar fotos de eventos sanguinarios, y no es que alguien este frente de ti y te diga que esa actividad está prohibida, en verdad nadie lo hace, pero es muy simple, es como el acuerdo existente entre un escritor y sus lectores, donde se adoptan los términos o parámetros de la obra para poder leerla y hacer verosímil, lo que en ella se encuentre, siempre y cuando el escritor no rompa sus acuerdos y la haga tal, es decir, creíble.

El caso es que sin entrar en detalles uno tiene una serie de prohibiciones desde el día que nace hasta el día en que muere, por ejemplos seguramente no terminamos nunca y que son bien conocidos por todos, así que hasta sobra mencionarlos. El miedo anda en la espalda de todos, como «el pípila», cargando sus miedos por todos lados y al mismo tiempo, protegiéndonos, de quien sabe qué y de quién. Así que la vida acá tiene ese sabor, y entonces, empezamos a darle otra dimensión al peligro, por ejemplo, hace unos días se dio un enfrentamiento armado, y mientras esos sucedía, se dio a conocer la noticia (o por lo menos en esos momentos nos enteramos algunos) de que se habían robado al tigre de un circo.  Para muchos era claro el trabajo que tendría que hacer el tigre en su nueva casa, digamos que sería una especie de pozolero (muchas referencias en la red, para los interesados, esto de la red hace que los chistes locales, ya no sean tan locales, pero en fin), y para muchos fue motivo de risas, más que de lagrimas. Y así una serie de historias.

Lo que en realidad me conmovió hace unas horas, fue el comentario que me hicieron de un libro que he prestado: Lolita, de Vladimir Nabokov. Me han dicho que es un viejo pervertido, que como es posible que se esté fijando en esa niña, que no es posible que exista alguien en el mundo así, casi sentí que se me venía encima toda una delegación del opus day, al menos, si una madre obsesionada en condicionar a sus hijos a sus caprichos y sentimientos espirituales, es decir una mujer que vive en un mundo ficticio y protegido por una esfera inexistente, una esfera que si no se quiebre es porque a nadie le interesa, pero en mi caso, lo peor de todo es que me insultara a uno de mis autores preferidos, le he dicho que ella debe leer otro tipo de literatura, que vaya y compre revistas o que vea la televisión, desde luego que después de hacerlo me ha sobrevenido un sabor amargo y no fui capaz de disculparme. Que no le guste Nabokov está muy bien, pero que alguien juzgue una obra por sus pensamientos moralistas y con una supuesta carga de valores eso si que esta fuera de lugar, sobre todo en una ciudad como la nuestra que la muerte es lo que las olas al mar. Necesaria y constante.

5 DE FEBRERO DEL 2012

Read Full Post »