Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘LOS SUEÑOS’

Puedo recordar o no, con exactitud todas las cosas que voy soñando, puedo contarlas, aunque a la hora de hacerlo, me valga de dos o tres mentiras, lo interesante es tener la habilidad se soñar, pero sobre todo de recordar, pues muchos argumentan que su falta de memoria de lo soñado es porque no lo hacen; aunque lo mejor de todo es poder contar esos sueños. Lo que más me gusta de mis sueños es que se dejan contaminar con facilidad, es decir son manipulables, por ejemplo, los ruidos externos (esos ruidos del supuesto mundo real, si es que existe tal mundo, porque cabe la posibilidad de que todo este contenido en un gran sueño), pues bien esos ruidos de la realidad se mezclan en mis sueños y lo hacen de una manera que es imposible olvidarlos. Por ejemplo, esta mañana antes de despertar ocurre algo mágico, es como un reset. Los ruidos me hicieron abandonar mis sueños y los mezclaron a la realidad existente. No recuerdo o o quiero hacerlo, en que mundo estaba hasta antes de ese momento, hacerlo supondría muchas cosas, desde una infidelidad onirica, hasta cosas innombrables. El caso es que por alguna de las calles cercanas a donde yo estaba dormido, paso una ambulancia (quiero suponer que se trataba de una ambulancia) el ruido de la siena, ruido que no es igual al canto de esos seres hermosos y fantasticos, se mezclo en mi mundo de infidelidades y pasiones. Y estaba en otro sueño. Estaba en algún momento de mi infancia, jugando en la casa de mamá, cuando la ambulancia se detuvo frente al patio de juegos, en la casa del “mocho”. Habían llegado por él, no tengo idea de que le estaba pasando, pero no tardaría mucho en saberlo. Lo subieron a la ambulancia y su silla de ruedas daba vueltas enloquecidas, en su patio. Daba esas vueltas como cuando la hierba seca se va acumulando hasta formar una delicada, hermosa y perfecta esfera y una vez junta, recorre esos pueblos deserticos.

En las proximidades de esa vida real y muy cercano a mis sueños, se oyeron varias detonaciones, quiero suponer que correspondían a cohetes lanzados para anunciar el festejo de algo, un Santo, una boda, unos quince años, lo que sea, pues nos es muy dado el festejar ante cualquier oportunidad, somos un pueblo alegre pese a las realidades diarias. Para mí toda detonación, en el registro de mi mente, corresponde a enfrentamientos armados y a la hora de estar dormido, uno se olvida que no esta en su cama, ni en su casa, ni en sus paranoias. Mi sueños no saben discriminar los ruidos entre balazos y cohetes, todo parece sonar igual aunque existan tremendas diferencias, así que no tenía porque suceder algo diferente a mis registros.

La ambulancia dejo de ser ambulancia para convertirse en las camionetas de la policía o de los militares que para el caso es lo mismo. Llegaron a la casa del “mocho”, los policías fueron recibidos a balazos, como corresponde ante estos actos, sin misericordia. Imaginar al “mocho” disparando un arma no es un acto aislado o lejano de la realidad, su actividad siempre fue o es la de un delincuente, aprovechandose de los miles de inmigrantes que pasaban frente a nuestras casas; el “mocho” les robaba su dinero, les ofrecía un camino más fácil para llegar hasta el lugar donde se cumplen los sueños, también les robaba a sus mujeres y las vendía y quien las compraba las prostituía pero esa no es historia de ayer, es historia de toda una vida, de mi vida y las de muchos más y que nadie se quejara o dijera algo, porque lo mandaba a matar, sin importar si era del pueblo o extranjero de el. Le dispararon. Le dieron. Su cuerpo incompleto cayo al suelo y a partir de ese momento su silla fue feliz. Motivada por fuerzas ajenas a toda voluntad conocida, la silla del ” mocho”, empezo a dar vueltas en el patio donde durante muchos años estuvo condenada a la nalgas de ese ser tan despreciable.

La silla dando vueltas, como esas hierbas secas que se acumulan hasta formar una hermosa, delicada y perfecta esfera y recorren los pueblos deserticos.

El siguiente ruido ya no lo pude sportar y desperté. Más tarde llame a mi madre y me dijo, que alguien había dejado en el patio un balón verde, me lo describió y era igualito al balón con el que me lastime el tobillo, después me contó que alguien había llegado en la noche a la casa de enfrente, que nadie lo vio venir y tampoco lo vieron partir, que sonaron varios disparos, que la noticia en el pueblo es que anoche han matado al “mocho”.

Read Full Post »

Puedo recordar o no, con exactitud todas las cosas que voy soñando, puedo contarlas, aunque a la hora de hacerlo, me valga de dos o tres mentiras, lo interesante es tener la habilidad se soñar, pero sobre todo de recordar, pues muchos argumentan que su falta de memoria de lo soñado es porque no lo hacen; aunque lo mejor de todo es poder contar esos sueños. Lo que más me gusta de mis sueños es que se dejan contaminar con facilidad, es decir son manipulables, por ejemplo, los ruidos externos (esos ruidos del supuesto mundo real, si es que existe tal mundo, porque cabe la posibilidad de que todo este contenido en un gran sueño), pues bien esos ruidos de la realidad se mezclan en mis sueños y lo hacen de una manera que es imposible olvidarlos. Por ejemplo, esta mañana antes de despertar ocurre algo mágico, es como un reset. Los ruidos me hicieron abandonar mis sueños y los mezclaron a la realidad existente. No recuerdo o o quiero hacerlo, en que mundo estaba hasta antes de ese momento, hacerlo supondría muchas cosas, desde una infidelidad onirica, hasta cosas innombrables. El caso es que por alguna de las calles cercanas a donde yo estaba dormido, paso una ambulancia (quiero suponer que se trataba de una ambulancia) el ruido de la siena, ruido que no es igual al canto de esos seres hermosos y fantasticos, se mezclo en mi mundo de infidelidades y pasiones. Y estaba en otro sueño. Estaba en algún momento de mi infancia, jugando en la casa de mamá, cuando la ambulancia se detuvo frente al patio de juegos, en la casa del “mocho”. Habían llegado por él, no tengo idea de que le estaba pasando, pero no tardaría mucho en saberlo. Lo subieron a la ambulancia y su silla de ruedas daba vueltas enloquecidas, en su patio. Daba esas vueltas como cuando la hierba seca se va acumulando hasta formar una delicada, hermosa y perfecta esfera y una vez junta, recorre esos pueblos deserticos.

En las proximidades de esa vida real y muy cercano a mis sueños, se oyeron varias detonaciones, quiero suponer que correspondían a cohetes lanzados para anunciar el festejo de algo, un Santo, una boda, unos quince años, lo que sea, pues nos es muy dado el festejar ante cualquier oportunidad, somos un pueblo alegre pese a las realidades diarias. Para mí toda detonación, en el registro de mi mente, corresponde a enfrentamientos armados y a la hora de estar dormido, uno se olvida que no esta en su cama, ni en su casa, ni en sus paranoias. Mi sueños no saben discriminar los ruidos entre balazos y cohetes, todo parece sonar igual aunque existan tremendas diferencias, así que no tenía porque suceder algo diferente a mis registros.

La ambulancia dejo de ser ambulancia para convertirse en las camionetas de la policía o de los militares que para el caso es lo mismo. Llegaron a la casa del “mocho”, los policías fueron recibidos a balazos, como corresponde ante estos actos, sin misericordia. Imaginar al “mocho” disparando un arma no es un acto aislado o lejano de la realidad, su actividad siempre fue o es la de un delincuente, aprovechandose de los miles de inmigrantes que pasaban frente a nuestras casas; el “mocho” les robaba su dinero, les ofrecía un camino más fácil para llegar hasta el lugar donde se cumplen los sueños, también les robaba a sus mujeres y las vendía y quien las compraba las prostituía pero esa no es historia de ayer, es historia de toda una vida, de mi vida y las de muchos más y que nadie se quejara o dijera algo, porque lo mandaba a matar, sin importar si era del pueblo o extranjero de el. Le dispararon. Le dieron. Su cuerpo incompleto cayo al suelo y a partir de ese momento su silla fue feliz. Motivada por fuerzas ajenas a toda voluntad conocida, la silla del ” mocho”, empezo a dar vueltas en el patio donde durante muchos años estuvo condenada a la nalgas de ese ser tan despreciable.

La silla dando vueltas, como esas hierbas secas que se acumulan hasta formar una hermosa, delicada y perfecta esfera y recorren los pueblos deserticos.

El siguiente ruido ya no lo pude sportar y desperté. Más tarde llame a mi madre y me dijo, que alguien había dejado en el patio un balón verde, me lo describió y era igualito al balón con el que me lastime el tobillo, después me contó que alguien había llegado en la noche a la casa de enfrente, que nadie lo vio venir y tampoco lo vieron partir, que sonaron varios disparos, que la noticia en el pueblo es que anoche han matado al “mocho”.

Read Full Post »

Al país se le van cayendo las mascaras. Las mentiras. Empleos que nunca existieron, partidas presupuestales que no llegaron a su destino. Lucha contra el crimen organizado que nunca avanzo del estado inicial, a no ser que el número de muertos cuente como un logro, ciudades sitiadas, abatidas, fantasmas, al país se le fueron cayendo las mascaras y observar el verdadero rostro de lo que somos y no de lo que nos pintan, es como un desencuentro, es como darse de topes contra un muro alto que se niega a reflejar nuestro rostro, el sueño no es vivir en otro país, el sueño es que el “otro” país no decida lo que tenemos que hacer. Y se dice que este es la idea de un mundo feliz.

Read Full Post »

Mientras que en una ciudad, una mujer se queda viuda y un hombre pierde a su amante, otros hacen de su vida una acción que rompe su rutina: en un espacio un chico va a rehabilitación física, una mujer esta pariendo a su cuarto hijo, un niño juega a la guerra entre buenos y malos, la mamá del niño se hace un tratamiento para erradicar los vellos de su cuerpo y un amigo de su marido fue herido mientras trata de evitar que los asalten, la policía ve con malos ojos a este par de amigos, que al sentirse amenazados huyen del hospital, a la doctora que estaba de guardia la acusan de complicidad y se la llevan en calidad de detenida, al salir, camina por una calle desolada, y se topa con un chico enigmático y que además cojea de la pierna derecha. La doctora lo ve pasar y piensa en que ya lo habia antes. Ella piensa en lo hermoso que sería vivir acompañada y por qué no, por el chico que recién ha visto, se ve solo y triste, ella decide hablarle, mientras que otra parte de la ciudad se oyen balazos, y alguoen a soltado un último suspiro, un perro quiere jugar y lad televisiones a estas horas tienen un sonido intenso como si algo estuviera hirviendo. Nuestro chico que hace un rato se cruzo con la doctora que fue acusada de complicidad en el caso de la fuga del herido y su amigo; recuerda haber tenido un sueño extraño: caminaba por una larga y oscura calle, entre todo el silencio que reina, escucha el taconeo de una mujer, se encuentran de frente y él en ese instante se siente perdidamente enamorado y se siente profundamente triste, porque esa mujer solo existe en su sueño. Nuestrp chico, toma sus muletas y va a rehabiltación, mientras en otro punto de la ciudad una mujer esta pariendo a su cuarto hijo, y en los peridicos, aparece en primera plana, la historia de una mujer, que estando de guardia en un hospital, dejo escapar a un par de delicuentes peligrosos, ella, la mujer es una exitosa medico de extraordinaria belleza, concluye el encabezado; pero nuestro chico no se entera y seguira soñando durante muchas noches con ella, mientras en una ciudad distante los arquitectos del destino, construyen una larga calle donde tendrá lugar un encuentro que nos puede salvar del fin tantas veces anunciado.

Read Full Post »

EL ORIGEN

¿Quién puede ser capaz de realizar los sueños de otros?, al parecer Leonardo DiCaprio logra realizar los sueños de Cristopher Nolan en “El Origen”.

Un cazador clásico de sueños, lo fue sin duda Milorad Pavic, quien siempre proponía en sus historias a seres capaces de cazar los sueños. En Pieza única, Pavic, propone como argumento fundamental que sus personajes puedan soñar un fragmento del futuro y con ello logran que toda su vida pueda cambiar, es decir, les regala la opción de decidir.

Desde The Dark Knigth (El Caballero de la noche), la última película Cristopher Nolan, podemos notar esa capacidad excepcional en cuanto al manejo de los recursos que hoy en día se tiene al servicio del cine, como también podemos corroborar su genialidad de dirección, películas como Memento (Amnesia) y The Prestige (el gran truco), sustentan esta premisa, sin embargo, “El Origen” no se destaca precisamente por esa serie de efectos especiales al estilo de Matrix, sino porque toca un tema que va, hasta el centro mismo de nuestra existencia. Los Sueños. Es una de esas historias, donde el espectador no tiene tiempo para descuidarse y lo mantiene pensando en todo momento, lo importante que es prestar atención a todos los detalles.

Leonardo DiCaprio, quien representa el papel de Dom Cobb un experto ladrón de secretos valiosos, extraídos desde las profundidades del subconsciente en el estado de sueño, lugar donde las mentes de sus víctimas son más vulnerables. La infiltración, no corresponde a una situación, pues no se hace con fines terapéuticos, sino como parte de un robo y espionaje.

La operación requiere de un equipo capacitado para lograr el éxito. Un “arquitecto” que se encarga de diseñar toda la escenografía del sueño, pero sobre todo, de crear las condiciones necesarios para escapar de la mente del infiltrado. Se tiene también la presencia de un ladrón y de un químico que  se encarga de inducir el sueño y hacerlo lo más profundo posible. El equipo de Cobb, tendrá como misión hacer lo contrario a lo que están acostumbrados. En esta ocasión su misión no consiste en robarse una idea, sino en colocar una, que cambie el destino de la persona involucrada. Se trata del crimen perfecto. Aunque su misión lejos de ser algo sencillo se convierte en todo un reto, porque en el subconsciente de su victima existe un poderoso enemigo, que es un digno contrincante y pondrá en riesgo la operación.

Inception (El origen) es una historia, donde la ciencia ficción esta presente, así como la exploración de los estados alternos de la conciencia, la memoria y la fantasía. Evoca con facilidad el mundo de Borges. Donde Funes el memorioso, llega por instantes a ser desplazado por la forma tan detallada que tiene Cobb de recordar todos los detalles de su vida, ya sea dentro o fuera del sueño. Pero no es nada más bajo esas circunstancias que nos podemos topar con Borges, existen una serie de elementos que nos pueden remitir a su capacidad creativa y entonces la pregunta obligada, es qué si existe alguien capaz de representar las historias Borgianas, he aquí una respuesta de Nolan, en la cual uno puede ver con claridad y dentro de todo lo complejo que resulta un sueño, La Casa de Asterion, el Aleph y todo lo que se nos pueda ocurrir.

La historia de El Origen, esta sustentada, en una caja de trucos, al igual que en otras ocasiones lo ha hecho su director en trabajos como Memento o The Prestige.

Ariadne (quien ayuda a Teseo a matar al minotauro, en la mitología griega), interpretada por Ellen Page, se encarga de construir laberintos que a su vez son puertas de escape, estos laberintos recorren todo el camino de la película y nos hacen estar en un lugar u otro que por momentos podemos perdernos, de lo que nos parece la realidad. Todo un rompecabezas tanto para actores, director y espectadores.

“Una idea es como un virus”, nos dice Cobb en una de las escenas y eso es algo que no se nos puede olvidar, porque una vez que se establece da el ritmo para toda la historia.

Leonardo Dicaprio, no logra salir de su anterior trabajo, La Isla Siniestra, pero es algo intencional, vemos por un momento en la profundidad de sus sueños, en el cual, este personaje, podría ser un director de cine que quita o pone elementos que hagan de la historia más creíble, pues bien, es en este ambiente donde uno puede verse sumergido en las imágenes de su anterior trabajo y las ganas por salir de este sueño y regresar al mundo que se a quedado atrás, al igual que en nuestro imaginario colectivo, hace que la música de Hans  Zimmer, nos de una sensación de audaz de la narración. Y digo que nada es accidente pues al escuchar la voz de Edith Piaf (su vos sirve de enlace entre el sueño y la realidad), pensamos casi de forma inmediata en el rostro de Marion Cotilliard y su actuación en La vida en rosa. 

Lo que escapa de la mano de Nolan, es que al ir entrando a niveles más bajo en el inconciente y por ello mismo en el sueño, deja que la acción se anteponga a un mundo mucho más complejo donde las reglas del juego deberían ser más enrevesadas.

Me quedo con la referencia como dije antes que hace del mundo de Borges y su posible representación. Si Leonardo DiCaprio es capaz de realizar los sueños de Nolan, Cristopher Nolan es capaz de realizar los sueños de Borges.

Esta vez el director contó con un reparto de lujo encabezado por DiCaprio, Marion Cotilliard, Ellen Page, Michael Caine entre otros.

Read Full Post »