Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘JARCHARON’

Señales que precederán al fin del mundo, de Yuri Herrera.

 Por Alberto García Saavedra.

La belleza de lo árido y sus nuevas palabras.

Una de las preguntas recurrentes que existen en la mente de la gente que no se dedica a escribir es casi siempre la misma, y es de qué hablan los escritores cuando se encuentran en medio de una reunión de escritores. Pero mucho más frecuente que esa pregunta, es algo mucho más sustancial e incluso trillado.

 ¿Por qué y desde cuando empieza el escritor a convertirse en eso, en escritor?

Para muchos se trata de una necesidad y para otros puede ser una necedad, algunos escritores confiesan su necesidad por inventarse una realidad, su necesidad por inventarse una palabra que los defina, que los haga diferentes, que les ayude a que su vida de un giro. De la necedad, no tiene caso hablar.

Leí por primera vez la novela de Yuri Herrera Trabajos del reino, por recomendación de quien considero, su más grande seguidor y quizá uno de sus mejores amigos, por supuesto que entre ellos, existe el amable vínculo de la escritura. Para ser la primera novela de Yuri Herrera, uno podría pensar que se encontraría con un trabajo de prueba y error, es decir un  ensayo, propio de los escritores en ciernes; el de Yuri no fue así, resulto ser un trabajo diferente, pero con el matiz de las novelas del narco, puedes pensar de inicio que es un trabajo como otros tantos, una novela fastidiosa, acerca de las supuestas realidades del narco, es decir un fracaso más por retratar a una sociedad mexicana en decadencia, donde las balas son disparadas sin ton ni son y a quien caiga, pero la sorpresa no solo fue agradable, sino que una de las virtudes principales es que no existen balas disparadas al azar por la pluma de Yuri Herrera, sino un acto de constante precisión y sobre todo un uso exquisito del lenguaje, donde el autor hace notar que el tema del narco trafico no es solo un tema aburrido o recurrente de algunos escritores mexicanos o no, en ese afán por vender sus obras, sino que le da un sonido, una voz propia, que el narco corrido y todo ese entorno que cubren su historia no dejan de sonar durante toda la prosa de Herrera, pero sobre todo nos hace entender que hablar del narco de forma narrativa, no es un esfuerzo que nos haga pensar en la pérdida de tiempo.

Ser escritor, resulta una tarea que va más allá de escribir como se habla a diario, la gente cree en muchos de los casos, que un escritor debe manejar un lenguaje casi igual al que se maneja en los periódicos, pero eso puede quedar muy alejado de la libertad. Para el escrito Yuri Herrera, es sin duda algo que no deja pasar por alto, pero hace un juego intencionado, donde su lenguaje, parece estar a la altura del como hablamos en el diario transito de nuestras ideas. Así que una vez más he llegado a la lectura de su última novela, Señales que precederán al fin del mundo, gracias a la recomendación de nuevo de quien me parece uno de sus mejores amigos, y es que sino es por la amistad y sobre todo porque el trabajo de Herrera vale la recomendación, habrían pasado unos cuantos años para poder llegar hasta el, pues quizá una de las problemáticas más grande del país, está en no dar suficiente difusión a las obras que tienen un verdadero peso.

Es en este punto donde cabe la duda, donde es posible preguntarse, de cómo y cuándo es que una persona decide convertirse en escritor.  Hacerle la pregunta de manera directa a Yuri Herrera, quizá no nos llevaría a ningún lugar o quizá obtendríamos una serie de teorías un tanto aburrido, aunque para eso estoy suponiendo posibles respuestas. Lo cierto es que una de las búsquedas de los escritores es encontrar una palabra, el invento de una palabra que los lleve por un mundo diferente, un mundo donde cada situación y cada línea escrita marquen la diferencia entre los escritores ya existentes. Así es como Yuri, y quizá sin proponérselo, logra en su última novela, Señales… ese descubrimiento y es que atrapa de forma magistral, el sentir de un pueblo, y nos habla todo el tiempo desde el interior de los sentimientos de una sociedad que es mayoría, donde el lenguaje altamente cuidado, pero al mismo tiempo realista de la gente que habita ese México que apunta a un norte geográfico, un norte donde al parecer suceden todas las cosas “malas”. Jarchar, jarcharse, jarchado y todas las combinaciones posibles de un verbo inexistente en nuestra diarias reglas de la Academia, es una palabra que aparece y reaparece en todo el texto y denota su importancia, palabra que nos resulta de inmediato ajena, pero  que sin embargo tienen cabida en el imaginario colectivo de una sociedad que ama sus inventos y que encuentra en las palabras una fuga constante de su realidad y no solo una fuga, sino que con ello inventa un mundo que le permite escaparse de su realidad. Quizá para el escritor Yuri Herrera, esa necesidad por romper con un mundo donde lo único visible era un paramo y donde la mayoría de sus vecinos se buscaban la vida en otras geografías, se vio transformada en el ejercicio de la escritura, quizá uno pueda imaginar y tratar de responder de cómo y desde cuando él decide convertirse en escritor, pero sin duda, que sus lectores preferimos inventar y crear esas circunstancias, antes de oír o leer del por qué y del como llego hasta estas instancias de su vida.

Señales que precederán al fin del mundo, es la voz necesaria de una época, es la voz no de un único personaje, sino de toda una región e incluso podría atreverme a decir que es la voz de un país, es la constante migración de una sociedad para ir desalojando sus miedos, para ir olvidando sus costumbres, para dejar sus pueblos en el olvido, donde un día, la voz narrativa de un interesante escritor, volverá para recordarnos que existe un lugar, un sitio utópico, donde hace años todo era posible. Jarchar lo es todo, no existe una definición única, y en la historia ir jarchando es parte medular, se construyen caminos que la gente pobre de una región debe ir jarchando para lograr sus sueños, la tierra se abre y te permite tener una visión del infierno y en ese momento ya sabes que jarchaste. La novela y su titulo son en sí una invitación constante para que el lector pueda recobrar parte de su mundo perdido, un mundo donde los olores y los sabores son una parte escondida y que sin embargo existen, están todo el tiempo presente, un lugar de seres queridos y donde al final cada uno desearía que descanse su cuerpo, Jarchar es una realidad del mexicano, que abandona su tierra, sus sueños, su familia y nunca más se reencuentra con ello, Jarchar lo es todo y nada y queda en cada uno darle esa lectura única que le permita entender más allá de lo que su autor intente decirnos.

La historia se puede resumir de forma muy breve: Makina va en busca de su hermano al Norte. Se encuentran y él ya es otro y en ella opera el mismo cambio, ya es otra, ambos se han jarchado. Un argumento viejo como la historia misma del país, historia  a la cual le urgía tener voz, es una historia tierna y hermosa que en la voz de Yuri Herrera comenzó a  encontrarse y darnos esa sensación de ir jarchándose.

Yuri Herrera. Señales que precederán al fin del mundo. Cáceres: Periférica 2009.

Read Full Post »