Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cuentos’

En el insomnio busco sueños, pero resulta un tanto imposible. Así que me invento que trabajo, que no me hace falta nada, que lo que busco es un pretexto para que mis manos paren, para dejar de escribir y acariciar cuerpos perfectos y sin reposo

Read Full Post »

Pocos pasos hay entre ella y el lugar donde todas las noches voy a trabajar, a veces tengo ganas de preguntarle porque demonios se dejo atrapar por la cordura, pero pienso que si lo hago eso nos va alejar mucho más y entonces la recuerdo entre risas y sollozos; no la veo ni por error, ni siquiera un segundo. Si alguien me dice que me escondo, entonces guardo silencio, me doy media vuelta y me marcho del lugar. Durante 7 meses nos gritamos todas las posibilidades o más bien nos escribimos las mismas. Amor, engaño, soledad tristeza, infidelidad, porque ese demonio que traigo dentro, todos los días reclama su dosis de infidelidad. Noches blancas le han seguido a la mañana cuando la cordura se adueño de ella, cuando ambos nos despedimos como si aquello fuera un entierro o mi salida de su vida fuera el pretexto ideal para que ella pudiera seguir con su sueño y su vida, esa que se había contagiado de cordura y de esa necesidad de hacer siempre lo que la sociedad dicta como las buenas costumbres, con tu partida he llorado hasta llegar a un alarido, 7 meses de este sórdido encuentro que se resuelve en un grito, en un te extraño, en un te reclamo por ser el verdugo que ejecuta sin esperar: la sentencia el olvido.

Read Full Post »

Qué diablos tendría U, cómo para hacerme perder la razón, yo no lo sé; me invente que estaba enamorado de Abril, sé muy bien que me lo invente, es casi imposible que algo así, pudiera darse de la nada, había entre ella y yo poca historia que si no decía nada, era lo mejor, pero lo tenía decir, no soporto quedarme con ese sabor en la boca, producto de algo que no he podido hacer. Mi historia con ella, con Abril es un amargo sabor de boca. Lo que si se que tenía U, era una determinación para aferrarse a sus sueño, la envidiaba. A  ella le habría encantado enterarse de mi patética historia con Abril, entre otras cosas porque le encanta lo novelesco y porque ella asegura que me gusta hacer rabiatas y porque cada que puede me apuesta a que nunca voy a madurar. Me habría pedido algunas fotos de Abril, incluso yo le había pedido unas cuantas fotos a Abril, no sabía cuál sería el destino al final de todo, ni siquiera tenía idea de que terminaría por hacerle un archivo y pensar que algún día podría ser el personaje de alguna novela, como también es cierto que deseaba convertirla en el personaje de mi historia más importante, sin importar si nunca la llegaba a escribir. Claro que todo esto parece algo sacado de la irrealidad, por lo que estoy tentado a publicar la foto de Abril, solo que me preocupa que su marido sea un matón o que se convierta en uno de ellos, no soy tan tonto como para arriesgarme, además de que me quiero mucho.

Sería una exageración decir que corría el riesgo de perder a U. Nunca había sido del todo mía.

Dicen que las pelirrojas son las mujeres más peligrosas y que les encanta el sexo. Yo supongo que a todas las mujeres les encanta el sexo y quizá esté equivocado, otra cosa que me gusta de las pelirrojas, son sus pecas. Hace unas cuantas noches hable con U, me ha dicho que no soporta, ni el frío ni la soledad que le hace compañía en New York, y yo le pregunto si le interesa tener un gato, le he hecho esta pregunta tantas veces y siempre que le he regalado un gato, ella termina por perderlo. Ella me ha dicho que desea que vaya a verla y yo no quiero, me avergüenzan mis catos, y el haberme enamorado de alguien que al final, elegiría la seguridad y la felicidad que ya tiene ganada. Abril siempre fue un espejismo, una distracción para deshacerme de U. después de un tiempo el silencio se apoderó de todos mis espacios y solo pienso en poder seguir escribiendo.

Read Full Post »

Otra vez la misma ventana, la misma historia y la misma nostalgia de una patria que nunca fue diferente, pero que alguien le explique eso a los sueños. Y en medio de la patria, existe el sexo. Se ha ido todo, incluso las batallas por llegar están perdidas. Mi mano pretende escribir historias, una vez más como todos los años y no es un propósito, sino la única razón de esta vida. En este intento de historias mis manos llevan el mismo ritmo, tanto la izquierda como la derecha, no hay preferencia alguna, mis manos que son como almas gemelas.

Yo no pierdo sino dejo de escribir, no importa el número de muertos afuera de mi sitio preferido, la patria que ha parido anti héroes es la que pierde, la que se daña, la que nos arroja a ese lugar sin fin, yo no pierdo mientras hago lo que me gusta y lo que me asusta es la muerte, no la mía, sino la de otros tantos que van de un lugar a otro de manera inocente, sin malicia, sin idea de lo que les pueda pasar, después de todo la muerte en nuestro país, ya es una costumbre, una necesidad diaria, un mundo que solo se arregla así, llenándolo de muertes.

Otra vez, los inicios, como si de ellos dependiera todo y uno pudiera renovar los votos, los sueños y las ganas para hacer lo que se nos venga en gana, aunque yo suelo dudar de que somos capaces de hacer lo que se nos viene en gana. Suspiro y mis manos acarician el fin y la nada. Caricias, caricias.

Somos así, cada uno se preocupa por lo que le pasa, cada uno es un invento de sus frustraciones o deseos, cada uno cree poseer la verdad sobre todas las cosas y luego cada uno se deja llevar por sus miedos y se entrega en la nada de las noches oscuras cuando súbitamente los demonios nos hacen presa de sus deseos. Otra vez el inicio de algo y uno piensa en como llegar a la otra orilla, cuando quizá lo más importante no es la otra orilla sino todo lo que existe en el camino de ida que no tiene regreso. Llorar es imposible, la vida ese gran sueño por el que todos los días hacemos algo. Mientras todo eso pasa, ¿nos desvestimos otra vez?

Read Full Post »

Me hablas de distancias, que no es otra cosa que kilómetros más kilómetros que nos dispersan y nos hacen imposibles y lo bueno es que estamos lejanos porque de otra forma ya nos estaríamos odiando hasta el cansancio, tú seguramente con ese silencio que acostumbras y yo trasplantando historias para atacarte a la primera oportunidad. La imposibilidad de verte no es un país, ni un visa, ni lo helado que es ese lugar, la imposibilidad se llama no reconocernos a la brevedad, se llama negarnos lo que somos y no querernos quitar la ropa a la primera, sino después de mucho regateo, después de tres o cuatro copas y cien mil versos que tengo que citar de memoria. ¿Distancias?, no es otra cosa que kilómetros y más kilómetros de tierras que sangran, que se cubren de blanco, que se esconden en océanos, lagos o ríos caudalosos, distancia es esta inmovilidad del cuerpo crucificado, del cuerpo quemado, del cuerpo escondido en un lugar imposible, y es la desunión total de lo que somos, de nuestras manos que dejaron de apartar nuestros muslos para dejarnos perdidos entre nuestras piernas, sin saber que eso algún día nos destruiría. Distancias es un país infectado de soldados, pagados por el miedo a que otros se adueñen del «negocio».

La distancia también es lejanía, conspiración y una caja de huesos desbaratados.

Me duelen los músculos de tantos suspiros, malgaste mis sueños y sobre todo las horas que deje de escribir pensando en ti, malgaste tu silencio, pues en el estaba la oportunidad de olvidarte y deje que a la primera de cambio me habitaras de nuevo, con toda y esa distancia que es tantas cosas y a la vez nada. ¿por dónde ando yo?, escondido en tugurios en latitudes donde los soldados son huérfanos de lo que más quieren.

Las distancias son la soledad de unos días después de marzo, cuando el sol se ha encargado de alejar todo el frío que nos corta la piel y el alma se desbarata por no volverte a ver.

Read Full Post »

La idea era muy simple: yo quería dormir con ella o no lo que se dice dormir, si no como se dice de manera simple, pasar la noche y nada más. No quería algo como eso que algunas llaman amor y hundir mis pensamientos en su vida y complicar un poco más la mía, tampoco tenía deseos de dejar mi mano a la disposición de su cuerpo durante todos los días, era pasar la noche y nada más, en eso no había poesía encerrada ni historia escondida, la cosa parecía muy simple, pero en ocasiones pienso que era de lo más complicada. Quería saber cómo era ella, después del sexo, en su estado más profundo de excitación y placer y mucho más aún, quería escuchar el ritmo de su corazón en el instante mismo que la pasión se desborde y ella no tenga a donde esconderse y grite, si que grite porque está inundada en un orgasmo, y luego antes de irse: besarla.

Read Full Post »

Nadie se pregunta a dónde van los hombres feos. Por supuesto que se van a la cama con mujeres bonitas. Ese es el lugar donde los puedes encontrar. Supongo que a nadie le importa, suponer es algo que odio con todas mis fuerzas.

Read Full Post »

El amor, ese que tiene que ver con el sexo es un animal nocturno, casi en exclusiva, es como un gato que sale todas las noches y da vueltas y vueltas por el tejado en busca de su aventura diaria, el sexo es una aventura diaria, no por decirlo así tiene que ser una aventura con putas o con putos, que es lo mismo que las mujeres pero en su versión masculina y nada tiene que ver con otras situaciones como la homosexualidad. A los quince años dejaron de existir en mi mente las putas, soy de una generación extraña, un tanto perdida quizá pero que en los primeros tiempos me vivía junto con otros primos ahorrando, aunque nunca ahorramos nada, para un buen día irnos con algunas putas, pero de un momento a otro todo cambia, las relaciones e volvieron más libres y la gente andaba por las calles besándose como si nada y lo mejor es que tenían sexo sin que entre ellos mediare compromiso alguno, a los quince años de mi vida paso eso y fue así como conocí a la primera mujer en mi vida y no tenía un solo centavo en la bolsa. La chica era linda, ojos bonitos, piernas largas, yo adoro las piernas y no entiendo aún como una persona se puede enamorar de otra si no le ve las piernas, la chica era decidida, alegre y en verdad muy inteligente. Que el sexo sea un animal nocturno y que las personas al igual que los gatos busquen una pareja para practicarlo es quizá lo mejor que le ha pasado a la humanidad, desde luego que aún quedan un buen número de personas que se persignan cuando hablan de sexo y piensan que es algo que no se debe tomar a la ligera, supongo que reprimen sus orgasmos, que se esconden en la oscuridad y no dejan que nadie les vea o les toque las piernas, supongo también que cuando se casan se vuelven esclavos de la pareja, sin importar que les quieran o no, se suman a la larga fila de gente que permanece indiferente ante todo, no les importa si el gobierna se los chinga, si la supuesta mafia hace de las suyas y los roba o los secuestra, pero sobre todo les vale madre los orgasmos, es más me atrevo a  decir que ni siquiera saben cómo es uno, pero eso si se dicen felizmente casados y fieles hasta la muerte, el sexo no sabe de fidelidad o lealtades, el sexo es un animal nocturno, insisto con ello, aunque algunas veces se sale de su zona de confort y se pueda practicar durante el día, el sexo es eso, una forma que no entiende de razonamientos, se deja atrapara por las emociones y la sinceridad del acto y es sobre todas las cosas el principal ingrediente de la vida, sin sexo no hay vida, no hay nada, solo el principio de la muerte.

Read Full Post »

Vamos a suponer que tienes razón, que el matrimonio lo es todo y que el amor es algo con lo que no se puede jugar.  Vamos a suponer que no existe la infidelidad si hay distancia de por medio o si tan solo nos hemos intentado seducir mediante mensajes, uno tras otro y de forma lenta, vamos a suponer que todo este tiempo no hicimos otra cosa que jugar y que en ese juego la idea era simple, engañar pero sin hacerlo, como quien dice llevar el juego hasta donde me conviene y luego, bueno el luego es algo que tú y yo sabemos. Vamos a suponer que aun con él, eres una mujer bonita, no sé si la más bonita, pero vamos a suponer que así es, pero con él no te puedo imaginar desnuda, ni puedo imaginar tu sonrisa después de hacer el amor y tampoco puedo imaginar cómo es tu silencio, aunque ahora después de tanto tiempo lo que me regalas es eso, tu silencio. Vamos a suponer que ayer fuiste indiferente porque un día antes había llovido o porque alguien ha dado la noticia que los desaparecidos han muerto, que fueron quemados hasta dejar casi nada y ahora  todo mundo habla de ellos y sienten tristeza, rabia, impotencia o quizá mucho más miedo que antes, vamos a suponer que el gobierno tiene la culpa, pero ni siquiera eso me permite soportar que me ignores, y todo porque crees que le estas mintiendo. Si todo esto de suponer solo me hace querer decir la verdad, que la verdad se vaya al diablo y tú si lo que quieres es ignorar, pues ignora y disfruta, que la pasión que por ti siento, no está en los besos, ni en el corazón, ni en el desnudo de tu pierna que escondes con recelo, la pasión es algo que me invente, supongamos que para tener una historia que contar durante mucho tiempo. Suponer es una puta. Si lo que quieres es ignorar, no me importa, pues mi memoria sabe del pasado lo que yo le permito recordar y a veces cuando en verdad lo necesito, no puedo siquiera un nombre pronunciar, porque ya lo he olvidado.

Read Full Post »

Atravesar todo el país para venirme a vivir al norte, en la frontera, fue quizá el cambio más drástico de mi vida y de alguna manera un tanto aburrido. Una ciudad donde parece que cada quien habla su idioma y aunque no es del todo desconocido me parece ajeno, la vida de uno o del otro lado de la frontera parece no ofrecer otra alternativa que el tedio y no tengo otra opción que repetir una y otra vez los mismos gestos, los mismos chistes, las mismas situaciones aburridas y por si fuera poco los mismos problemas del trabajo que suelen traducirse en dinero, sobre todo acerca de quién gana más o menos y de quien lo sabe hacer mejor o peor, fastidio total. Desde la madrugada comienza esta tarea: aprender de la rutina aburrida. Ahora abrir los ojos por la madrugada me trae un gran regalo, y quizá con el tiempo disfrute de los placeres de la historia que se gesta pero hasta eso es parte de la rutina, una tras otra pagina no tienen otro fin que sacarme del fastidio e invento situaciones y hago un sin número de malabares sexuales y de todo tipo que me hacen ver como una persona fría y descorazonada. Si la única intención fuera escribir lo que se vive, mi vida estaría acabada y quizá no querría escribir.

Read Full Post »

Older Posts »