Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘CAZADOR DE SUEÑOS’

Para un escritor lo más preciado es el tiempo. El tiempo son libros, los libros son historias, las historias lo son todo. Lo más fácil que puede hacer un escritor cuando sus personajes se meten en problemas, es matarlo, pero matarlo es lo peor que le puede pasar, aunque no importa si lo mata o no, es decir, la vida del personaje, depende de los caprichos o las habilidades que tenga el escritor para sacarlo de todos sus problemas o para encontrar una solución que no encaje con la lógica del lector y hablar del lector es meterse en la complicación más grande, de la vida de todo escritor. Si bien es cierto que puedes matar a tus personajes, que incluso existen relatos magistrales, donde la primera línea te muestra la muerte de ese personaje principal, algunos críticos lo consideran un error. Yo no lo creo, pienso que  la libertad de todo creador consiste en poder hacer con su obra lo que considere mejor para su existencia, claro que del manejo que le de a dicha obra, depende su trascendencia o no. Pero hoy en día ya no existen reglas en el sentido por donde debe ir una historia, al menos de manera formal.

Regresando al lector, la pregunta que surge, es cómo el escritor, puede terminar con la vida del lector, en una de sus historias Milorad Pavic, logra que sus lectores mueran, se vale de pequeñas cosas, de la lentitud, de su prisa lenta por llegar al final, porque él, entiende que la muerte es el primer paso para la inmortalidad, pero que esa muerte tiene que ser lenta, llena de las pequeñas cosas, y no hablamos de la pequeña muerte que representa el orgasmo en algunas culturas. Matar al lector, se dice fácil, pero lograrlo es quizá la tarea más compleja y en algunos escritores incluso imposible. Tienes que meter al lector en tu historia, en tu ritmo, en tus creencias y en tus pensamientos, después de hacerlo, tienes que convertirlo en tu personaje, que ese personaje sienta cada una de la acciones que vas describiendo, que incluso al llegar el momento inevitable de la muerte de tu personaje, ese lector sienta ganas de morirse. Supongo que dicha tarea es interesante y admirable en todo escritor que la llega a concretar, y aún más importante es que el lector una vez que deje su lectura se enganche con su mundo real, el del día a día y pueda llevar una doble vida.

Todo lector, considera que su vida es siempre la más trágica y todo personaje solo tiene la vida narrada con todas sus tragedias que se van repitiendo conforme más lectores llegan a su mundo. Para el personaje su vida es cíclica, repetitiva e incluso un tanto aburrida, pero radica en la volatilidad emocional del lector, que esas vidas atrapadas en las historias, tengan otro matiz. Aunque la muerte, el tiempo y una brújula para saber a donde vamos dentro de una historia, siempre estén presente.

Lo cierto es, que no existe peor vida, que la no vivida.

Read Full Post »

El cazador de sueños.

Hace unas noches tuve un sueño que en su momento podría ser de lo más normal, pero días después adquirió ese carácter tan común de lo que nos da por llamar raros. En el sueño un hombre peculiar, tanto por su estatura y su forma de caminar, seducía a mi chica. La idea de que alguien más la seduzca me tiene sin cuidado, ella me dice que digo todas esas cosas para poder tener permiso de hacer lo mismo, es decir, ser seducido o seducir a otras personas, en ocasiones le explico que la libertad emocional es tan necesaria como la libertad de respirar y, que si ella quiere por ejemplo: tener un amante, cómo diablos se lo impido, desde luego que todo lo que yo diga suele ser usado en mi contra, como quien dice “el que nada debe nada teme” y si te pones a dar explicaciones, es porque ya tienes cola que te pisen, aunque en este caso, aún no tengo cola por pisar y no he pensado en ello, quizá porque me vida es muy cómoda, tengo y puedo hacer todo lo que me gusta, traducción de nuevo por aquello de los malos entendido, tengo suficientes libros como para leer lo que hace falta para terminar el año, tengo tiempo para pretender escribir, lo que no tengo es una voluntaria que quiera encarnar el papel protagónico de mi historia. He pensado en alguna actriz importante, pero el caso es que ella quiera cooperar, sería algo muy interesante y divertido, pero me basta con que alguien sea quien sea, tenga ganas de seguir una vida doble, la propia y la de mi personaje.

Pues al hombre del sueño me lo encontré dos días después de haberlo soñado, es muy alto y uno podría creer que no logra ver el suelo que pisa por la dificultad con la que camina, este hombre llevaba en la mano un sobre porta radiografías. Me atrevo hablarle y le pregunto que fue lo que le sucedió, en el sueño el me dice que se había caído porque no encontraba el sueño, en el platica el me dice que se había caído porque no logra ver el suelo, que ha crecido tanto en los últimos meses que ya tiene miedo de lo que pueda pasar. Mi teoría es que no tiene buena vista y no importa sin ve más allá de sus narices, pero seguro que cuando se busca la pelusita en el ombligo, no la ve. En el sueño este hombre es el amante de mi chica y se burla de mí cada que nos encontramos y no tan sólo le tengo miedo por su estatura, sino porque de el se desprende un aliento de maldad y se puede oler en su sudor las ganas de matarme. En la vida real eso suena a algo fantástico, es decir, tener control sobre lo que dicen los olores de una persona. El caso es que este hombre que tiene ojos de diferentes colores, aunque es apenas perceptible, se puso a contarme de cómo fue que se accidento, aunque eso no es en verdad importante, sino lo que sucedió gracias a ese accidente. Conoció, según su descripción al amor de su vida a la mujer que durante mucho tiempo a estado esperando y que al parecer ella le ha correspondido, porque ha dicho que si a una invitación a cenar, así que para el hombre del sueño, este accidente es en si un incidente que le va a cambiar el mundo para siempre.

Mi chica al llegar del trabajo, me cuenta las novedades del día, una chica muy hermosa de escasos 21 años, fue a que le hicieran un estudio pues desea hacerse un implante de mamas, un par de estudios de abdomen superior y algunas resonancias, nada de otro mundo, luego me cuenta como no queriendo la cosa y un tano en tono de burla, que había llegado al hospital un hombre muy grande, fuera de lo común y que como cosa curiosa en ese hombre era que sus ojos eran de diferentes colores, y le pregunte si uno era blanco y el otro negro, pero ella me dijo que el cambio de color en sus ojos es apenas visible, pero tampoco se necesita mucho esfuerzo para darse cuenta, el hombre se había caído al intentar correr y tenía una leve fractura que se curaría con tener inmovilizada la pierna. No se cuantas cosas más platicamos durante un largo rato. Al caer la noche mi choca me dijo que una de sus amigas cumplía años y que tal como ya es una costumbre se irían a cenar. Así que me quede solo en casa.

A la una de la mañana mi chica todavía no volvía y yo tenía que madrugar al otro día, así que pensé que lo mejor sería irme a dormir. Y entonces como dentro de un acto de magia, me puse a soñar, las primeras aventuras las he olvidado, es más, ni siquiera se si hubo primeras aventuras, pero el hombre del sueño de hace unos días, estaba presente en el de esta noche. Caminaba por las cercanías de una playa y mi chica iba a su lado, pero algo en ella la hacía diferente, no era su sonrisa ni la felicidad que se le veía en el rostro, era algo que no se describir con palabras, el hombre del sueño, me saludo y me dijo que no me preocupara, que nadie aparte de él, podría verme, y que estaba conciente que en ese momento se encontraba en mi sueño, pero que aprovechara mi oportunidad, pues esa sería la última que yo podría soñar, pues esa noche había mis sueños fueron capturados y que él se dedicaba a eso. Era un cazador de sueño. No desperté tan temprano como me era necesario, pero supuse que valía la pena, después del sueño que había tenido, mi chica ya no estaba en la cama y supuse que estaría en el trabajo, así que la llame y me dijeron que esa mañana no se había presentado a trabajar, que no tenían noticias de ella pues no respondía el celular.

Los siguientes días no pude dormir y si lograba quedarme dormido era un espacio en blanco y siempre me encontraba cayendo en un vacío inexplicable y, desde la noche que tuve mi último sueño,esa noche aprendí a vivir solo.

Read Full Post »