Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘carver’

Siempre es un buen momento para releer a Carver, es más todos los días son buenos momentos. Hace un rato que me vengo preguntando porque cuando presto un libro suceden dos cosas: una es que me lo regresen y dos suponer que el libro que he prestado le va a gustar y por supuesto que nunca ocurre lo que espero. Supongo que una situación extraña es prestar títulos poco comunes a algunas obras de autores como Roberto Bolaño, de él por ejemplo he prestado, Los Detectives Salvajes y 2066, otras más que he prestado tienen que ver con Haruki Murakami o Clarisse Lispector, desde luego que también puedo mencionar a Pavic, a Ismail Kadare e incluso a Milan Kundera, sin dejar de mencionar a Nabokov o Julio Cortazar y me crean o no, nada de eso logra el efecto deseado.

¿De qué hablamos cuando hablamos de leer?

Lo que quiero saber es de que estamos hablando, los que decimos ser amantes de las letras y que nos encanta pasar gran parte de nuestra vida leyendo, no es quizá lo mismo hablar del gusto de leer de algunos cuantos que leen para parecer intelectuales o porque traer un libro bajo el brazo los hace ver más interesantes o inteligentes o quizá se lea para perder el tiempo o perderse en el tiempo. Lo cierto es que los amantes del leer, ya no digamos si es un buen o mal leer, nos gustan ciertos autores que a simple vista son complicados y no existe algo que podamos catalogar como una literatura “simple”, una literatura donde todo transcurra en medio de melodramas dignos de ser televisados en  horario estelar o porque no, una versión de vampiros vegetarianos, que visto de forma frío tiene tanto éxito que más de tres y entre ellos me incluyo si es que se trata de ventas  y ganancias, ya quisiéramos escribir, pero bueno, tampoco hablo de leer esas obras donde se trata de orientar a la juventud en éxtasis y demás. Es decir, a los que nos gusta leer, queremos que nuestra lectura este enmarcada por una buena historia, algo digno de recordar y citar con nuestros amigos cuando estemos hablando de lo que para nosotros significa leer. Cuando hablamos de la literatura, pero sobre todo cuando hablamos del placer de leer, estamos hablando de un mundo especial, donde cada renglón leído es parte de un plan, de una situación que nos hace cómplices de lo que se cuenta, de algo que nos pierde en este mundo tan enmarañado y donde la ficción se logra confundir con el mundo de lo que a diario llamamos real y viceversa. Desde luego que en todo esto, no hablo de leer a los clásicos, como tampoco quiero llenar los espacios con mis locas teorías de lo que puede ser mejor o no de leer, a alguien puede no gustarle Jorge Luis Borges, pero disfruta de Dostoievski o no desea saber nada de esos autores y sin embargo adora la forma de escribir de Fernando Pessoa, pero nunca, bajo ningún pretexto adora “casi” obras y que sin embargo por el hecho de existir, ya representa parte de la creación literaria de este mundo, desde luego que se pueden englobar entre buenas y malas y no existe en ello un carácter subjetivo.  Hablo de lago simple, de las historias que nos roban el aliento durante muchas horas, que puedes leer de corrido sin cansarte, que nos invitan a invertir parte de nuestra vida en ellas, de esas hablo.

Que alguien me diga que una buena novela según mi concepto arbitrario, le causa sueño o peor aún que me diga que se trata de una historia de Emos, asociando a la imagen de esta tribu social, lo que todo mundo cree de ellos, por supuesto aquello que tiene que ver con la depresión y el dolor y el auto castigo, cuando en el fondo la historia que he prestado tiene que ver con la bella y la desnudez del amor, del amor que nace del alma, me hace creer dos cosas: una o soy un pésimo lector y dos soy muy malo recomendando. Lo cierto es que en ocasiones es más fácil, leer lo que vemos en la televisión, ya que non representa pensar en nada, y nos hace mantener la mente en blanco, quizá esa sea la tarea que a diario se proponen los medios y nuestro entorno laboral, lo que me lleva a creer que quizá debe modificar mi conducta de lectura, aunque por nada del mundo dejare de leer a Carver.

Read Full Post »