Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘balacera en matamoros’

A todo sicario le gusta ostentar sus hazañas, ninguno es rico, ni nuevo rico, tal vez nunca serán ricos, pero se exhiben por las calles, llevan cadenas al cuello, rezan a una virgen nueva y no ocultan sus armas, están orgullosos de lo que hacen, supongo que cuando van a orinar también se estremecen.

Read Full Post »

No le molestaba el asalto, sino que no los vio venir. Se metió a un bar y tomo hasta pasada la media noche, muy cerca de la madrugada, bailo hasta que los pies le dolían y cuando le dijo a la chica que lo había acompañado toda la noche si se iban juntos al hotel, ella le dijo que no. sus asaltantes eran aún jóvenes, pero no necesitaban cargarlo y tampoco tenían necesidad de golpearlo, pero él insistía en no dormir que tuvieron que precipitar las cosas. Lo malo de sus asaltantes es que eran ambiciosos y su negocio era muy prospero. Después del asalto Aline (que es como ahora me da por llamar a las chicas), se reunió con sus socios y les dijo que últimamente ella había estado perdiendo y que tenían que ser más justos o ya no trabajaría con ellos, uno de ellos se la llevo a su modesta casita y se puso a darle al asunto hasta llegar a un sesenta y nueve que era lo que más le gustaba a ella. Dos días después el asaltado llegaba a la sala de terapia intensiva de un hospital y era casi seguro que no volvería a despertar y dicen que lo último que dijo fue: no los vi venir, me llegaron por la espalda.

Read Full Post »

En estos momentos intentaba escribir una historia, algo que no fuera nada complicado, tal vez una historia con mucho sexo o mucha sangre o mejor aún con mucho sexo y abundante  sangre, tal vez se trate de una novela, una no muy larga con personajes comunes y el asesinato de una mujer y que la mujer muerta aparezca debajo de un puente y que sea novia de un escritor obsesionado con las historias oníricas, pero como dije antes, intentaba escribir esa historia, pero algo me ha sacado de mi ambiente ideal para escribir y ahora me dedico a imaginar cómo sería esta historia y me olvido de escribir; no más por esta noche.

Read Full Post »

Podría convertirme en novelista con mis cuarenta y tantos años, dicen que es la mejor edad para empezar a escribir. Yo no lo sé (apenas soy capaz de escribir dos o tres líneas cuando me canso), en todo caso nada me gustaría más, pienso que el mejor lugar para escribir es un sitio aislado del ruido, un lugar donde nadie rompa mis silencios (supongamos un cuarto propio) y con una salida de emergencia por si se llega a ofrecer y desde luego con una buena vista del exterior, la realidad es que en una frontera tan fea como esta de nada sirven las vistas al exterior, ni la supuesta soledad de un cuarto propio para poder escribir, como casi nada de lo que está alrededor suele servir, la noche con más silencio es cuando se escucha a lo lejos diversas detonaciones y los perros callan. Ya casi nadie escucha a los perros, no porque no presientan la muerte sino porque se han acostumbrado a ella que ladrarle supone una pérdida de tiempo para ellos y para nosotros. Como novelista estoy perdido y no por la falta de historias, sino porque las historias abundan y a mí nunca me sucede nada, tampoco quiere decir que para escribir acerca de un secuestro tenga que ser secuestrado. Así que lo pienso, le doy vuelta a la idea una y otra vez y mientras eso pasa sigo tratando de escribir todos los días, unas cuantas páginas que están huérfanas de una historia general, una historia que reconozca su maternidad y la pueda parir un tiempo después. Mientras todo eso pasa: ruidos, cuartos propios inexistentes, volverme escritor o no, etc., los años no dejan de pasar y cada día me voy creyendo la idea de estar calvo y no logro evitar suspirar.

Read Full Post »

¿San Bergolio, nos sacas al diablo?, por favor, por favor o por lo menos  le explicas que no nos gustan estas guerras y sí su coraje es por el nacimiento de la virgen en estas tierras, que no es nuestra culpa

Read Full Post »

Entre a la escuela de criminología, pensé que al hacerlo podría obtener muchos beneficios relacionados con el crimen, imaginaba mi pequeño cuarto al que llamo estudio, lleno de investigaciones, relatos, indagatorias, etc; desde luego que para obtener todos esos beneficios primero tendría que terminar una carrera y después me tendrían que contratar en la dependencia de policía correspondiente. Ya no recuerdo muy bien si lo que me desanimo fue la ola de violencia y que la mayoría de los crímenes van en ese sentido, es decir crímenes de poco interés, o si fue lo que pagan en la dependencia policiaca o si me canse antes de tiempo y no termine la carrera. Mi mujer me apoyaba en todo, pero supongo que una cosa es escribir de crímenes e infidelidades y otra muy distinta llegar a la casa con las manos manchadas de sangre. La otra situación aún más compleja es que para convertirme en investigador privado me tendría que volverme adicto al whisky y a los sueldos miserables, eso no quiere decir que en mi actual trabajo gane un sueldo digamos interesante. Como siempre no hice nada, pero cada día estaba más gordo.

Read Full Post »

En ocasiones pienso que en esta ciudad no ocurren los crímenes interesantes. Hace mucho tiempo se hablaba de los narco satánicos, ahora se habla de otro tipo de muertes, pero casi todas son a manos de narcos. Me gustaría un crimen donde se vean envueltos, personas de sociedad y desde luego que la muerte sea a manos de un amante celoso o el marido que no soportaba saber que ella todas las noches se iba con otro mientras él está trabajando. Lo de esta ciudad son desapariciones, muertes ocasionadas por balas que van dirigidas a otros o que no llevan dirección alguna , muertes por corrupción, dinero, violencia. Cuando pienso en esos crímenes interesantes, pienso que la victima tiene que ser una mujer joven y además hermosa, ya no se qué tan importante sea el que tenga mucho dinero, pero le vendría muy bien a la historia que ella tenga mucho dinero, no puede ser morena, las morenas en este país no suelen tener mucho dinero, además me gustaría que en el lugar de los hechos aparezcan unos testículos y que la policía para poder esclarecer el crimen tenga que buscar a un hombre castrado.

Read Full Post »

Ella escarba muy dentro de mí, incluso antes de regalarme su desnudez. Observo sus manos y me pregunto si después del sexo existe algo que nos pueda interesar, busco en sus manos la posibilidad de echar raíces y la respuesta una y otra vez es la misma, no hay nada, no esperes nada y disfruta de tu vida, tu propia vida e intenta escribir. Me jode el vacio que ese genera, me jode no tener el control de ella y hacerla mía después del sexo y que el gusto sea más allá de dos piernas desnudas. Su cuerpo, duro, firme, alucinante. Ella es flaca. Dialogamos de su pasado y quiero que tenga ganas de escuchar poemas y de escribir poemas que sean para ella y que nos tiemble la vida. Su cuerpo también es frágil. Mi poesía es una casa vieja llena de libros también viejos y abandonados. Leo en su sexo que después de hacer el amor ya no tendremos nada y me asusta. Comprendo que ella quiera huir, que ella prefiera la historia de su infancia, esa infancia donde yo no la vi crecer y entonces omito tantas cosas, como decir su nombre o encontrarme con ella  a solas y desnudos, porque no quiero que esta historia termine después de tener sexo. Silencios. Ella es una mujer perdida entre las horas de trabajo y las noches que paso en vela y a veces creo que he olvidado su rostro, pero nunca olvido su cuerpo desnudo aunque siempre la he visto con su ropa. Me inquieta, me seduce y me desgarro entre sueños. Soledad es lo que tengo de ella y esa es una metáfora jodida.

Read Full Post »

Algunas noches creo que nada tiene sentido, que el tiempo que paso en el trabajo es tiempo perdido, porque yo no soy capaz de reptar para lograr asensos y me tengo que quedar allí donde estoy ahora, esperando, sin esperar nada, otras noches, como la de ahora pienso que soy un afortunado, pues puedo, leer, intentar escribir y acepto que en ocasiones me pierdo en un mundo onírico, distinto a la realidad inventada que parecen vivir unos cuantos. Veo películas que luego son criticadas por magnates, me recuesto en la silla y pienso que un día tendré que dejar el mundo y la mejor forma de hacerlo es masturbarse mientras trabajo y eso si que es apacible.

Read Full Post »

A veces pienso que lo que en verdad pasa es que odio a los gatos, sobre todo porque uno de ellos duerme con Udele y porque los que dicen llevar un arma encima se la pasan sentados con un gato entre las piernas y un dedo en el gatillo.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »