Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ADOLFO BIOY CAZARES’

Lunes, 23 de agosto. 1971. Después del almuerzo, corrijo la traducción francesa del Informe de Brodie: leo el prólogo, “La intrusa” y “El indigno”. El prólogo es extraordinario; la relación con la mujer, en “La intrusa”, es espléndida y están muy bien Ferrari y el protagonista del “Indigno”. Hay como saludos, de los que no me di por aludido: uno de los Nilsen se fue para arrecifes y aparece en el mismo cuento un Pardo.

Voy a la biblioteca, donde están Hugo y Borges. En lugar de seguir mi consejo y trabajar en el resumen del film, corrigieron el final. Entre los tres —con buenas intenciones de Borges— escribimos la primera escena, que estaba sumamente deficiente: la cambiamos por una, según creo, buena. Ahora sólo falta el resumen. ¿Cuándo podremos vernos? Borges dice: “Esta semana, no. Tal vez el sábado a la tarde”. “el sábado a medio día me voy a Francia”, dice Hugo. Este nudo se desata: Borges propone mañana a la tarde y, quizá, pasado a la tarde.

Comento que hubo una época en que los autores (franceses, particularmente) se esmeraban en poner nombres ridículos a los personajes. BORGES: “Bouvard et Pécuchet”. BIOY: “Y Mallea, que es un clásico instintivo”. Íbamos en taxi, enumerando personajes: Jazmín Guerrero, serena Barcos, Gabriel Andaral… cuando una muchacha, en la calle, dijo: “Gabriel Andaral”.

Comento la traducción de Francoise Rosset, que estoy corrigiendo: “Con tu frase:”He intentado, no sé con qué fortuna, la redacción de cuentos directos” (Prólogo del informe de Brodie, 1970), se equivocó; pues puso: “Cuentos tomados de la observación directa de la vida”. BORGES: “Caramba. Qué trabajo te estás tomando. Gracias”.

Dejamos a Borges en la esquina (del buen lado) de Esmeralda y Paraguay. “Siempre me quedo aquí. Me gusta caminar.” Ve el buzón de la esquina y comenta: “Sí. Es aquí. Ahí está el buzón”.

Adolfo Bioy Casares, 1999, Borges, p.1397.

Read Full Post »