Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘El cine y mis emociones’ Category

 

A ella le gustaban los hombres robustos, grandes y feos. Yo tenía una de esas cualidades, además de ser calvo. Al principio no lograba entender del todo su juego, pero estaba claro que algo se traía entre manos. A mí me gustan las morenas, hace mucho tiempo que mi gusto por las mujeres blanquitas se fue al traste, por una pagan todas y aquella no era una historia que yo quisiera contar. Si no eran feas mujer, pero tampoco era algo que me estuviera robando el sueño. Ella era todo eso.

Desde que comencé a salir con ella no dormir no era dormir, era estar en silencio, buscando la manera de vernos, de no escondernos, de salir más allá de los lugares comunes, el silencio era el inicio destructivo de los momentos que con mucho esfuerzo se habían logrado, dormir era un pacto con la virginidad de mis emociones y era no dormir sino suspirar una y otra vez hasta extraviarme en lugares que nunca antes había visto. Dolor en los ojos y miedo de hablar, como hablan los que son cobardes y durante las noches se traicionan, quizá por eso intentar dormir era como una cita con el demonio.

Ojos cerrados, espacios donde las cosas no saben del miedo que nos ahoga y donde esta historia no tiene necesidad de ser narrada.

Había tantas cosas que me estaban matando y casi todas venían de mi infancia, era como salpicar el agua del río que pasaba frente a la casa y que ahora ya no existía, estar así era: desesperarse; yo llegue a pensar en tantas posibilidades, imagine una violación, porque lo apropiado para un niño no es llorar, sino reír. Tal vez tenía que ir con un especialista para que me hipnotizara y me hiciera entender todo ese pasado que parecía oscuro, pero yo no creía ene se tipo de cosas, ¿y si no fue una violación, entonces qué otra cosa podría ser?, no tenía la más mínima idea. No había palabras y solo quedaba llorar. Entonces llore. Abril había pronunciado mi nombre dos o tres veces en los últimos días, yo lo que deseaba era cabalgar en ella y escaparme de toda esta melancolía, no importa que al final de esta historia yo pudiera terminar con su nombre tatuado en toda mi piel y mi cuerpo reclamara la suavidad del de ella. Arañe su sexo para cabalgar con más fuerza y el viento acelero todos los sonidos y parecía que en cualquier momento mi corazón habría de estallar. Su nombre, el nombre de ella; Abril sonaba una y otra vez hasta despedazar mis tímpanos, que quería ella, lo que deseaba yo, eso estaba claro. En mi infancia jugaba en el patio de la casa y me escondía de mis demonios debajo de la cama, mi padre tal vez fue el primero en tocarme, un padre que por una u otra razón termine por odiar, él deseaba alejarme de la pasión maternal y los muros de la casa eran una prisión que no tenía fin. Durante muchos años, las caricias eran mi larga agonía.

Abril se estaba acostumbrando y mis manos tenían hambre de ella. La primera noche fue una noche sin sonidos. Yo estaba loco por ella, que era capaz de todo. No quería que lo que ambos habíamos logrado se muriera en mis manos, así que me deje vencer por todo lo que me rodea, me volví insensible a la muerte y fui débil y fui un sueño extraño donde cada noche imaginaba que habría de entrar en la mente de alguien l lo atormentaría con ideas de sueños que nunca terminan y narran una y otra vez, la muerte, la tristeza, la soledad, la vida misma. Abril era quizá tan egoísta que en ocasiones dejaba pasar muchos días para volvernos a ver. El demonio usaba las bragas de Abril, mientras yo cabalgaba en su cuerpo. Nunca antes fue mejor. A mí me gustaban las mujeres blanquitas, pero desde hace un tiempo me di cuenta que las morenas saben amar más y mejor, al menos en mi experiencia personal, pero igual y estoy equivocado. Esta noche, después del sexo, intentare dormir y sino que la mente me castigue una vez más. Silencio.

Read Full Post »

Le dije al oído por la espalda, si me dices que no, me pego un tiro. Abril argumentaba que la única razón para no convertirse en mi amante es que no le gusta esconderse, la mía por supuesto es que lo que más me gusta es esconderme, las contradicciones parecían ir de la mano en esta historia.

Estoy pensando mucho, no es que no entienda lo que me ocurre, pienso en cosas sin sentido, por ejemplo: si un mono puede hablar. Es casi evidente que no creo del todo que un mono puede hablar, pero no lo puedo descartar por completo. Aún estoy en la cama, pienso en Abril, no es que no tenga cosas que hacer, pero quiero pensar en ella y en las cosas que hace, en las cosas que me cuenta y en las que se guarda celosamente, como si contarlas la pusiera delante de mí, totalmente desnuda. No logro dormir y ahora la culpo a ella, aunque desde siempre he tenido problemas para dormir. Me enoja no poder dormir porque si no lo haces no existe el sueño, para eso si inventaron las horas de dormir, para poder soñar, a mí me encanta hacerlo, aunque casi nunca cuento mis sueños. Dormir es casi imposible y cuando lo hago tengo un sueño ligero y puedo escuchar todo lo que pasa a mi alrededor.

Todo mundo se casa parece el acto más normal del mundo, pero todo mundo parece tenerle miedo a la idea de tener amantes, incluso los homosexuales tienen miedo a tener amantes, también las mujeres que jamás van a encontrar marido se rehúsan a tener sexo fuera del matrimonio y mucho menos si el hombre que se los propone es casado, de los egoístas mejor ni hablar y uno se tiene que cuidar de ellos, es fácil reconocerlos, les apesta la boca. Yo no tengo problema con eso, con la idea de tener una o dos y porque no hasta tres amantes, pero en estos tiempos tener amantes resulta muy complicado, parece que la fiebre del compromiso se ha desatado o vivo en un país de persignados que solo piensan en la fidelidad a su Dios y a su pareja. No es tan fácil conseguir una amante, porque no siempre te topas con una mujer que te guste y que de paso también le gustes. Abril me quería hacer sufrir, parece que la idea de no ser una mujer fácil le atraía y yo me tenía que someter a sus caprichos.

Cuando le dije al oído que si me decía que no, me pegaría un tiro, aun no conocía el blanco de sus ojos.

Salí a mitad de la noche de la casa, me puse a dar vueltas como loco, por momentos me sentía asustado, no le tengo miedo a la mafia ni a ningún tipo de delincuentes, ellos han pasado de moda y ahora son como el resto de nosotros y no importa si cargan un arma, porque si por un segundo dudan, también se mueren, mi miedo era no poder regresar a casa y romper con este sueño, un sueño de los que no he podido tener porque no duermo, era más bien un sueño pensado en los que uno puede imaginar el final y hacer lo que uno quiera, he dicho tantas cosas y quizá menos de la mitad es cierto, pero a nadie le importa eso.

Quería seguir pero ya no podía, estaba claro, tenía que pensar en otras opciones y ella lo sabía, quería imaginar que todo historia había terminado, pero antes que yo pudiera decir algo, ella se adelanto y me dijo: no soy una chica fácil, te tengo que hacer sufrir un poco, aunque aún no se si lo voy hacer y fue entonces que tenía esperanzas e intente dormir, lo que más deseaba en ese momento era soñar, sin sueño no hay nada me dije y se me llenaron los ojos de lagrimas.

Read Full Post »

2 de septiembre

Hace más de quince días que yo pensaba que salir a la calle era la cosa más normal, para algunos, la cosa estaba clara y era necesario irse a vivir a otro país. Yo no tenía nada que reprocharles a esas personas, algunas de ellas eran incluso mis amigos. Yo creía que ellos eran dueños de sus miedos y presas de sus necesidades económicas. La verdad es que no comprendía para que mudarse de este país si de alguna forma siempre terminan por regresar, lo que ellos y yo siempre hemos compartido es la pobreza, pero nunca pense que en algún momento yo, sería presa del mismo miedo.

Ya he contado el hecho de que acá estaba prohibido seducir a las mujeres, sin importar que tan hermosas eran.

Acá la pobreza era pasajera, y los fines de semana nos consolabamos unos a otros reuniendonos en nuestras casas y asando carne, porque las penas con la barriga llena ni se siente y además, la vida vista desde el placer de la comida, pues es algo que “esta con madres”, como se dice por acá, en esas reuniones lo ùnico interesante eran los chismes, casi nadie hablaba de literatura, al menos no de las cosas interesantes de la literatura y mucho menos de la poesía, para ellos ser escritor era una perdida de tiempo, pero pretender ser poeta eso era algo imperfonable, sin sentido, quizá y eso lo pienso ahora, todo ello era porque su pobza no los dejaba concentrarse en otra cosa que no fuera el dinero, aunque este nunca les llegara en abundancia. La cerveza nunca faltaba. Aquellas largas veladas en donde no se hablaba de nada interesante o quizá se hablaba de lo mismo, es decir de los muertos de la tarde recién pasada o de si tal o cual vecinita había sido vista con tal o cual persona o peor aún no se decía nada. Uno que otro expresaba su sueño de vivir del otro lado, como si los del otro lado no tuvieran problemas entre ellas, como si salud mental fuerya mejor que la nuestra y luego no les importaban las leyes que reinan al cruzar el río y desde luego que hablamos de la posibilidad de una pena de muerte, como fuera nada era ni másnni menos interesante, pero donde quiera se corría el mismo riesgo: perder la vida.

Los días fueron pasando en esta ciudad, yo no lograba convencerme de que tenía que hacer algo por quedarme, sino podía morir en los brazos de una mujer o sino podía escribir la historia que taría ent nanos, entonces a que había venido, a perder el tiempo, eso se puede hacer en cualquier rincón y no acá donde todos se sienten dueños de la muerte y la llaman sin consideración, sino cambiaba pronto mi forma de pensar era imposible seguir en este lugar.

Comencé a escribir y así como fluían las letras, comencé a poner los ojos en las mujeres de estas tierras y me di cuenta de inmediato del todo tiempo perdido, pues es imposible escribir una gran obra en unos cuantos días, claro que eso de una gran obra no depende de lo que uno piense, y mucho menos de lo que uno crea, es decir todo eso es un tanto subjetivo, en cuanto al tiempo pérdido sin fijarme en las mujeres eso si era algo imperdonable.

Así que me olvide delas advertencias y las cosas parecían fluir a buen ritmo, tanto que me aventure a decir antes de tiempo que muy pronto podría estar publicando y que de escribir a ese ritmo en menos de tres años cubriría todas mis deudas y los jefes del narco acudirían a mí para que yo contara sus historias y desde luego yo me daría el lujo de negarme ante sus peticiones, pero el caso es que yo no deseaba nada con los jefes del narco o mejor dicho lo que yo deseaba de ellos, eran a sus mujeres.

Mis amigos que se fueron para el otro lado, lo hicieron no por miedo, sino porque compartían conmigo su pobreza, se fueron porque soñaban que con solo esta del otro lado, ellos ya serían ricos, algunos encontraron con suma facilidad, con quien compartir su vida y otros con la misma facilidad se encontraron con la muerte.

Los narcos empezaron a pelearse entre ellos, lo cual lo aproveche muy bien parya intentar escribir algunos poemas, pero sobre todo para tatuar esos poemas en la piel de sus mujeres, a las cuales me habían prohibido mirar. La primera fue una muchacha que nunca quería abandonar la cama. Salí huyendo de ella.

Read Full Post »

Lo mejor de estar vivos es que lo podemos contar. Si la muerte nos alcanza que lo haga cuando estemos contando.

Read Full Post »

Vamos a ver la repeticion de la pelea del Manny Paquiao, a lo mejor en esta gana Marquez.

Read Full Post »

Toda actividad demanda siempre disciplina, de otra forma no se logran los objetivos. Eso dicen. Hasta el cansancio he dicho que no soy capaz de tener una disciplina o un intento de ello, me gusta lanzarme hacer todo tipo de cosas y suelo perderme en una especie de laberinto que no me lleva a nada o es puede ser que a donde quiero llegar no es parecido al lugar que me interesa. Supongo que todo eso lo único que hace es complicar mis deseos o planes. Escribir es para mí motivo de casi todas mis pasiones, la mayor parte de las veces lo he cambiado una actividad lúdica por escribir y parece que ese comportamiento me aleja de los amigos y me convierte en un ser solo, digo amar la soledad, pero no estoy seguro de eso, quizá porque en el fondo las historias siempre fluyen de manera natural cuando entras en las conversaciones de los demás, es así como aprendes historias, como cuentas historias, pues no todo se nos ocurre de la noche de la mañana como si fueras un mago.  Por ejemplo: un amigo me cuenta que en sus vacaciones se sube a la moto y se lanza a un viaje que siempre a soñado, atraviesa la mitad del país para llegar a su destino, se siente feliz, sobre porque en este sueño no ha tenido accidente alguno. Recuerda que se topo con un auto negro pero no le dio la mayor importancia aunque este auto por alguna razón llamo poderosamente su atención, otro amigo que es amigo de los dos, me cuenta esa misma mañana su sueño: este amigo viaja en un auto negro, durante el sueño no tiene la más mínima idea de cuál es su destino, sin embargo recorre grandes distancias, maneja porque eso le roba el estrés, el no es como los niños africanos que cuando tienen hambre y sus madres no tienen que darle de comer; les chupan el pene para quitarles esa ansiedad y que se les olvide el hambre, mi amigo quizá no sabe nada de esa historia y él prefiere manejar así se relaja, se siente cómodo y lo disfruta. En su sueño se topa con un chico que viaja en motocicleta y lo reconoce, es el otro amigo. Después de que cada uno te cuenta su cuento, la historia se puede quedar en el olvido, no existe razón para pensar que esas coincidencias tengan un mensaje, pero en la mente de un escritor, en la mente de alguien que siempre esta soñando con las historias, esos sueños son un excelente pretexto para escribir y es así como se dan las historias, es así como te las regalan, sin quererlo, sin penarlo, es difícil, cuando alguien te dice, te voy a contar la historia de tu vida, que una vez que la escuches vas a correr a escribirla, pero no te preocupes, te la regalo, otras más osados, te dicen que desean la mitad de las regalías; pues bien, el caso es con los sueños de mis amigos, surgen de muchas interrogantes, porque dos personas son capaces de soñar con el mismo escenario y se cruzan en el camino y se percatan de su presencia en el sueño, que motiva estos encuentros, es posible que una parte de nosotros sale durante los sueños y busca un espacio donde se sienta a gusto y pueda hacer lo que se le venga la gana, y sobre todo, los sueños no son un espacio privado, sino un espacio que se pueden compartir con los amigos. El caso es que mi indisciplina y mis constantes ganas de escribir a todas horas sin tener un control de ello, me hacen perder estas historias maravillosas que son tema para poder crear una historia con algo de sentido.

Read Full Post »

Que pierdas la cartera en el cine, no tiene precio. Que utilicen tu mastercard sin importar el límite de crédito, no tienes para cuando terminar de pagar, por eso cuando pierdas la cartera en el cine procura que sea una película memorable la que estés viendo y reporta de inmediato las perdidas. Para todo lo demás siempre nos queda un poco de tiempo.

Read Full Post »

EL ORIGEN

¿Quién puede ser capaz de realizar los sueños de otros?, al parecer Leonardo DiCaprio logra realizar los sueños de Cristopher Nolan en “El Origen”.

Un cazador clásico de sueños, lo fue sin duda Milorad Pavic, quien siempre proponía en sus historias a seres capaces de cazar los sueños. En Pieza única, Pavic, propone como argumento fundamental que sus personajes puedan soñar un fragmento del futuro y con ello logran que toda su vida pueda cambiar, es decir, les regala la opción de decidir.

Desde The Dark Knigth (El Caballero de la noche), la última película Cristopher Nolan, podemos notar esa capacidad excepcional en cuanto al manejo de los recursos que hoy en día se tiene al servicio del cine, como también podemos corroborar su genialidad de dirección, películas como Memento (Amnesia) y The Prestige (el gran truco), sustentan esta premisa, sin embargo, “El Origen” no se destaca precisamente por esa serie de efectos especiales al estilo de Matrix, sino porque toca un tema que va, hasta el centro mismo de nuestra existencia. Los Sueños. Es una de esas historias, donde el espectador no tiene tiempo para descuidarse y lo mantiene pensando en todo momento, lo importante que es prestar atención a todos los detalles.

Leonardo DiCaprio, quien representa el papel de Dom Cobb un experto ladrón de secretos valiosos, extraídos desde las profundidades del subconsciente en el estado de sueño, lugar donde las mentes de sus víctimas son más vulnerables. La infiltración, no corresponde a una situación, pues no se hace con fines terapéuticos, sino como parte de un robo y espionaje.

La operación requiere de un equipo capacitado para lograr el éxito. Un “arquitecto” que se encarga de diseñar toda la escenografía del sueño, pero sobre todo, de crear las condiciones necesarios para escapar de la mente del infiltrado. Se tiene también la presencia de un ladrón y de un químico que  se encarga de inducir el sueño y hacerlo lo más profundo posible. El equipo de Cobb, tendrá como misión hacer lo contrario a lo que están acostumbrados. En esta ocasión su misión no consiste en robarse una idea, sino en colocar una, que cambie el destino de la persona involucrada. Se trata del crimen perfecto. Aunque su misión lejos de ser algo sencillo se convierte en todo un reto, porque en el subconsciente de su victima existe un poderoso enemigo, que es un digno contrincante y pondrá en riesgo la operación.

Inception (El origen) es una historia, donde la ciencia ficción esta presente, así como la exploración de los estados alternos de la conciencia, la memoria y la fantasía. Evoca con facilidad el mundo de Borges. Donde Funes el memorioso, llega por instantes a ser desplazado por la forma tan detallada que tiene Cobb de recordar todos los detalles de su vida, ya sea dentro o fuera del sueño. Pero no es nada más bajo esas circunstancias que nos podemos topar con Borges, existen una serie de elementos que nos pueden remitir a su capacidad creativa y entonces la pregunta obligada, es qué si existe alguien capaz de representar las historias Borgianas, he aquí una respuesta de Nolan, en la cual uno puede ver con claridad y dentro de todo lo complejo que resulta un sueño, La Casa de Asterion, el Aleph y todo lo que se nos pueda ocurrir.

La historia de El Origen, esta sustentada, en una caja de trucos, al igual que en otras ocasiones lo ha hecho su director en trabajos como Memento o The Prestige.

Ariadne (quien ayuda a Teseo a matar al minotauro, en la mitología griega), interpretada por Ellen Page, se encarga de construir laberintos que a su vez son puertas de escape, estos laberintos recorren todo el camino de la película y nos hacen estar en un lugar u otro que por momentos podemos perdernos, de lo que nos parece la realidad. Todo un rompecabezas tanto para actores, director y espectadores.

“Una idea es como un virus”, nos dice Cobb en una de las escenas y eso es algo que no se nos puede olvidar, porque una vez que se establece da el ritmo para toda la historia.

Leonardo Dicaprio, no logra salir de su anterior trabajo, La Isla Siniestra, pero es algo intencional, vemos por un momento en la profundidad de sus sueños, en el cual, este personaje, podría ser un director de cine que quita o pone elementos que hagan de la historia más creíble, pues bien, es en este ambiente donde uno puede verse sumergido en las imágenes de su anterior trabajo y las ganas por salir de este sueño y regresar al mundo que se a quedado atrás, al igual que en nuestro imaginario colectivo, hace que la música de Hans  Zimmer, nos de una sensación de audaz de la narración. Y digo que nada es accidente pues al escuchar la voz de Edith Piaf (su vos sirve de enlace entre el sueño y la realidad), pensamos casi de forma inmediata en el rostro de Marion Cotilliard y su actuación en La vida en rosa. 

Lo que escapa de la mano de Nolan, es que al ir entrando a niveles más bajo en el inconciente y por ello mismo en el sueño, deja que la acción se anteponga a un mundo mucho más complejo donde las reglas del juego deberían ser más enrevesadas.

Me quedo con la referencia como dije antes que hace del mundo de Borges y su posible representación. Si Leonardo DiCaprio es capaz de realizar los sueños de Nolan, Cristopher Nolan es capaz de realizar los sueños de Borges.

Esta vez el director contó con un reparto de lujo encabezado por DiCaprio, Marion Cotilliard, Ellen Page, Michael Caine entre otros.

Read Full Post »