Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8 diciembre 2015

Balas, droga y corrupción

Sobre todo algunas noches, no todas las noches, pero pienso en el miedo de vivir al norte y me pregunto dónde diablos comienza el norte y donde termina. No todo son historias de narcos o de violencia, no todo está empapado con ese tinte oscuro y no todo es delincuencia, no solo en el norte se mueren las personas a causa del crimen organizado, también en el sur sucede, pero los del sur parecen no decir nada, aunque cuando hablan toman en sus manos el problema y no te dejan en paz, te respiran en el cuello y nada los detiene hasta que, probablemente, en un pequeño preludio con la muerte, aceptan que su destino es acabar con el problema y lo hacen. Acá, en este norte se muere diferente, se vive diferente, se sueña diferente y se hace el amor diferente, aunque debería decir se coge diferente, pero una pequeña parte de mí está viciada con ese espíritu del sur y mis creencias me llevan a contradecir todo, tampoco creo en alguna divinidad que lo resuelve todo, lo cierto es que en el sur o en el norte nos lleva la chingada, y nos agarramos los guevos como señal de defensa y creemos que el resto del mundo no tiene la razón. No se trata de una película larga donde las cosas suceden una y otra vez, hasta llevarnos al desenlace de algo que parecía no tener sentido, al igual que la música moderna o las cosas que exhiben en el cine, la cosa es muy simple y directa, acá estamos influenciados por la vida rápida, por las cosas que tienen ese ligero tinte de miedo y por preguntarnos todos los días como diablos se puede vivir en este ambiente, donde hay desiertos, camionetas todo terreno y sobre todo mucha bala, la droga y la corrupción es como el santo grial y que se materializa con un cáliz en forma de dinero, la droga al igual que la corrupción son elementos institucionales y no se necesita de amparos ni de permisos para poder consumirlos.
Esperar la muerte sentado en un sillón mullido, viejo y sucio, parece no ser no tan malo, pero pocos son los que sueñan con esa tranquilidad, hoy eso es algo imposible, el mundo te exige, trabajar hasta el último segundo, morir es una cuestión de trabajo, ya no de tiempo.
Sobre todo en algunas noches mi mente es como una película que me recuerda todas las cosas que voy haciendo, me recuerda mis errores y me llena de miedo, no es que quiera llenarme de miedo, sino que todas las cosas en nuestro entorno se encargan de llenarnos de miedo, nadie habla de las cosas hermosas, todo mundo habla de atentados, de guerras sin sentido, de muerte sin fin y sin ánimo de lucro, todo mundo habla de cómo salvarse, todo el tiempo te llegan noticias desalentadoras, no hay un purificador de conciencia y el peligro se detiene por una fina membrana, una muy blanda que se rompe ante cualquier esfuerzo. ¿Qué somos en realidad?, tal vez todo esto es un pre-calentamiento a la vida que les espera a nuestros hijos, tal vez el mundo sea un lugar mejor, pero antes tenemos que pasar por todo esto. En el norte creemos tener la razón porque hemos vivido una situación negra, compleja y porque a veces creemos que aquí se hace la vida y porque insistimos en discusiones simples, por ejemplo aseguramos que las quesadillas son de queso y no de otras tantas cosas y no nos importan las razones de los otros, porque la verdad nos posee y nosotros la poseemos a ella. Todo eso me sucede en algunas noches, el resto es historia feliz, con una vida perfectamente normal, donde vivir no es otra cosa que un mundo lleno de alegrías y pienso que esperar a la muerte es algo sano y perfectamente en calma, como el mundo que nos han enseñado nuestros padres y los padres de nuestros padres. Morir nos hace feliz.

Read Full Post »

Lo único que deseo es vivirla

Cuando era niño, mi madre me decía que había que sobarle la “pancita” a Buda, por aquello de la buena suerte, ahora me pregunto si es que existe la mala suerte y que de aquellos que no tienen suerte, ni para bien, ni para mal. Yo nunca he creído en la suerte, pensar en la suerte incluso me enferma, pero de niño, creía que las cosas eran mágicas y que bastaba con desearlas para que ocurrieran; de poder volvería a ser niño, no para creer en la suerte sino para volver a todas esas aventuras que de alguna forma me hacen lo que ahora soy. De volver a vivir, de tener esa oportunidad, volvería hacer las mismas cosas, todas y cada una de ellas, sobre todo me gustan los errores, porque siempre han sacado lo mejor de mí y sobre todo han alejado de mi vista a unos cuantos indeseables, para eso pediría yo otra oportunidad.

Read Full Post »

Días esperando que llamen a la puerta

No tenía idea de lo que podía pasar y como casi todo en esta vida, la cosa comenzó con un sueño y luego se fue transformando hasta apoderarse de mi voluntad. Ahora que ha llegado el momento de recomponer un poco el camino, la cosa no es tan fácil, no me siento cansado, ni me faltan los sueños, lo que me sobran son las incertidumbres.

Read Full Post »

No hay talento especial

Puede que el mundo sea un lugar mejor, aunque no lo parezca y confieso que extraño el mundo de antes, donde ningún abuso moderno existía, donde todos fuimos resistentes y aunque no conseguías nada de gratis, la vida era menos espantosa. Hoy el mundo te obliga a pagar por todo y un simple error, el más simple de todos basta para perder incluso la vida. Así es como suceden las cosas, pagando muchas veces un precio elevado. Así.

Read Full Post »

Pequeño mundo creativo

No era ni por el dinero ni por la fama, de ser así todo este intento sería un fracaso rotundo. Lo hago por mí. Hay días que me siento viejo, y hasta decrepito. Tampoco lo hago para seducir mujeres, ni hombres, ni amigos, ni nada, lo hago porque una y otra vez me sirve, me hace sacar todas las frustraciones, me hace soñar, me hace pensar que en realidad soy libre y que mi esclavitud hacia el sistema es un mal sueño y que en realidad no tengo ninguna necesidad de consumir ideas y productos precederos. Después de todo de lo que se trata es de retar a la muerte y si se puede pasar sobre ella, incluso cuando ya estés bailando a su lado. Es como un acto de burla y eso es todo.

Read Full Post »

No hay esperanza en este lugar

Cada día busco las mismas cosas, como cuando no sucede nada, a veces siento que tengo 25 o 26 o la mejor edad de mi vida y creo que me puedo beber todo el alcohol del mundo y jugar a que un día tendré 43 y en ese tiempo mi vida ya esta hecha, ¿qué demonios es una vida hecha?, es la pregunta que me hago ahora. Lo cierto es que nada de lo imaginado tiene sentido y yo como muchos de mi edad ya no tenemos ni la fuerza ni los sueños como para intentar que pasen cosas y todo parece estar inmerso en la misma quietud, aunque ahora que lo pienso han pasado cosas: por ejemplo todo mundo parece estar loco y las personas hablan solas por las calles, no levantan la mirada y van clavados en una diminuta pantalla, todo mundo tiene amigos en cualquier rincón y planean y hacen viajes que nunca antes pasaban en sus pensamientos y cuando me pongo a observar todo eso, mi vida se sumerge en una vertiginosa carrera con el tiempo y descubro que ya no estoy esbelto, que ahora soy calvo, violento, miedoso, pero sobre todo impetuosamente lento y que aquel que imagino ser, está escondido detrás de una mirada que no es capaz de reflejarse en el espejo.
Ahora en este instante, metido en una noche que anuncia un frío invierno, me pregunto cuantas copas tengo que beber para entender esta supuesta realidad y no encuentro respuesta, ¿será cierto que las cosas nunca cambian o es que yo me he vuelto viejo y sigo soñando con una juventud extraviada e inexistente?, que demonios, lo que importa es haber llegado a este punto sin que nadie me asesine o sin que yo asesine a alguien, todo lo demás  ya es ganancia.

Read Full Post »

« Newer Posts