Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18 septiembre 2015

Mutilar sueños

Lidiar

con los inconvenientes de la incertidumbre, me ha llevado día a día a esta podredumbre de ideas cortas, lentas, agotadoras; vivo en una especie de miedo que no se definir muy bien y por si fuera poco parece durar una eternidad.

Read Full Post »

Nos trago la tierra

Ahora que ya ha pasado todo, tengo que decirte porque me había estado escondiendo, no es que no quisiera ya nada contigo, me estaba muriendo de miedo y regresar no era una opción, como tampoco el estar a tu lado, ahora casi diez años después te tengo que contar todo, pero tal parece que nunca más nos volveremos a ver

Read Full Post »

Esa sensación casi insoportable

Se habían interrumpido tantas cosas, pero nunca su felicidad, fue en esos días cuando cualquiera podía secuestrarte o jalar del gatillo y acabar con tu vida. Lo que más lo hacía feliz eran las noches cuando estaba a solas con ella. La patria parecía estar herida y los sueños eran al igual que Dios un florero roto, un testigo incierto, un sabor amargo, una vida que ya no existía más.

Read Full Post »

Es inútil

Reunión de gente con el pretexto de celebrar a la patria, la realidad dice que es un buen día para comer, y beber todo aquello que esté a nuestro alcance, se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas, pero uno se “abastece” desde muchos días antes, también se puede fumar, tomar o inyectarse drogas, algunos despistados  (como yo), se ponen a leer su libro preferido, pero todo se hace con buena actitud, incluso se haces el amor, llevas en la mente el nombre de México y de paso le mientas la madre a dos o tres pendejos que dicen representarnos con dignidad, la verdad es que no importa quienes nos representa, no desde que estamos llenos de impostores que se atreven a dar el circo que parece que todos necesitamos.

Read Full Post »

Los insoportables días

Cuando la vi por primera vez no tenía idea de que decir, tampoco tenía conciencia de que esa primera vez no la iba olvidar. La vi, seguí mi camino y minutos más tarde nos pusimos a platicar, todo eso fue tan extraño, desde luego que yo no pensaba en el amor, no en el sexo, mucho menos en la posibilidad de volver a vernos, pero todo sucedió: amor, sexo y desde ese día no dejamos de vernos

Read Full Post »

Esta insoportable necesidad de ir muriendo

La oscuridad es la reina de estos días, me refugio en los recuerdos más viejos, esos recuerdos ya deformados que sugieren una historia diferente, después de todo recordamos las cosas casi siempre como nos conviene y no como fueron

Read Full Post »

Personajes con vidas inventadas: imposible

Conforme pasan los días me adapto, no es que quiera hacerlo o que sea una prioridad. A veces creo que es más fácil escribir con la mano izquierda, pero en este tiempo es algo que no importa. En ocasiones me cuestiono acerca de poder vivir de mi pluma, pero escribo tan mal que tendría una vida con semejante calidad, así que pienso en otras opciones. Escribir a todas horas, ese es el sueño. Mi mano izquierda funciona a la perfección aunque la derecha es la que mejor hace todo.

Read Full Post »

Otro día

En el 2015 tenía 43 años y una serie de asuntos pendientes, deseaba nunca más tener un patrón, hacer lo que me gusta pero sobre todas las cosas necesitaba un pequeño espacio con tranquilidad y mi vecina no deja de contonear las caderas en una especie de baile que nunca entendí.

Read Full Post »

¿Por qué no te buscaste un trabajo decente?

Ya había olvidado lo que hizo el día que me dijeron que ya no podía seguir trabajando en aquel hospital. Me levante de la silla donde me hicieron firmar mi renuncia, el argumento era que si no lo firmaba me iba a cargar la chingada, no me lo dijeron con esas palabras porque dicen que los términos legales no permiten que se usen esas palabras, pero la idea era esa: mira si no firmas, nosotros como empresa nos vamos a encargar que la pases mal me dijeron y pues firme, no por miedo o si por miedo, pero no a ellos, sino a todas las cosas que había hecho, así que me levante y le di la mano al cabrón ese que me había pedido la firma, lo que él no sabía que todo el tiempo me había estado tocando los guevos. Después de eso no pude escribir, pensé que sería cosa de ocho días, pero la cosa se fue complicando y duro poco más de un mes. Pues bien, me levante y azote la puerta a mi salida, luego me fui al baño y me cague por última vez en ese lugar, tenía que hacerlo, de otra forma mi mente se agotaría una y otra vez por no haberlo hecho. Seguro estaba desesperado, pero salí con toda calma, me sentía libre, no tenía trabajo pero estaba contento, uno no puede lidiar con esa mierda de gente toda la vida, desde luego que ellos dicen ser gente honorable, pero son de lo peor, quizá yo sea parte de ese clan de gente que no sabe hacer otra cosa que joderse a los demás, pero creo que nunca me he jodido a nadie. Después necesite estar solo, pero fue algo que no sucedió. A veces he llegado a creer que fui un débil, que no debí firmar nada. Lo que me más me tenía enojado era no poder escribir, juro que llegue a pensar en la aparición de todo tipo de armas y fiel a la tradición literaria, me decía: tienes que usarlas, en algún momento, no importa cuando pero tienes que usarla.

Read Full Post »

Nunca cuentes este tipo de relatos

Desde que me dijeron que tenía que poner más atención de las cosas que había estado haciendo, me pongo nervioso por todo.

Si alguien ronda por la puerta de mi casa, imagino que se trata de un enemigo, aunque en estas tierras no se puede decir quien es un enemigo o quien no, porque estamos a la defensiva y antes de que pueda pasar algo, somos capaces de todo. El maldito cabrón que nos había estado jodiendo tenía 20 o 25 kilos de más, se quedaba dormido en el trabajo, pero su gusto por joder, desde luego que la culpa es de nosotros que nunca nos atrevimos a ponerlo en evidencia y ahora que tiene el poder la cosa se ha puesto complicada, no para mí que he dejado ese lugar pero si para mis amigos, si fuera por mi le llenaría la boca de pay de queso para que engorde 20 kilos más y como el pez, que por su boca le pasen cosas.

En realidad nada de esto importa, pero como últimamente me he puesto nervioso, tengo que contar todas estas tonterías, solo espero que su mujer se las cobre todas, con un antiguo novio, o ese amante que ha ido dejando en el olvido y que él no pierda el tiempo y le meta mano a su compañera de trabajo y un día, él y su mujer terminen por convertirse en mierda, no sé porque lo deseo, pero tampoco puedo evitarlo.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »