Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 enero 2012

25 DE ENERO 2012

En realidad estaba huyendo. Ella y yo somos amantes, nos hemos dejado guiar por las pasiones, esa vida apacible no era lo que nosotros perseguíamos. De hecho, siempre estamos huyendo, aunque esta vez huimos de mi mujer y de su marido. Lo nuestro es como una droga y no tenemos ganas de saber si existe algo más allá de lo que somos.

Read Full Post »

24 DE ENERO 2012

 

La interrogante del día, es: ¿cómo un hombre razonables, se deja llevar por sus pasiones?

Read Full Post »

23 DE ENERO DEL 2012

Muchos de mis amigos me dicen que soy tímido, otros dicen que soy un poco honesto y yo pienso que eres o no honesto y no tan solo un poco. Yo he estado pensando en hablar de mis relaciones, de mis cosas diarias y de mis posibles inseguridades y tratando de vencer eso, el ser tímido, y al mismo tiempo ser dar la sensación de ser completamente honesto. Estoy seguro de ambas cosas, es decir soy tímido pero también honesto. Una chica que no es mexicana insistió mucho en mi timidez, tanto que termino por convencerme.

Hay días en los que despierto con un sabor amargo en la boca y supongo que es el vodka, pero a veces creo que no es nada de eso.

Soñé. Porque a veces sueño. Soñé con una mujer extraña, una mujer que tenía los senos a la altura de la región lumbar y en la espalda, la misma mujer tenía su sexo por arriba de los senos, a la altura de la región lumbar con la región dorsal y no necesitaba del espacio que se hace entre la pierna para alojar el sexo. Soñé que esta mujer no podría embarazarse y que su madre era una hiena.

He comido muchas veces en un pequeño restaurante, feo y viejo, con un color interior que da tristeza, la comida no es del todo rico, pero te sirven para no comer en las próximas 24 horas. Verde por dentro y con muebles supongo que de principios de la revolución. Desde su ventana puedes ver a una cantidad de gente que va a sus anchas por la calle principal de la ciudad, puedes ver un prostíbulo cercano al que llaman presidencia municipal y otro prostíbulo que hasta hoy no se que sea en realidad pero le llaman Edificio Magdalena, supongo que es cualquier cosa.

Mi vecina me saludo el día de hoy, dice que llevamos muchos días sin vernos y para mí que apenas ayer he cruzado con ella un breve pero sincero saludo.  Estos días parecen interminables y lo único que traigo en la mente son unas ganas locas de dormir, y mis deseos de escribir se han visto rebasados en los últimos instantes.

 

Read Full Post »

22 DE ENERO 2012

Hoy fue más que un día complejo, podría asegurar que no estoy de buenas, que el dolor de cabeza cada día vuelve con más ganas de poner en contra de todo y de todos. ¿Qué me obliga o me hace vivir así? Nada; el que me duela o no es culpa mía, es algo que sucede y yo no puedo hacer nada, ni siquiera los medicamentos pueden y no tengo más opción que soportarlo, pero hoy fue un día malo para vivir con los dolores y tenía ganas de perderme en algún lugar lejano, lejos del ruido, de la luz, de la gente, de casi todo lo que me rodea. Soy escritor; aunque no he publicado nada por medio de una editorial y entonces la pasión se convierte en tragedia y conforme pasan los días, uno puede llegar a creer que tengo que olvidarme de mi pasión por las letras y no podré llamarme escritor, pero no me importan los designios de una sociedad que nos pone etiquetas, yo simplemente soy lo que quiero y lo que deseo. Solo cuando no me duele la cabeza, soy capaz de hacer cosas, soy capaz de escribir, de continuar con la tarea que me he trazado, de otra forma me resulta imposible y hasta un poco triste, ahora mismo me duele haber dejado en el olvido a uno de mis personajes, y es que ya estaba enamorado de Laura Blake y tantos días de ausencia y silencio me han sumido aparte de los dolores de  cabeza en una terrible soledad y por si fuera poco con Laura se fue también Clide Calveira. Hay días en los que el ambiente y las necesidades laborales no me dejan ser quien soy. Y ahora que ya no soy joven, no puedo andarme con rodeos con la idea de escribir, tengo la necesidad de ser contundente y mucho menos tengo la opción de perderme en amores ridículos, es decir, si caigo enamorado, debe ser redondito y no dejar a los personajes hasta tocar la otra orilla y hacer todo el recorrido de la historia, a estas alturas es imperdonable abandonar un proyecto, uno debe ser fiel a su historia, a su voz narrativa, al tono y a la duración de su historia, sin importar el titulo que s ele quiera dar, me refiero con esto: a novela, cuento, novela corta, novela de largo aliento, ensayo, poesía o lo que se nos venga a la cabeza. La verdad es que no importa si no estoy de buenas, todos los días tengo que escribir, no importa si Laura Blake ya no está o si el trabajo para el cual fue contratado ya fue resuelto, no importa si Laura tiene otro amante o si se fue al Brasil y se perdió en una historia más apasionante o regresó a su mundo diario enojada o confundida, no importan los pormenores, uno, si en verdad es escritor, tiene que levantarse todos los días y escribir sin descanso, porque el tiempo apremia y de paso se olvida de perdonar nuestros errores y una historia bien narrada, precisa de eso, del tiempo. Tiene que escribir, de otra forma no eres escritor, eres alguien que se basa en los estados de ánimo o en sus momentos críticos para tomar su herramienta de escritura y jugar a que escribe, sería en ese caso un mentiroso y eso es algo que odio. Lo peor que le puede pasar a un escritor es perder su libertad y escribir desde la idea de otros, como su esclavo del que escribe.

 

Pero ser escritor implica muchas responsabilidades, la primera y quizá la más importante es que no puedes dejar de lado el oficio de lector, un escritor debe leer mucho y debe definir su línea de lectura, no se puede ir leyendo de un lado a otros sin dirección alguno, y debe de leer precisamente para no convertirse en el esclavo de otro escritor, pero también debe leer para conocer más cosas, para trazar un mundo de ideas, esas ideas que solo se le puedan ocurrir a él.

 

Este año he leído a una velocidad más lenta que el promedio con el que suelo leer, y sin embargo he hecho algunas relecturas y entre ellas destacan las obras de algunos mexicanos que cada vez que los leo, me apasionan y eso me gusta.

 

Hoy es un día particularmente complejo, sin embargo tengo muchas ganas de escribir, aunque mi Laura Blake se ha perdido en el Brasil y se volviera amante de una tal Calveira. Lo importante es que tengo ganas de seguir escribiendo y no importa el dolor de cabeza.

 

Read Full Post »

Las balas venían de todos lados, y tú, casi mi hijo, llorabas sin parar

la ciudad no era más fea por eso, ni siquiera era fea

por la cantidad de balas disparadas o por las personas que se habían

quedado en el camino, en esas fosas clandestinas

la ciudad era fea por su naturaleza, por su frontera

por sus olores, por su suerte.

Los enfrentamientos cada vez eran más frecuentes,

la muerte viajaba a través de las calles

y se metía en cualquier cuerpo que estuviera

presente en ellas, traspasaba ventanas sin

importar su condición de: abiertas o cerradas.

Tú, casi mi hijo, entendías la violencia a la perfección

pero el miedo te desbarataba por completo,

rompías en llantos incontrolables

y más tarde disparabas armas imaginarias

contra todo el que caminaba por lo calle.

Yo, no dejaba de leer, tenía planeado leer hasta que la muerte

me llegara cruzando por una esquina o de regreso

del trabajo, tenía esperanzas de morir por la noche.

No importaba el tamaño de nuestros miedos

ni la idea de poder morir pronto

no importaba que el silencio fuera roto por el sonido

de incontables disparos, no importaban tantas cosas.

Yo, te hablaba de los hijos de las hormigas con los leones

cosa que tú no creías posible, tú me hablas siempre

de luchas y de juegos violentos, y en ocasiones de las piernas de la vecina

tú, casi mi hijo, nos vimos a los ojos y me preguntaste

si las balas que chocaban en la pared podrían atravesarlas

nos abrazamos, no dijimos nada, el silencio era el cómplice perfecto

fue esa tarde que supimos que íbamos a morir juntos

tirados en el suelo, abrazados por momentos, nos arrastramos

hasta alcanzar la pared más lejana de la casa,

vomitamos, lloramos y nos vimos por última vez,

tú, me dijiste: me he orinado en los pantalones,

pero eso ya no importaba, para la muerte era igual, limpios o sucios.

Nadie nos pregunto si queríamos participar en el juego de la muerte

pero nos incluyeron, no importaba nuestra opinión

teníamos que jugar, aunque nosotros sin armas,

sin controles, sin poder comprar vida

sin poder reiniciar en el último nivel,

este era un juego sin retorno

un viaje más para nuestra colección de aventuras

un muerto más que alguien contaría,

uno más en esa lista interminable

y la promesa de que alguien, leería un día nuestra historia;

estadísticas es lo que somos, te dije y te cerré los ojos

a la muerte no le importaba, ni siquiera nos había hecho un guiño, nada.

¿Somos hijos de hormigas que cruzan con leones?, me preguntaste,

y no sé cuánto tiempo después fui capaz de contestarte:

no somos hormigas, tampoco leones, ni los hijos de ellos,

somos la consecuencia del azar, somos los que estaban

donde no tenían que estar, somos unos cuantos entre miles

somos el silencio de los seres humanos, somos casi vivos

que no podemos contar lo que hemos pasado,

lo que hemos vivido, somos héroes o seres perdidos

somos los enterrados que nunca fueron descubiertos

somos los alcanzados por una bala sin destinatario,

somos héroes secretos que se pierden en el olvido,

somos héroes públicos, somos seres humanos

muertos por un descuido o un capricho,

somos el silencio que se perderá en el olvido, somos.

Read Full Post »

21 DE ENERO 2012

 

Todos hemos pasado por ese lugar, no nos importa si un día algo de esa puerta se va a caer, no nos interesan otras historias que no estén contenidas en los centros comerciales y su supuestas ofertas: meses sin intereses o te bonificamos tres mensualidades, nos interesan las historias de las comidas rápidas y los sueños que un seductor nos regala con su cine comercial, nos interesa el programa de un pornógrafo, las aventuras rápidas y precisas, no pensamos en el amor eterno, a veces ya ni creemos en el, buscamos sexo ocasional, que alguien nos dé la oportunidad de descargar todas nuestras pasiones y sobre todo frustraciones, luego, cuando ya nos hemos cansado nos escondemos, ya sea en las paredes de nuestra casa, o debajo de la cama, nos gana la incertidumbre y la depresión. Lo más fácil es perdernos, que nadie nos vea, lo más fácil es cerrar la puerta sin decir nada y no volver nunca más, pero eso suele tornarse de lo más difícil. No existe la dirección correcta para nadie, todo está en lo que deseamos hacer y hacemos o eso es lo que quiero creer.

Read Full Post »

 

20 DE ENERO DEL 2012

Algunos días son así, especiales para perderse en el pensamiento, dejarse ir y no preocuparse por el regreso.

Además de todo, no me gusta pensar.

Read Full Post »

Una mañana al despertar, imaginas que soñaste por la noche con el amor de tu vida (podrías soñar durante el día, valga la aclaración), en el sueño ella es todavía una niña, tiene aspecto de fantasma y siempre esta sonriendo, ella tiene ojos de gata. Durante el día (insisto en aclarar el momento, pues podría ser por la noche), estás seguro que ya tuviste un encuentro con ella, hace más o menos 15 años, en uno de tus viajes, pero no quieres o no te atreves a describirla, te da miedo que la magia que encierra ese recuerdo se rompa al momento de mencionarla, o de describirla o de describir el encuentro. Estas seguro que es ella, y recuerdas que le dijiste que volverías a ese lugar, que nada ni nadie te iba a detener, te dan ganas de llorar. Anoche soñaste con esa niña, que ahora podría ser como un fantasma en tu memoria, sin embargo el recuerdo de su rostro, su sonrisa y la historia tan triste que te contó, están frescas en tu memoria, ella no es irreal y tampoco corresponde a un sueño que se confunde con la realidad.

Un día si andar buscando, descubres un sitio en la red, un espacio donde una chica de la que no sabes nada o mejor dicho, que lo único que sabes de ella es que vive en el mismo país donde vive aquella niña, que ahora es toda una mujer y empiezas a sentir en sus palabras como si ya la conocieras de toda la vida, entiendes que es ella, existe algo en el código de su escritura, existe algo que irremediablemente te hace sentir que es ella.  Luego tratas de convencerla, le dices que se han visto una vez, pero no te atreves a revelar toda la historia o tu recuerdo, no te atreves porque tienes miedo de que la magia se rompa, incluso cuando ella insiste en no ser esa mujer, en aquel tiempo una adolescente, que tú recuerdas, ella insiste en decirte que es una pena no ser ella, pero que estas equivocado, la oyes, o mejor dicho la lees y sabes que ella te quiere proteger, que no desea hacerte daño, pues ahora después de mucho tiempo, ella se ha olvidado de ti. Es imposible que ella no sea la niña con la que  soñaste anoche, la adolescente que conociste quince años atrás, la mujer que ahora vive bajo otras historias y bajo el efecto de las pasiones diarias, es imposible es lo que te repites mil veces y no lo puedes creer. Quizá ella estaba dispuesta a que  no le dijeras lo que en verdad sientes.

Últimamente no había logrado dormir a gusto y casi siempre despertaba molesto, al mismo tiempo descubrí que Cioran no tenía vocación de curandero. Creo que de tanto pensar se han roto las ligaduras del recuerdo, puede ser que ella no quiera saber nada de mí, que este molesta porque nunca cumplí con mi promesa, puede ser que de tanto pensarla, hemos roto con las ligaduras de la realidad y recordamos lo que se nos  viene a la mente, piensas en lo que te haría feliz. Aunque haz pasado estupendas noches, aunque ha bebido más Vodka de lo normal y aunque cada vez que regresas a casa, después de estar con tu amante, la amante que es casada y que tiene un esposo que la descuida porque prefiere ir a jugar golf con sus amigos o prefiere estar corriendo sus autos o quizá porque prefiere estar en los brazos de otra, de cualquier otra; nunca antes se me remordía la consciencia, he hecho todo tipo de pendejadas, pero hoy después de despertar me sentía molesto, no sabía qué hacer y  en el sueño  esa sensación de soledad me estaba atrapando, te sientes terriblemente molesto. Y estabas seguro que la habías encontrado, pero ella se aferraba a decir: que no, que no era ella.

Todas las noches conduces el auto de vuelta a casa, la amante se queda enojada, triste, envuelta sus silencios, agotada porque sabe que al llegar a casa, te olvidaras de ella, ese fue el acuerdo, y ella envuelta en sus penas, triste porque ella sabe que nada es  tu culpa, porque ella sabe que existe una mujer de la que te enamoraste quince años atrás, todas las noches mientras conduces a casa, piensas en la manera de regresar el tiempo, de quedarte en los brazos de ella, piensas en atreverte a más, en no dejar que los miedos te dominen. Bebes vodka, más de lo habitual y te fumas un habano, estas desbastado.

Luego llega la realidad, es tiempo de regresar al trabajo, suenan las alarmas. Tú sigues contestando que tienes una mente prodigiosa, pero te gusta la idea, te habría gustado ser ella y él insiste en que eres ella, pero no, no está bien ser quien no fuiste en su momento, tienes que decirle la verdad, aunque le duela y Cioran que es un pésimo curandero no hace nada por él, lo que hace contigo es otra historia. Ella siente curiosidad. Ve la foto de él y le parece imposible, ella nunca tomo un autobús, nunca había viajado sola, ella anhela un amor así, se pone bonita, baila intensamente, pone en orden sus ideas, es imposible, ella nunca ha vivido una historia así, ella regresa a casa, se baña, se relaja, prendé su ordenador y lo busca, piensa que la próxima vez que salga a la calle se lo va a encontrar, que él y que ella viven en la misma calle, piensa que tienen una cita. Ella siente curiosidad. Él siente que la verá alejarse entre la red, tal y como había llegado, sin hacer ruido, la amante lo espera todas las noches y él no se cansa de conducir su viejo auto, sigue tomando Vodka y fumando Habanos.

Read Full Post »

19 DE ENERO DEL 2012

Hace un rato fuimos al cine, es algo que hacemos seguido, dos o tres veces por semana, es quizá otra de mis pasiones, aunque esta es algo que hacemos juntos, a veces los dos o los tres según sea el caso, el día y la oportunidad. Describir la película carece de sentido sino voy hacer una crítica, así que no diré que película he visto, ni que me ha parecido, lo que si voy a decir que era una de esas películas que te roban el aliento y debo aclarar que está llena de violencia, pero te roba el aliento, así suelen ser ese tipo de historias, pues mientras te habla de algo cruel, de algo triste, al mismo tiempo te habla de otras tantas cosas apasionantes que terminas por llorar, el caso es que al estar viendo la película pensé en lo hermoso que es la pasión por la lectura, sobre todo si eres capaz de escribir una historia y le arrancas a tus lectores, una sonrisa, una lagrima o simplemente una expresión, eso de simplemente es por demás complejo e inexplicable.

Salir al cine, hacer la vida media como en cualquier otra ciudad es lo que tenemos a la mano, una vez al años tenemos una muestra de cine, todos los años es el cine francés que de entrada no esta nada mal, pero a veces uno quisiera que hubiera variedad, si bien los europeos hacen cine de arte, también la gente de nuestro continente hace buen cine, a veces me gustaría ver las películas que se están haciendo en Colombia, Cuba, Ecuador, Chile, Argentina, Brasil y otros tantos lugares, es decir, existe espacio para todo y el tiempo es inagotable, al menos de acuerdo a las leyes vigentes de la física. La ciudad tiene de todo,  otras veces tenemos circos, o un festival de arte, eso sucede en otoño, tenemos cierta facilidad para cruzar al otro lado, a la tierra de los gringos, luego un pequeño aeropuerto que nos puede llevar a casi cualquier destino, desde luego haciendo escalas, lo mismo de este lado que del otro lado, la playa no está lejos, pero las actividades nocturnas están restringidas, acá la noche suele ser un espacio lleno de incertidumbres, es normal, escuchar el ruido de las sirenas, ya sea de las ambulancias, de la policía o de los militares, es normal que cuando tengo que salir de noche sienta algo de miedo, es normal, quedar a la mitad de un enfrentamiento armado y no tener para donde hacernos, todo eso es parte de la vida diaria y a estas alturas a nadie parece darnos miedos, pero sabemos que los límites de la noche, son también los limites de nuestros movimientos y nos movemos con cierta cautela. Yo salgo porque en ocasiones tengo que hacerlo, pero es por el trabajo, de otra forma, quizá estaría todas las noches encerrado en casa, aunque en verdad no creo que aguantaría, así que la mayor parte del tiempo estamos fuera, alertas, pendientes y en ocasiones al límite de nuestra adrenalina. La ciudad dejo de ser nuestra durante la noche, pero a quién no le gusta lo prohibido, así que nos lanzamos a la aventura y hasta hoy, siempre hemos regresado a salvo, con uno que otro susto, pero a salvo.

 

Read Full Post »

18 DE ENERO DEL 2012

Debería ser capaz de escribirle un poema a mis tenis, pero alguien más ha escrito un poema a sus zapatos y creo que con eso es más que suficiente. Hace unos meses sufrí una fractura de tobillo o mejor dicho una especie de esguince que termino por inmovilizarme unos buenos días. Hace unos días al levantarme de mi silla de trabajo-escritor, tenía la pierna dormida, la derecha, la que corresponde con el tobillo fracturado y que se supone que meses después de tratamiento y rehabilitación ya debería estar bien; así que me levante con el pie-pierna-extremidad dormida, como se dice coloquialmente, y al dar el primer paso, se me doblo o torció el tobillo, sentí un dolor intenso y el miedo inmediato de la recaída, no me gusta estar incapacitado, pero no me gustaría tener que sufrir de nuevo con mi tobillo, pues entre algunas cosas que amo en esta vida está la tarea de caminar todos los días, caminar para mí es como pasarme unas buenas horas leyendo, es como escribir durante horas, es como hacer el amor.

Desde luego que mi tobillo está un poco inestable. Me duele. Cuando salí a caminar me acompaño un dolor, intenso, constante y que me ponía en alerta. Supuse que lo inevitable es así, es un evento que no admite cambios y lo que me resta es consultar de nuevo y esperar que todo vaya dentro de los procesos de recuperación, lo peor del caso es que conforme pasa el tiempo menos confianza tengo y eso es un síntoma de alerta, una situación compleja que puede desencadenar estados de ánimos complejos para mí. Ojalá nada este pasando y sean tan solo los dolores propios de un tobillo torcido.

A veces me resulta complicado llevar un ritmo, dar dentro de las cosas que tengo que hacer ya sea por obligación o por necesidad como los trabajos alimenticios, otro espacio para poder hacer las cosas que deseo hacer por gusto, por ese placer inmediato e infinito llamado creación, pero no tengo disciplina y me gusta hacer otras cosas, muchas otras cosas que no debería y eso termina por dejarme con algunos malos sabores de boca. No soy experto en la disciplina, pero hago un esfuerzo diario por hacer las cosas mejor y a buen ritmo.

Regreso a los pies, a mis pies que me han llevado por los lugares más insospechados, estos pies que son cómplices de mil aventuras, estos pies que sin mi no van y que yo sin ellos no me muevo y la única forma de consentirlos es comprando para ellos fundas que a mi gusto se ven bonitas pero que al gusto de mis pies son cómodos. Existen tantas cosas que no deseo olvidar pero una vez que tienes 40 es imposible hacerlo, por eso escribo estas notas y seguramente un día diré que no lo puedo creer que es imposible lo que leo y veo, que alguien más ha usado mi nombre y mi supuesta historia.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »