Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 abril 2011

El problema es desde siempre el discurso político. Mientras que el discurso sea el mismo, el gobernante se la vivirá rezando a favor de sus luchas, por ejemplo, lucha contra la pobreza, lucha contra la violencia, lucha contra el crimen organizado, lucha contra la realidad diaria.

El discurso fracasa cuando dice: vamos a luchar para erradicar la pobreza, quizá sería más efectivo decir vamos a luchar por tener ciudadanos con riquezas, desde luego que eso supone un verdadero compromiso y lo primero solo supone un sueño. El discurso vuelve a fracasar cuando dice que no existe nada mejor que luchar contra el crimen organizado, cuando quizá lo mejor sería decir, vamos a crear una infraestructura que nos permita tener más empleos y mejores pagas, de fondo nuestros problemas tienen que ver con la pobreza y nos gastamos todo el dinero en disparar balas y hoy en día a nadie se le niega una orden de arresto. Que discurso, que país.

Read Full Post »

Al cerrar los ojos, todos creemos que se trata de un juego

pensamos que toda la culpa el gobierno se echara,

creemos que el pasado era mejor

y soñamos que con el cambio de poder, aquellos días volverán

Plomo en el viento

al plomo le tenemos miedo y el plomo nos robara el aliento.

Dile hoy a tus hijos que no tengan miedo

que todo lo que está sucediendo, es un gran videojuego,

y si no te quiere creer, dile que no es otra cosa que el azar

que una bala en el viento lo destrozara,

porque si te tiene que dar, ya nada puedes hacer

que el plomo en el viento es cuestión de suerte y nada más.

Plomo en el viento

en plomo nuestros sueños van a terminar

plomo en el viento

te ruego que no tengas miedo ya, que nada como el plomo te dolerá

te ruego que no mires atrás, pues el plomo te alcanzara,

plomo en el viento.

Y tus hijos te dirán que  no pueden creerte más,

pero con el plomo no se puede jugar y todo es parte del maldito azar

y no importa si es de día o de noche ya

plomo en el viento.

Entre el plomo tu vida acabara, aaahhh…

Read Full Post »

Publicado: 17 abr 2011 | 08:00 MSK
Última actualización: 17 abr 2011 | 12:04 MSK

Uno de los peores dramas de la urbe mexicana Ciudad Juárez, donde la violencia de los cárteles posee todos los ingredientes de las películas de Hollywood, es el drama que viven los menores. Ciudad Juárez es el lugar en el que perecen y se quedan huérfanos miles de niños y es el lugar en el que los niños juegan a los narcos.

Niños enterrando a niños

No hay estadísticas oficiales sobre los niños que han resultado víctimas mortales de la violencia de los narcos en la urbe, solo algunas cifras aproximadas. Según Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), una organización no gubernamental que sigue la problemática de cerca, en los últimos cuatro años han muerto más de 1.000 niños y adolescentes. “[Los datos existentes] solo pueden ofrecer tendencias de la violencia contra la niñez mexicana”, dijo el defensor de derechos a la agencia alemana DPA.

“A veces, hasta que las autoridades retiran los cadáveres pasan horas y las mamás se acercan con sus hijos a ver el espectáculo como si fuera una película en la que lo único que falta son las palomitas de maíz”, dice la famosa periodista y bloguera española Judith Torrea, que lleva años viviendo y trabajando en Ciudad Juárez.

En su blog ‘Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico’ Judith Torrea describe cómo asistió a los funerales de 16 jóvenes ejecutados recientemente en una fiesta estudiantil. “Sus amigos los entierran. Son niños enterrando a otros niños. Tienen entre 13 y 19 años, más o menos como los ejecutados […]. Están más cerca de la niñez, por su inocencia, que de la adolescencia”, escribe.

“El enterrador Manuel Cano, de 40 años de edad, tampoco tiene palabras. Son sus ojos llenos de lágrimas los que dibujan su sentir. ‘Ciudad Juárez está masacrada. Es una ciudad fantasma. Ya no hay futuro’, comenta mientras va a cerrar otra tumba de las 7 situadas en hilera”, resume en el blog.

¿Con qué sueñan los niños huérfanos de Ciudad Juárez?

Desde el inicio de la denominada guerra contra los narcos, en los enfrentamientos entre narcotraficantes y los operativos antidroga en la ciudad han sido asesinadas alrededor de 7.000 personas. Teniendo en cuenta que la mayoría de los muertos tiene entre 17 y 35 años, y que en México las familias tradicionalmente tienen un promedio de 3 hijos, la Comisión Estatal de Derechos Humanos calculó la cifra media de niños que se han quedado huérfanos en la urbe. Según Gustavo de la Rosa, un miembro de la Comisión, por lo menos 12.000 niños han perdido a uno o a sus dos progenitores.

¿Con qué sueñan los niños huérfanos de Ciudad Juárez? ¿Cuál es su futuro? Gustavo de la Rosa dice que a los niños, cuyos padres cayeron víctimas de la guerra contra los narcos, les llena el odio y deseo de venganza contra el que mató a sus papás”.

“Los niños se han convertido en testigos de los asesinatos. Algunos de ellos se disputan con sus amigos el número de muertos que han visto y en los recreos de la escuela juegan a ser sicarios”, comentó a RT la periodista Judith Torrea.

En el lugar donde existe un clima de violencia generalizada, donde abundan las balas perdidas, los ataques directos y las masacres juveniles es devastador el impacto psicológico en los menores y se desvía su desarrollo adecuado, haciendo que en unos crezca la agresividad y en otros el temor por su seguridad.

“Los niños se vuelven a orinar en la cama, no quieren dormir solos, por los nervios y los altos niveles de estrés les da colitis y hasta les surgen otras afectaciones”, dijo Lourdes Almada Mireles de la Mesa de la Infancia del Consejo Ciudadano para el Desarrollo Social de Ciudad Juárez.

Otro problema es la agresión. Una representante del Centro Familiar para la Integración y el Crecimiento de Ciudad Juárez contó que a su centro a menudo acuden parientes de los niños que están obsesionados con matar a los asesinos de sus padres. Por ejemplo, un chico de seis años, Jorge, sueña con “comprar un cuerno de chivo” para vengar a los que mataron a su padre. Otro niño pidió llenar una alcancía para comprar una bomba y “ponerla en el canal de televisión en el que mostraron la cabeza degollada de su papá”, dice Silvia Aguirre, fundadora de este centro.

La guerra contra los narcos ya ha tenido bastantes éxitos: se han decomisado toneladas de drogas y se ha atrapado a los cabecillas de los cárteles de narcos más poderosos. La pregunta es si se mantendrá el éxito a largo plazo ya que los niños que juegan hoy a ser sicario crecerán con grandes perspectivas de trasladar sus juegos infantiles a la realidad.

EN: http://actualidad.rt.com/tiempolibre/sociedad/issue_23051.html?bn1r

Read Full Post »

Se vende convertidor de días: martes en viernes y lunes en sábado, precio a tratar, equipo en excelentes condiciones, tiene integrado una memoria de 3 terabytes y una cámara digital de 24 Gigapixels. Para mayor información, dejar su correo un representante se pondrá en contacto.

Read Full Post »

Otro día más con la lentitud de siempre, mientras tanto Caperucita es incapaz de comerse al lobo y en mi entorno creativo, desaparece la ficción para darle paso a la cruel realidad, ahora es imposible confundirnos con un cuento para niños, porque no existe, afuera las armas vomitan fuego y las Hadas andan en busca de sus victimas.

Read Full Post »

La otra realidad…

El país se fue llenado de agujeros.

Read Full Post »

Llegado el momento es más fácil desconstruir que afrontar la realidad, lo cierto es que conforme pasan los años, debemos estar conciente que todo es una constante perdida, que va desde la memoria, el cuerpo atletico, la sonrisa completa, los amores, el cabello, la vida.

Read Full Post »

Cuando el imaginario colectivo de los niños, se ve rebasado por el deseo de poseer armas, por esas ganas de matar, en ese momento se gesta el fin del mundo.

Read Full Post »

El mundo es una lucha eterna entre la memoria heredada y una que va en sentido opuesto.

Read Full Post »

 Archivo hache

Qué chula mi narcocultura

Tras el asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia se ha intensificado la oposición de intelectuales a la “guerra contra el narco”. Los intelectuales mexicanos básicamente piden que pare la guerra y se legalicen drogas.

Sí, hay que oponerse a la muerte como vía para frenar al narco. Matar hereda víctimas y verdugos. La guerra entre cárteles=gobierno cosecha violencia hoy. Y siembra violencia futura.

Pero los opositores a esta guerra no aclaran alternativas: no hay una visión anti o post-narcocultura. Si Calderón Contrataca parara hoy debido a tanto cácaro, ¿mañana qué show?

La narcoviolencia era alta en Tijuana o Culiacán mucho antes de que Calderón apareciera. Y ejecuciones, secuestros, encobijados, masacres llevan ya muchos sexenios en la frontera. Ahí los cárteles (aliados de gobierno local, estatal y/o federal) eliminan masas de narcos y no-narcos desde hace décadas.

¿Por qué estos muertos no indignaban? ¿Por qué los intelectuales hoy tan preocupados no protestaron contra ese genocidio? ¿Porque no afectaba a sus familias, pantallas y ciudades?

¿Sugieren un pacto con el narco? ¿Ese es su plan? ¿Cambiar esta guerra “espuria” por otra narcocooltura más chida?

Es frecuente que la intelectualidad nacional pida la legalización. Yo también estoy a favor de ella, pero estoy más a favor de que mientras la droga sea traficada por personas sin escrúpulos —narcos o policías, militares, funcionarios corruptos— seamos radicales: renunciemos al narco-consumo.

Vamos al grano: el consumidor de droga mexicano, junto con el gringo, es el patrocinador directo de todos estos asesinatos.

El consumidor paga sueldo de sicarios y autoridades, subsidia sobornos, picha las armas, financia las células y, claro, redes de prostitución y esclavitud asociadas. Y le vale. Quiere pasársela “bien”. Lavado de manos a la Poncio Pilatos.

Los consumidores comunes son los señores reales del narco. Sus jefes de piso.

El opio es la religión de los intelectuales.

Una vez dije esto en un foro. Casi me linchan.

Si te parece poco “realista” renunciar por ética al consumo, entonces, no te quejes. Comprar droga a criminales inevitablemente genera —en lo privadito o en lo público— destrucción de cuerpos de modo rutinario.

La droga es el meta-capitalismo.

“Esta guerra no es nuestra”, ¿neta?

Y, sí, todos estamos hasta la madre. Hasta la madre de coca, cabrones.

No + sangre = No + droga.

O si usted patrocina la corrupción y al narco, perdón, si usted desea consumir su droguita a gusto, sin que lo saquen de onda constantes noticias desagradables, por favor, pida a sus socios (los narcos) que no la chinguen y se deshagan de los cuerpos de manera más eficiente.

Usted —recuérdeles por el celular— quiere que todo sea como antes, que ya no se peleen tanto, carajo, tan bonita que era nuestra narcocultura.

Heriberto Yépez • hyepez.blogspot.com

http://impreso.milenio.com/node/8944816

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »