Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20 febrero 2011

Antes, en las calles, te encontrabas con alguna moneda perdida. Hoy en día, en la calles corres el riesgo de que te encuentre una bala perdida.

Read Full Post »

De qué hablamos cuando nos referimos al narco, a la violencia organizada e incluso a la violencia generalizada. Hasta hace unos meses hablar del narco, era hablar de la guerra declarada por el gobierno federal en contra de los que se encargan de tráfico de drogas principalmente, era hablar de una guerra sin cuartel entre policías y maleantes del tipo narco, así como, militares, marinos etc., era hablar de violencia entre grupos definidos, una guerra sin sentido desde el punto de vista práctico y emocional. Cuántos de nosotros no hemos perdido a un familiar o un amigo e incluso un conocido. Hasta ese punto las cosas y las guerras entre el narco y militares y los diversos grupos: narco contra narco, narco contra policía, narco contra las fuerzas federales, era digamos vista con desagrado por la mayoría de la sociedad y con alguna muestra de simpatía por los que menos. Pero era eso una lucha sin sentido. Para muchos el problema de los narcos se solucionaba con la legalización del consumo de la marihuana por ejemplo. Desde luego que esta visión no contempla el hecho de que el ser humano es el único que nunca se conforma con lo que tiene y siempre quiere más. Así que nuestra visión de todo lo que pasaba hasta hace unos meses en la sociedad era digamos del todo ajena, si existía una guerra y sus trágicas consecuencias, nos mantenía alerta pero de alguna manera menos estresados. Si bien es cierto que debido a las circunstancias (circunstancias que NO deberían existir), a diario moría gente inocente y en la mayoría de los casos victimas del fuego cruzado, a la gente es decir a nosotros al parecer nos bastaba con estar alertas y evitar los lugares donde se desarrollaba una confrontación armada entre los grupos antes referidos. Hasta ese momento, para muchos la guerra contra el narco, era algo así como un esfuerzo inútil, que tanto el poder legislativo, como el ejecutivo y judicial, tenían claro que se debería hacer, es decir, el presidente tiene capacidad para anular esta lucha, pero el establece esta lucha como parte su política de gobierno, pero tiene apoyo por los diferentes poderes que integran la unión, lo cual nos hace pensar que es una cuestión desgraciada por parte de nuestros dirigentes, a los cuales hemos elegido, el que no se den cuenta aún que están mandando a la muerte a sus electores, miles de ellos y que de seguir así el país se puede levantar en hechos aún más violentos, que terminen en quitarles el poder.

Parece que se confunden términos entre narco y crimen organizado, aunque si uno se basa en conceptos de cada cosa, se puede concluir que es lo mismo.

El pero porque siempre existe, es que a últimas fechas parece que las organizaciones criminales han perdido la brújula o se han vuelto ajenos al proceso de razonamiento. Cualquiera puede argumentar que un criminal no razona y quizá tenga razón, pero dentro de la delincuencia organizada lo primero que debe existir es la capacidad de organizarse, de planear sus “golpes” de hacer las cosas de manera profesional. Decir que se ha perdido la brújula por parte de estos infractores de la ley, es simple. El gobierno le declara la guerra al narco, piensa que lo puede desarticular en un dos por tres y descubre que estos grupos tenían más poder del imaginado, nosotros que elegimos gobernantes y por lo tanto ellos se encargan de administrar nuestros bienes y buscar la mejor forma para que nuestra vida sea confortable, nos vemos de un momento a otro inmersos en un mundo de violencia y parece que nos han atado y no existe ni por asomo una opción que haga viable el abandonar esa lucha. El gobierno somos nosotros, pero no tenemos injerencia para parar algo que no nos beneficia y si paramos el drama de esa lucha a donde vamos a ir a parar. Pero que sucede cuando el crimen organizado, llamase narco y el apellido que se nos ocurra o una banda de delincuentes nos declaran la guerra a la sociedad civil, qué piensan estos agresores de la ley y de la sociedad civil, creen que en realidad nosotros el resto, los que somos más nos vamos a quedar con los brazos cruzados hasta ver morir a nuestros hijos, parejas, hermanos, amigos, padres y toda persona con la que interactuamos a diario. Piensan a caso que nuestra rendición va a comprometer a las fuerzas federales o al gobierno federal a terminar con esta guerra. Tal vez sea así, tal vez un día el gobierno diga que ni una bala más sobre el crimen organiza hoy con el alias de narcos, suena hermoso que el problema termine en ese instante, pero es un sueño al parecer irrealizable. Si nos atacan, nos podemos volver peor que ellos, es demostrable. Pero los efectos de una guerra civil son también devastadores, lo cual nos hace pensar que nadie quiere llegar a eso.

Nos están provocando, nos empiezan a cansar es mentira que ya nos hemos acostumbrado, es mentira que aprendimos a vivir con ellos, es mentira que toleramos sus ataques frontales contra nosotros que somos más, es mentira que el león social esta dormido, dominado, agónico, es mentira que no somos capaces de dar el zarpazo, solo que se tiene  que considerar que si el león despierta, no existirá un solo lugar sobre todo el país que este seguro y el león no desea ver afligida a su manada.

Nos atacan en fiestas, matan a nuestra juventud, nos restringen de alguna manera los horarios para salir a las calles, nos condenan a convivir en casa a comer siempre lo mismo a hartarnos de la carne asada y la cerveza cada fin de semana en un encierro involuntario, nos condicionan salir a las playas o al cine, nos atrapan con sus gritos, con sus guerras sin sentido, nos van tragando como si ellos fueran el pez mayor, el más grande, el más importante, cuando no es así. En una semana un par de explosiones en lugares públicos, así sin más aviso, sin estar en medio de alguna batalla, nada más porque a alguien se le ocurrió lanzar un ataque. Personas que no se merecen el titulo, lanzan granadas en corredores públicos, donde una buena cantidad de personas suele caminar en busca de lo que sea y luego un ataque más en un centro comercial y después qué sigue, tal vez ataquen hospitales, escuelas, y los que se les ocurra, pero ese es el peor error, porque entonces se desatara una cacería de la sociedad contra ellos, un reacción provocada por sus acciones, y me pregunto si en verdad tendrán los recursos para sostener una lucha contra una sociedad enfurecida, supongo que alardean, pero deben tener cuidado: el León ya se empezó a estirar y en cualquier momento da el zarpazo.

Read Full Post »

Pretextos

Hoy en día te encuentras listas de todo tipo, por ejemplo podemos hablar de la lista de los autos más vendidos, pero también de los autos más robados o de los autos más caros o los más baratos, incluso tenemos la lista de los peores autos. Hacemos una lista para todo, al parecer todo tiene que entrar en una clasificación constante. Otra de las características de dichas listas es que las hacemos en número de diez, una enumeración un tanto caprichosa o quizá una enumeración con cierto manejo emocional y que se convierte en un decálogo. Si las cosas que hacemos a diario tuvieran por orden lógico y necesidad emocional, cumplir con una lista, me pregunto, cual de tus actividades sería la número uno y cual la última (suponiendo que solo puedes poner diez), debo aclarar que las básicas no vale, como por ejemplo, despertar, levantarse, desayunar, comer, cenar, acostarse a dormir, etc. Una lista diaria de las cosas que tenemos que hacer y que rompen la rutina, puede convertirse en algo por demás cansado y hasta cierto punto laborioso, imagen empezar diciendo que el primer punto es hacer una lista de actividades, ese primer punto después de un tiempo se volvería rutinario que perdería validez y se tendría que proponer uno nuevo y así sucesivamente, es decir, muchas de esas cosas en la lista tendrían necesidad de ir cambiando porque después de un tiempo ya serían rutina. A mi modo de ver las cosas, es lo que sucede con mucho de lo que hacemos, de alguna manera ya traemos una lista en la cabeza de lo que vamos hacer, que perdemos de vista el forma de lista correspondiente y actuamos de forma automática, es decir hacemos y la vida empieza a caer en una rutina que en determinado momento se vuelve cansada, aburrida e incluso le perdemos el verdadero sentido, si es que existe un sentido verdadero. Después de un tiempo nos decimos que todo lo que hacemos nos aburre y nos inventamos pretextos para hacer de la vida un paraje soportable. Así la necesidad de salir de vacaciones a diferentes lugares es algo que si no se hace nos pone de malas, de cuando en cuando en esas vacaciones buscamos una diversión diferente a la que en general hacemos con nuestra rutina diaria, y se nos ocurre aventarnos de un bongie por ejemplo, subirnos a una montaña rusa o ir a un parque de diversiones, subirnos a un crucero o quizá nos baste con montarnos a una bicicleta o hacer alguna peregrinación para llegar a un santuario determinado. Muchas veces nos vamos a ciudades lejanas que turísticamente no ofrecen nada, pero que nos dan esa sensación de liberta y sobre todo de cambio. Lejos de los aspectos vacacionales o rompe rutinas, se nos ocurren pocas cosas. Leer, por el simple placer de leer puede para muchos ser una aventura inexistente y hasta compleja, pero cuando eres capaz de mezclarte en la historia, emprendes un viaje interminable que muchas veces no quieres terminar. Una lista de libros es casi siempre algo necesario. Pero si se dan cuenta mi lista dejo de ser un aspecto diario y toma tintes de una actividad larga, para muchos dentro de periodos que suelen comprender un año entero y para algunos más esos periodos se multiplican por factores aún no determinados.

Qué es entonces lo que nos condiciona a no poder tener una lista objetiva y consuetudinaria, de nuestras acciones  a seguir.

Existen tantas cosas que hacemos de manera automática, pero que una vez que entendemos su mecanismo (eso en el mejor de los casos), nos aburre. La realidad y quiero suponer que así es, nos pasamos toda una vida haciendo lista o lo que es lo mismo planeando, dentro de nuestros planes vienen los que son a corto, mediano y largo plazo, todos esos planes no necesitan de ser anotados en una lista y tampoco se necesita corroborar su perfecta ejecución, suelen venirse a nuestra mente en un instante e igual suelen perderse, porque el aspecto objetivo casi siempre controla nuestros impulsos y porque el factor tiempo y otyros pretextos nos hacen hacer lo menos posible de lo que deseamos, como quien dice para cada lista de objetivos, existe una lista triplicada en la mayoría de los casos para no realizar  nuestras metas y por cierto casi siempre el culpable de todos esos “fracasos” suele ser llamado el señor Tiempo, supongo que es un necesidad o una necedad de nuestra parte pensar así.

Read Full Post »

Llevo muchos días con mis horarios ajustados, ya sea por una u otra razón, las cosas se salen de mi control. Por supuesto que nada de eso me preocuparía sino con ello no me llevara parte de mi tiempo destino a escribir y leer, sin importar el orden desde luego, días en los que las cosas parecen no tener orden y eso para mí ya es de por si fatal. Despertar todavía cuando es madrugada y regresar a casa cuando ya es de noche, no es algo que me guste, no porque deba tener gusto por esas cosas, sino porque me voy convirtiendo en ausente de mi casa y conforme pasen los días, creo que me volveré un extraño de mi entorno.

Me preguntaron el día de hoy, que es lo que me gusta más, desde luego que no he tenido ninguna duda para responder y he dicho que la literatura y de ella el escribir, la preguntas puesta así está mal formulada, debo agregar que se refería a las cosas que hago a diario por la vida. El trabajo casi a nadie le gusta, uno cuando hace una u otra cosa, se lamenta porque piensa que dejo pasar las mil oportunidades que podrían hacernos mejores personas, o porque la mayor de las veces pensamos que tal o cual profesión es mucho mejor, en el fondo es algo simple, lo que nos sucede es que nada nos deja satisfechos y andamos buscando emociones, pasiones, o todo lo que tenga que ver con la vida y sus momentos de adrenalina, en eso puedo decir que el único trabajo que en verdad me gusta es el de escribir, solo que el problema es tan complejo, pues por ese trabajo no le pagan a uno y supongo que nunca me pagaran por eso, así que todo lo que haga en la vida es como el suplemento para mi verdadera actividad y es entonces cuando les hablo de las cosas que más me gustan, pero nunca del trabajo que uno debe realizar a marchas forzadas, para la mayoría de la gente, yo ni siquiera trabajo.

Los momentos fuera de casa, las horas que tengo que pasar metido en un recinto , aprendiendo algo nuevo, tienen como único objetivo crear para mí una vida más cómoda donde yo pueda hacer todo lo que siempre he querido, si logro eso, habré dado el paso más grande en mis  sueños y tendré todos los espacios posibles para llegar a donde lo deseo, y dejaré de preocuparme por cosas que no tienen sentido. Supongo.

Read Full Post »

El escritor…

La esposa del escritor, por Claudia Corral
A donde lo llevas?, despertaba gritando. Eran noches difíciles . Trate 
de explicarte que tus ausencias ya no eran normales y no me 
escuchaste. Era como si no vivieras en casa.
-Cuanto tiempo me fui?
No lo recuerdo. Los primeros días hice como si nada pasara. Sabiendo 
que quizá no volverías empece a tirar tus cosas de a poco. Recuerdas 
tus libros? Sentía que me vigiliaban, de ahí salió ella. Los odie. 
Uno a uno los deshoje para después quemarlos. No deje ni uno. 
Recuerdas tus cámaras, tus zapatos, tu maquina de afeitar, tu ropa, la 
chaqueta verde? Todo lo queme. Camine todas las banquetas que juntos 
recorrimos pensando en otra idea que no fueras tu tratando de 
quemarte también en mis pensamientos.
 
Todo empezó con esa novela,
No salías de tu habitación. Al prinicipo no cenabas. Dejaste de ir a 
la escuela, decías que pronto terminarías tu novela y necesitabas 
tiempo. Dejaste de comer. Empezaste a tomar café, decías que ella lo 
hacia y que necesitabas experimentarlo a pesar de tus Dolores 
gástricos. Galletas príncipe y café oro; era lo único que comías. 
Hable con tu madre, con Pablo, con el tio elias y nadie le dio 
importancia. Decían que así eras tu, un poco raro y ermitaño. 
Después de un mes de estar así, empezaste a hablar de ella como si la 
vieras, la describías con tanta emoción que me daban celos. No paso 
una semana cuando saliste gritando del cuarto ! No pude hacer mas! ! 
Tenía que morir! . Te desplomaste de bulto. Te jale a la alfombra, 
acomode tu cuello para que respiraras y me senté a tu lado. Pasaron 
varias horas antes de que abrieras los ojos. Te pregunte como estabas 
y tu solo veías sin ver. No coordinabas tus pensamientos, no sabias en 
donde estabas ni siquiera quien eras.
- ayer sentí un fuerte golpe en mi cabeza. Abrí los ojos y me di 
cuenta que choque con una pared. No reconocí el lugar. No sabia donde 
estaba. Pregunte por ti y dijeron que llegarias a las 3 como todos los 
días. -
Sabia que volverías. Según tus cuentas te faltan aun 10 años por 
vivir. Algún reloj de vida escondido en tu cerebro te lo recordó.

Read Full Post »

Mejor, imposible

Algunas veces le doy mil vueltas a mis ideas antes de atrapar una y luego de atraparla darle una vuelta más y convertirla en una pequeña reflexión, sin embargo el día de hoy dar esas vueltas no es algo que este a la mano, ni siquiera es algo que pueda tener claro, sin embargo mi necesidad y en ocasiones mi necedad por hacerlo me mantiene en un estado continuo de alerta, aunque no se si se le pueda llamar estadio de alerta al hecho de escribir, más bien debería ser llamado estado de creatividad. En las últimas horas han ocurrida más desgracias que cosas agradables, por ejemplo, ayer para muchos el pretexto era celebrar con bombones, paletas, chocolates y alguno que otro oso de peluche, lo grave de celebrar es que muchas veces nos pasamos comprando una serie de regalos que suelen ser efímeros, como por ejemplo el arreglo de flores y de paso nos gestamos una deuda que no suele ser tan efímera como el regalo, pensamos en función del consumismo, pensamos en la necesidad que tenemos de regalar y de que nos regalen algo, es decir, estamos traficando con el afecto y esa debe ser una cuestión por demás complicada. Lo importante es que ya no vemos una verdadera necesidad en la mayoría de nuestros actos, sino que tenemos unas ganas inmensas porque todo aquello que vamos consumiendo adquiera el carácter de imperativo y entonces el quiero es algo que nos gusta repetir constantemente. Lo peor de estos casos es que si las cosas no salen como nosotros queremos, nos sentimos deprimidos, abatidos, solos, y con ganas de no querer hacer nada por el resto de nuestras vidas, supongo que todo eso es porque no nos sabemos querer.

Un enamorado le pide al amigo de su novia que le lleve su regalo, mientras el novio y la novia van a cenar. Cuanto este par de enamorados regresan a la casa de ella, se encuentran con la presencia del amigo de ella, que dicho sea de paso le ha llevado el regalo que el novio de ella le ha encargado. El novio arma una gran escena de celos y se va a su casa, horas más tarde regresa y explica su broma, de la cual han participado tanto el amigo de la novia como la madre de ella y sus hermanos. Más tarde el amigo de la novia que horas antes le había llevado el regalo por encargo del novio de ella, va hasta la casa de ella y le lleva un regalo, le invita a cenar y el novio que antes había montado una escena de celos ni se entera. Dicho así suena un tanto aburrido, las historias de coitos interruptus abundan y esas historias que no pasan a la acción son un tanto cansadas. Quizá si dentro esta historia la novia del tipo que le encargo al amigo de ella que le llevara el regalo que él le quería hacer, por supuesto a su novia. Tiene un romance con ella, es decir el amigo de ella, pudiera tomar un tinte, ya sea romántico o dramático, pero por suerte mala o buena que eso no lo sé, no sucede. La historia se corta abruptamente, con un par de cena o una cena y una comida, con regalos dobles, uno con un arreglo de flores y el otro también, uno con un muñeco de peluche y el otro también, uno con los besos más ardientes y el otro qué.

Un tipo recibe un regalo, el cual venía con la siguiente nota: Con todo mi amor, de tu gordita, el tipo tiene un grave problema porque tiene un par de novias(supongo que así es como se les debe llamar) a las que llama gorditas, así que se espera durante toda la tarde para ver si recibe una llamada y se calara el asunto, pero nadie le llama y él no sabe a quién tiene que agradecer (se supone que los regalos no se agradecen, sino que disfrutan).

Ayer mientras la gente festejaba, en una de las calles céntricas y nombrada quizá de manera inteligente como la peatonal, se tuvo noticias de una explosión, el sentimiento popular, así como el imaginario colectivo, nos ha hecho creer que se trataba de una bomba, otros más nos dicen que fueron un par de granadas, lo que supone no una sino dos explosiones, por supuesto que los números en estos caso son siempre exagerados, así que mientras unos dicen seis, otros dicen diez heridos, la realidad es que si hubo heridos y fue un acto atroz, porque las calles siempre están ocupadas por los caminantes que van en busca de sus sueños y porque no es justo que nos estemos matando por algo que tal vez ni vale la pena, sin embargo a la solución de todos estos problemas, basta con decir, se trata de una acción  más del crimen organizado, vaya uno a saber de qué se trata, pero mientras tanto seguimos inmersos en el miedo.

Read Full Post »

Existen días en los que no pensar nada es muy cómodo, pero vivir sin pensar en nada es imposible. ¿Qué nos espera en el día a día que aún está por venir, la existencia de un héroe es válida en nuestra vida rutinaria y colectiva?, la existencia de lo que por mucho tiempo, nos dio por llamar héroes verdaderos es más válida de lo que los otros, de los que viven cruzando el río, han llamado héroes verdaderos, o quizá todo es parte de nuestra necesidad de inventar algo, para tener que contar. Contar parece en un principio lago fácil. Cuántos de nosotros ante el asombro de haber construido versos fáciles, pensamos que podemos agarrar una pluma y llamarnos escritores, cuántos de nosotros pagamos precios inadmisibles, que en otras circunstancias de nuestra vidas simplemente sería imposible y todo lo hacemos por ver que nuestro trabajo es al fin alojado en una paginas que seguramente van a terminar destruidas por el tiempo o el abandono. ¿Cuánto dura en realidad la inmortalidad?, quien puede hablar de la medida de eterno, quien puede decirnos de manera precisa si existe algo más allá de esta vida diaria.

Podemos construir, contar, dejar una constancia de nuestros pasos, generando historias, tal vez nos lean en dos o tres generaciones más, quizá para algunos la estética de lo que hacemos sea tan rescatable que un día nos comparen con un gran escritor e incluso se diga que con nosotros se ha hecho historia, pero la pregunta sigue siendo la misma, hasta donde llegará la edad de la humanidad, hasta donde nuestro avance nos va a permitir existir y cuantas cosas de las que hoy hemos hecho van a permanecer. Lo cierto es que todo cambia y nuestros valores no van a ser por siempre funcionales, así como nuestros pensamientos no serán eternos. Sin duda alguna con esta serie de pensamientos puede parecer que no llegamos a ningún lado, pero que es un escritor si se olvida de pensar un día y luego otro y otro hasta no volverlo hacer nunca más, un escritor sin pensamientos es alguien despojado de su identidad, de su cualidad para generar, pues en su mente es donde surgen casi todos los eventos que después nos va narrando y estoy seguro que como la mente de un creador no existe nada parecido y se habla de esa persona en todo el mundo, no solo por lo que hace, sino por como lo hace. Un día uno sueña que no hacer nada es sano, otro día uno sueña que no pensar es ideal, otro día uno sueña con acostarse a dormir y olvidarse del mundo y sus cosas, otro día uno sueña que basta con morir para que todo se acumule en el olvido, otro día uno piensa, sueña, crea, inventa y descubre una serie de circunstancias que nos hacen mejores y siempre existe alguien para escribir acerca de ellas. Lo mejor que me puede pasar es coronar este intento por ser escritor, este intento constante por convertirme en lo que deseo, lo mejor es decir: puedo contarte una gran historia o por lo menos una historia, sin necesidad de que te digan que tan malo o bueno eres, sin necesidad que te digan que tu escritura se parece a la de alguien, sin necesidad de que te critiquen y te juzguen porque lo que ahora hiciste parece tener cierto tinte que lleva o no por algún lugar.

Los domingos es cuando pienso que lo puedo hacer todo, pero es el día en que me subo al auto y recorremos grandes o medianas distancias y todo el tiempo vamos pensando que podemos llegar a la frontera inmediata. Todo el tiempo vamos pensando en nuestros héroes y creemos que al final del camino siempre existe un tesoro y que vamos por el, los domingos al parecer no pienso, me dejo llevar por las emociones y siento tantas cosas que me olvido de la tarea o la necesidad por describirlo. Escribir es en mí una tarea diaria, aunque en ocasiones pienso que no me viene mal hacer otras cosas.

Read Full Post »

¿Qué nos mueve exactamente, cuando nos interesa ver el lado oscuro de las personas?, ¿De qué hablamos cuando decimos, asesinos seriales?, ¿A dónde vamos con precisión, al echar una mirada por lo que fue la vida de quienes le arrebataron a otros la suya?

Unos cuantos pesos bastan para entrar al museo de la Policía, ubicado en Victoria 82, esquina con Revillagigedo, Centro Histórico de la ciudad de México, y así llegas a un pequeño espacio donde se encuentra la exposición: Asesinos Seriales. Es cierto que los diferentes programas de televisión han puesto de moda al asesino serial, es cierto que cientos de historias se fundamentan en esa parte oscura del hombre, es cierto que para muchos, el tema es algo que dominan con gran facilidad. El museo como dije antes ofrece un espacio poco amplio, un sistema de audio personalizado que nos va guiando por ese mundo tan especial y que a casi todos nos causa un gran interés. Pero que tiene de extraordinario la exposición para que muchos nos interesemos en ella y no solo eso, sino que nos internemos durante un recorrido que suele convertirse en cansado, tanto por la cantidad de gente y por lo largo que se torna la explicación en apenas unos cuantos metros.

Jack el Destripador, John Wayne Gracy El payaso asesino, Charles Mason, Albert Howard Fish, Ed Gein y el célebre Jeffrey Dahmer, el Descuartizador de Milwaukee, comparten la misma habitación, un lugar donde la iluminación nos ayuda con ese toque de suspenso y en ocasiones de terror, pero la exposición no solo se centra en estos asesinos, sino que cuenta con la incursión de asesinos seriales mexicanos, tales como Juana Barraza, La Mata Viejitas. Otras de las virtudes de la explicación sonora y personalizada es que nos van explicando algunas de las técnicas de operación de estos criminales, como también otras llevadas a cabo en la investigación de los asesinatos.

El asesino serial es un referente de nuestro tiempo, no incursiona en el mundo en una época determinada, existe desde siempre, aunque si posee un mundo relativamente joven en el campo de la investigación, investigaciones, que determinan los múltiples factores que llevan al hombre a conducirse por el lado oscuro. Quizá el nacimiento de la disciplina que lo estudia, queda por fin bien definida, con los trabajos del padre de la criminología, César Lombroso.

Si tienen una oportunidad no está por demás darse una vuelta por el lugar, aunque como ya lo he dicho antes, se corre el riesgo de tener que hacer largas colas para poder ingresar y ya dentro se corre el riesgo de sentirse atrapado por lo pequeño del lugar. Quizá valga la pena agregar, que ese museo, fue en el pasado un hospital, y fue precisamente a ese lugar donde fue llevado el cuerpo de León Trostky, tras su asesinato en su casa de Coyoacán.

La interrogante de qué es lo que nos mueve a buscar en el lado oscuro del comportamiento del hombre, no será resuelta sin lugar a dudas, lo cierto es que nos puede alimentar el interés y llevarnos a buscar más información acerca de estos personajes y su particular mundo, y lo cierto es que nos podemos llevar muchas sorpresas al descubrir que el tema central tanto de películas como libros, tienen que ver con esas historias. Lo que nos lleva quizá a intentar descubrir que existe con ese lado oscuro del hombre es el placer por enterarnos de todo, ese placer asociado con el voyeurismo, después de todo, quien puede arrojar la piedra diciendo que no le interesa dicha práctica.

Read Full Post »

Por momentos olvido que vivo en un ciudad al borde del terror, olvido que las balaceras, las muertes por violencia, la crueldad, sobre todo la crueldad están a la orden del día. Hace unos días discutía con unos amigos acerca del movimiento de las “fuerzas del mal” y de su avance irremediable a cada una de las ciudades más importantes del país, hace unos días yo quería pensar que ese avance no podría alcanzar a ciudades del centro del país, cuando hablo del centro, me refiero al D. F. o incluso al estado de México, pues otras ciudades como Cuernavaca ya fueron “invadidas”, pensar que esas ciudades, no serán invadidas por las fuerzas del mal o del narco, es como una esperanza quizá sin fundamento, pero después de todo una esperanza. Muchas veces pienso que si en algún momento las cosas acá se ponen incontrolables, basta con tomar mis cosas más queridas, las que uno suele llamar personales y tomar camino de regreso a mi ciudad preferida, otras veces pienso que si la violencia se traslada por todos los caminos del país, llegará el momento en que no se tenga más opciones que tomar la justicia en nuestras manos y empezar a defendernos o prepararnos para algo aún peor y que sería una invasión de los gabachos. Si esas cosas pasan: ¿adónde vamos a ir a parar?, al infierno, al purgatorio, o nuestra muerte será el evidente signo de que no existía un lugar para cada uno de nosotros, de los que deseamos vivir en paz, sino en paz, al menos  con cierta tranquilidad. Cuántos de nosotros nos convertirnos en personajes de una novela, de una película o narraremos el dolor de perder a un ser querido, cuántos de nosotros contaremos historias de desaparecidos. Contar desaparecidos es quizá como contar el número de gente que ya posee un arma en su casa, no será acaso que esta rebelión se este ya fermentando y no nos queremos dar cuenta o es que en verdad somos un pueblo sumido en la apatía. No creo que haga falta una lucha armada, ni siquiera una lucha sin armas, quizá nos hace falta querernos y respetar más nuestra vida, nuestra identidad, respetarnos entre todos, respetar a nuestros vecinos.

Read Full Post »

Dolor local

Existen días en que nada te calienta, para mí hoy fue uno de esos días. Durante la mayor parte de la mañana me la pase pensando en la muerte y en otros demonios, no tengo idea del porque he pensado en los demonios, en cuanto a la muerte es algo muy sencillo, es parte de nuestra cultura diaria, es parte de nuestro imaginario, es parte de nuestros sueños. a mucha gente le llena de alegría que el presidente de Egipto, renunciara el día de hoy al poder, como seguramente a muchos les dará gusto el día que el presidente de Venezuela lo haga, en mi caso no se aún describir muy bien si es que sentí algo y lo sentí que fue. Los problemas locales son tantos que a veces pienso que soy un egoísta al cual solo le preocupan las cosas que suceden en su entorno país, y eso no debe ser correcto, pero es.

La pregunta si el señor presidente es borracho sigue en el aire y quizá seguirá por mucho tiempo más. No entiendo del todo la gravedad, del caso, es decir, no puedes dejar que alguien conduzca los destinos de una nación si está verdaderamente bajo los efectos del alcohol, pero al decir esto me asaltan otras tantas dudas, por ejemplo, cuantos profesionistas realizan su trabajo, estando bajo los efectos del vino. Se imaginan a un médico cirujano y en pleno ejercicio de su profesión y que se encuentre borracho, un padre ejerciendo sus funciones y estar borracho o el artista preferido bajo esos mismos efectos, en fin, que si uno se pone a pensar se tiene tela para cortar y en honor a la verdad ese corte nunca terminaría. Tenemos tantos problemas que no podemos creer que una confesión de este tipo puede hacernos diferentes y la verdad es que sin importar la gravedad así como la responsabilidad que pueda existir en un caso de esta índole, la dirección de un país siempre es un reto de grandes compromisos, que si uno se desvía una milésima, el sistema se puede venir abajo.

Hoy es quizá un día complejo donde el tema de la muerte, y el frío se apoderaron de mí, ayer de haber escrito sobre lo mismo, seguro que exigiría una respuesta aunque nadie me la diera, pero hoy tan solo deseo descansar.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »